viernes, febrero 3, 2023

Marian Álvarez: «Creo que hay mucho prejuicio con la salud mental»

No te pierdas...

«Enseguida ponemos la etiqueta de ‘loco’, y eso no es real. Hay que deshacer esos prejuicios, por el bien común y porque nadie está a salvo de no caer en algún tipo de trastorno mental, por lo que sea, por una muerte, una preocupación, estrés, ahora la pandemia, etc.», cuenta, al tiempo que añade que las redes sociales son «un peligro» para estos tipos de enfermedades, ya que «aumenta esa espiral de irrealidad».

Opinión que comparte su compañero de reparto, Pol Monen -Jorge en la película- quien afirma que «las redes sociales trastocan en mayor medida a la gente más joven». «Es cierto que nos puede pasar a todos, pero los chicos que tienen en torno a 15 años y que su vida gira a través de las redes sociales es más problemático de lo que a priori puede parecer, y creo que es bueno echar un ojo a esto. Hay que tratar el tema con cuidado», agrega.

«Ego» está ambientada durante el confinamiento provocado por la crisis del COVID-19 y cuenta la historia de Paloma (María Pedraza), una joven de 19 años, solitaria e introvertida, que vive sola con su madre, Mariajo (Álvarez) en Madrid. Mientras espera la resolución de las fechas de Selectividad, la joven se crea una cuenta en una página de citas con personas de su mismo sexo para buscar algo de diversión.

Allí Paloma conoce a unas cuantas chicas, pero empieza a perder la cabeza cuando una doble exactamente igual a ella aparece en esta web de contactos con claras intenciones de suplantarla. A partir de ese momento, su único objetivo será encontrar a la mujer que quiere robar su identidad.

Ayudada por su mejor amigo Jorge (Monen), intentará contactar con la chica con el objetivo de desenmascarar a la persona suplantadora, sin saber que este contacto desenterrará muchas heridas de su pasado.

Con guion de Jorge Navarro y del propio director, Cortés-Cavanillas explica que la idea de la película surgió en el confinamiento. «Jorge y yo teníamos la idea de hacer un thriller psicológico y claustrofóbico que estuviera ambientado en el momento que estábamos viviendo del confinamiento; y además queríamos crear un conflicto, porque todo el mundo no lo estaba viviendo de la misma manera», explica.

«Las personas que tenían una enfermedad mental y estuvieron confinadas, cómo se liberaban, cómo resuelves los conflictos familiares. Y eso es lo que queríamos plasmar con la película», añade.

Asimismo, apunta que rodaron en un momento muy complejo, en junio de 2020, durante la pandemia, y eso marcó «profundamente» la forma de construir la historia, «dándole un carácter único y diferente a este trabajo».

Pedraza reconoce que interpretar dos papeles de ella misma con personalidades muy diferentes no fue nada sencillo, estuvo preparándoselos durante semanas antes de comenzar a rodar y con la ayuda de su terapeuta. «El personaje de Olga me atrapó enseguida, un personaje con tanta seguridad y con tanto peso. Fue divertido trabajarla», incide.

La cinta, producida por La Caña Brothers y distribuida por Begin Again Films, ganó el Premio a Mejor Largometraje, Premio a Mejor Guion y Premio a Mejor Actriz para María Pedraza en el Festival de Cine de Terror de Brooklyn el pasado mes de octubre. EFE

 

Silvia García Herráez

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -