martes, noviembre 29, 2022

Los violadores españoles pueden ser canonizados

¿Será para potenciar la 'marca España'? Empiezo a creer que sí, porque de lo contrario una no entiende cómo alguien que ha sido condenado a 514 años de prisión por 35 delitos de detención ilegal con agresión sexual, y que ha confesado haber abusado al menos de 140 chicas, y que incluso alardea de que las elegía entre las de 17 y 22 años, puede ser entrevistado en la llamada 'televisión de todos' como si fuera un héroe nacional. 

Arlindo Luis Carvalho Cordero, conocido como 'el violador de Pirámides' y que ya está en la calle, después de ser liberado tras pasar 20 años en la cárcel, ha parecido en los últimos días un cantante o escritor patrio en plena campaña promocional de su disco o libro, respectivamente. Menos por pagarle (no pondría ninguna de mis alas sobre el fuego a que ha sido así), parece que hasta se han pegado por sacarle en pantalla. 

TVE también cedió al supuesto interés informativo de verle en la calle y vendió hasta como 'gran exclusiva' la entrevista que llevó a cabo en La Mañana, en la que apenas había información de contexto y en la que los supuestos expertos (uno de ellos, encima, mujer) que acompañaban a María Casado en la mesa acabaron prácticamente haciéndole la ola al entrevistado.

Por mucho que éste reafirmara en su mensaje su supuesto arrepentimiento, ¿no les parece indignante que una psicóloga, en el mismo programa (otra mujer), asegurara tras oírle que «me lo creo… es un buen signo, porque muestra su cara”?. Ah, bueno, si el nivel de credibilidad se mide ahora por su cara, una se queda más tranquila. Mientras me mire bien, que me viole cualquiera y donde quiera.

Claro que, por supuesto, en la citada entrevista no se hizo ninguna referencia a las violaciones confesadas de esas 140 mujeres, ni al contenido de su sentencia que marca su perfil, ni empatía ni referencia alguna con las víctimas. Por el contrario, sí se hizo de sus propios hijos o de su madre. Pobrecitos, con lo que habrían sufrido ellos. 

¿Dónde estaba esa obligatoriedad para los medios de comunicación públicos de rechazar la violencia de género, como marcan las leyes contra la misma que se instauraron en 2004? ¿Realmente puede servir para algo ese supuesto pacto de Estado contra la violencia de género que está a punto de ver la luz en el Congreso de Diputados si RTVE, por ejemplo, no se compromete con firmeza a apostar por la 'tolerancia cero' contra la misma?

Sin duda que las entrevistas que han tenido como protagonista estos días al 'violador de Pirámides', nada de llamarle Arlindo, Carvalho o Cordero (menudo 'corderito' estaba hecho él), por mucha reinserción que haya que fomentar, han sido mucho más vergonzosas que la que Pablo Motos llevó a cabo con Isabel Pantoja. Por cierto, otra expresidiaria, por mucho que el presentador de El Hormiguero 'pasara', por imposición o por lo que fuera, de mencionar la palabra 'cárcel' o cualquiera de sus acepciones, y de comentar el por qué había acabado en la misma. 

A este paso, el uno o la otra (los dos expresidiarios), van a terminar canonizados. Y el hombre que inventó lo de la 'reinserción' subido a los altares directamente. Sólo piensen, por si todavía no lo han hecho, qué pensarían ustedes si fueran familia directa de alguna de esas 140 chicas. Ahí lo dejo.

La mosca

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias