viernes, diciembre 2, 2022

Seis rostros de la semana …Y no, el confuso Artur Mas no sale en la foto

He seleccionado hoy seis rostros que me parecen significativos para resumir lo que está ocurriendo en este país nuestro. Y no, no he seleccionado, lo siento, a Artur Mas, que este jueves nos comunicará, si tiene a bien, sus planes políticos para el futuro inminente ( o no tan inminente, quién sabe). Pero, claro, a este paso, Mas tendría que ser el protagonista de todas las 'caras de la semana' que, cada siete días, me propongo escribir. Y, cada siete días, tendría que incidir en la 'confusión' en la que el president de la Generalitat nos sume: pues ¿no ha dicho el personaje que 2014 ha sido un gran año para Cataluña? Habrá olvidado que el pasado fue el año del 'gran protagonismo' (vamos a llamarlo así) de Jordi Pujol… Así que, por esta vez, he decidido diversificar y buscar otros rostros menos… ¿confusos?

Jorge Fernández Díaz: el primer acuerdo… o no

Estaba muy ufano el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, 'vendiendo' el acuerdo al que el Gobierno ha llegado con el PSOE respecto a las futuras medidas para combatir el terrorismo yihadista. Bienvenido sea un acuerdo de Estado -se supone que ampliable a los restantes grupos parlamentarios, claro- sobre tema tan importante. Pero ahora falta por conocer en qué consisten estos acuerdos, que no se especificaron. O sea, que se ha acordado acordar, pero nadie se ha acordado de decir qué es lo que se acuerda. O puede que aún no lo sepan. Desde luego, seguro que no habrá consenso acerca de la 'ley mordaza' que pretende permitir las escuchas telefónicas casi a gusto del Ministerio, y perdón por la (aparente) simplificación.

Santi Potros: ¿galopada?

El ex cabecilla de ETA Santiago Arróspide, alias Santi Potros, un asesino en serie responsable de ordenar, entre otros, el atentado de Hipercor (21 muertos), tendrá que volver a prisión para cumplir los diez años de condena que la Audiencia Nacional le restó indebidamente el pasado mes de diciembre, cuando fue liberado, según una decisión del Supremo, 'enmendando la plana' a la Audiencia. El problema ahora puede estar en encontrar a Potros, que puede que haya iniciado ya la galopada hacia otros predios, donde el largo brazo de la justicia no pueda alcanzarle.

Angeles Pedraza: una china en el zapato de Rajoy

La presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo se ha convertido en una china en el zapato de Rajoy y, en general del Gobierno. Ha convocado una manifestación en Madrid, para protestar contra la 'desatención' en la que el Gobierno mantiene a las víctimas, precisamente el día en el que el presidente interviene en la convención que el Partido Popular ha convocado a bombo y platillo casi como comienzo de su (pre)campaña electoral, con posible lanzamiento de candidatos/as a las elecciones municipales y autonómicas. Acabaron los viejos buenos tiempos en las que la AVT era la mejor aliada del PP contra el Gobierno… de Zapatero, naturalmente.

Antonis Samaras: el buen anfitrión

El líder de los conservadores griegos ve cada día más lejana su victoria en las elecciones griegas del próximo día 25. Por eso, dicen que le pidió a Mariano Rajoy, su correligionario en España, que acudiese a apoyarle a Atenas. Parece que el ruego se produjo cuando ambos iban del brazo en la manifestación contra el terrorismo yihadista en París (en el otro brazo, Rajoy tenía al 'premier' británico David Cameron, con quien dicen que no pudo hablar mucho). Un gesto generoso el de Rajoy al acudir a Grecia en socorro de Samaras; pero, a la vez, un gesto lógico y normal entre los políticos europeos. Al fin y al cabo, dentro de unos días irá a la capital helena Pablo Iglesias para intervenir en un mitin de su correligionario Alexis Tsipras, el líder de esa Syriza a la que las estructuras europeas tanto parecen temer, quizá con fundamento.

Toxo: «yo me quedo»

Bastante irritado parecía estar don Ignacio Fernández Toxo, secretario general de Comisiones Obreras, al inicio de un concurrido desayuno del Foro Nueva Economía en el Casino de Madrid que le tuvo como protagonista. Empezó anunciando «una primicia»: «No me voy de Comisiones Obreras», dijo, blandiendo una fotocopia de la portada de 'El Confidencial Digital' en la que se decía lo contrario. Al margen de eso, y de pronunciar una larga conferencia sobre los temas que se suponen, Toxo lanzó un alegato contra el emprendimiento, tan de moda y en boga: «me parece una vía de devaluación del empleo. Ojo con el éxito del emprendimiento para el futuro de la seguridad social», advirtió. Ahí queda ese aviso para navegantes, digo para emprendedores.

Jesús Montero: ¿Somos o no somos?

Y ahora que hablamos de Toxo: el secretario general de Comisiones Obreras saludó la presencia en la sala de Jesús Montero, el nuevo secretario general de Podemos-Madrid, que trabaja en el gabinete del rector de la Complutense, José Carrillo (quien también andaba en el desayuno). Aseguró Toxo que Montero le había negado que, al menos en Madrid, Podemos piense en crear el sindicato 'Somos'. Y desdeñó que los restantes sindicatos, aparte de CC.OO y UGT, tengan una representatividad significativa. Montero se marchó antes de que concluyese el acto, por lo que fue imposible contrastar su opinión acerca de si Somos o no Somos.

Fernando Jáuregui

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias