jueves, diciembre 8, 2022

Un nuevo PSOE

Pedro Sánchez fue proclamado Secretario General del PSOE, de un “Nuevo PSOE”, en olor de multitud socialista, ilusionada y satisfecha, que abarrotaba el congreso extraordinario. Sánchez ganó la consulta previa con un 49%. En este congreso, cuyos delegados fueron elegidos el mismo día de la consulta, los nuevos órganos del partido fueron aprobados con registros superiores al 86%. Gran respaldo, pues, al nuevo Secretario General.

Susana Díaz no figura en la nueva ejecutiva de Ferraz aunque está bien representada. Se mantiene centrada en Andalucía. Puede ser una futura baza nacional sin perjuicio de que desde Sevilla es ya un importantísimo referente socialista. ¡Hay de quien se extravíe y abandone el sendero!  Alfredo Pérez Rubalcaba se despidió reivindicando una mayor apertura interna y exterior del PSOE y un federalismo para superar la problemática territorial española. Ni los tiempos ni el electorado le han acompañado, pero su labor fue reconocida por todos. 

Pedro Sánchez tomó la alternativa con dos discursos, demostrando soltura, liderazgo y frescura

Pedro Sánchez tomó la alternativa con dos discursos, demostrando soltura, liderazgo y frescura. Inicia, seguro de sí mismo, una andadura difícil ofertando un PSOE renovado y transformado que rendirá cuentas (políticas y monetarias) anualmente a sus afiliados, y a la sociedad, al tiempo que promete volver a una España social y más justa en la distribución de las cargas. Ahora empieza lo difícil. Dirigirá un partido de mejor funcionamiento democrático, pero tanto la interpretación de las partituras socialistas como el impulso para componerlas le corresponde: es ahora el jefe y máximo exponente de la política de su formación. Su ejecutiva federal parece equilibrada. Ha incorporado a partidarios de Madina, pero éste, a pesar de haber prometido no dar la lata, como buen perdedor, no hizo más que darla, como mal perdedor. Una pena. Legítimamente apostó y legítimamente perdió. Ahora su partido necesita unidad. Con Carme Chacón en la ejecutiva las primarias se han evaporado. ¿Quién va a disputar a Sánchez su liderazgo para aspirar a la Moncloa? Nadie con calidad y posibilidades. Es previsible su retraso y que cuando se convoquen ocurra que nadie se presente contra Sánchez o, al menos, nadie de entidad.

En la cuestión catalana, Sánchez reafirma el credo federalista de su partido y la necesidad de reformar la Constitución. A Rajoy también le dijo que no aceptaría la pretensión de que sea Alcalde el de la lista más votada. Su entrevista sirvió para otear posibles acuerdos y marcar líneas rojas al tiempo que permitió iniciar una imprescindible relación personal. Fue bien recibido pero no se dejó avasallar. En su rueda de prensa tras la entrevista dio claramente la impresión de haber tratado de tú a tú al Presidente del Gobierno trasladándole, asimismo, la necesidad de medidas sociales, de solidaridad  y de relanzamiento de la economía. Las diferencias entre el PP y el PSOE son claras y deben constar.

Los plazos de Sánchez son cortos. En apenas ocho meses empieza la serie de elecciones municipales, autonómicas y generales. Aunque la microeconomía no mejora suficientemente, sí lo hace la macroeconomía y Rajoy intentará capitalizarlo. Sánchez enumera muchas medidas socioeconómicas y fiscales oportunas para recuperar la economía y mejorar la solidaridad de la sociedad española. Ciertas solo se podrán hacer, para ser eficaces y no contraproducentes, en concierto y con la bendición de la UE con al frente de la Comisión, a partir de noviembre, a su nuevo Presidente, el socialcristiano Juncker, vencedor, con su partido popular, de las elecciones europeas y dispuesto a cumplir su necesario pacto de gobierno con los socialistas y liberales europeos que le han votado para relanzar la economía, seguir democratizando la Unión Europea y afirmarla más en política internacional.

El socialismo es internacionalista y en estos tiempos eso se traduce en nuestro continente por un paneuropeísmo que se refleja ahora en la Unión Europea

El socialismo es internacionalista y en estos tiempos eso se traduce en nuestro continente por un paneuropeísmo que se refleja ahora en la Unión Europea. El gran socialista, e internacionalista, francés Jean Jaurés, asesinado hace ahora cien años, ya comprendió este paneuropeísmo al oponerse al desencadenamiento de la primera guerra mundial que asoló Europa, lo que le costó la vida. Podemos, como buen carroñero, se alimenta sobretodo de aquello que un partido responsable y de gobierno como el PSOE no puede ofertar e IU se aprovecha de ello. Difícil panorama para victorias socialistas, pero Sánchez tiene los ánimos, la fuerza y el magnetismo de los ganadores.  

Merece, consecuentemente, un voto de confianza. Está en condiciones de hacer del PSOE de nuevo un partido ilusionante, con respuestas sensatas y realistas en defensa de las clases medias y trabajadoras. Centro izquierda. Socialdemocracia. Da la impresión de aprender rápido y la experiencia se le irá acumulando. Incluso el León más León de la selva acaba sabiendo más por viejo que por sabio y suele ser bueno reconsiderar al oír el retumbar mayoritario de los tambores de la jungla cuando el cazador no atina. Ya se sabe, la juventud es lo único que se cura con el tiempo.

 

Carlos Miranda

Embajador de España

Carlos Miranda

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias