miércoles, noviembre 30, 2022

La educación de Wert

Hay tal grado de conmoción por el caso Bárcenas que estamos relegando a un segundo lugar asuntos que tienen una trascendencia directa en nuestras vidas cotidianas. Por ejemplo, la educación.

El ministro Wert ha sacado adelante su reforma educativa y los partidos de oposición ya le han avisado que en cuanto puedan, es decir, cuando el PSOE vuelva a gobernar, la ley será derogada de inmediato. Aún así al ministro Wert no le ha asaltado ninguna duda de que pudiera estar equivocado. Wert ha permanecido inasequible a las críticas y no le ha temblado el pulso al apostar por un modelo de educación que lo que viene a consagrar es la desigualdad de oportunidades.

Con la reforma Wert en nuestro país habrá dos clases de estudiantes, los que tengan medios económicos y los que si no lo tienen tengan que esforzarse para acceder a una beca.

Si un chico a los catorce o quince años flojea en los estudios, por la causa que sea, se le invitará a emprender la vía de la formación profesional. Pero si ese chico tiene medios económicos da lo mismo que flojee o no, sus padres siempre podrán pagar un colegio privado.

La ley Wert es una ley elitista y por tanto excluyente con lo cual es una ley injusta. Tiene algún aspecto positivo pero que pasa inadvertido ante lo fundamental que no es otra cosa que esa ventaja que de ahora en adelante van a tener los chicos que tengan una buena situación socioeconómica.

La ley Wert es una ley elitista y por tanto excluyente con lo cual es una ley injusta

Verán, en mi opinión es un disparate que asuntos como la educación, la sanidad, o el sistema de pensiones, no se consensúen de la primera a la última letra. Porque lo que no es de recibo es que dependiendo del color político de los gobiernos nuestros hijos tengan distintos modelos educativos. Por poner un ejemplo fácil, si gobierna la izquierda nuestros hijos estudiarán educación para la ciudadanía y si gana la derecha, la religión tendrá la misma importancia que las Matemáticas. Pero ni siquiera esto es lo más importante, lo que de verdad es un despropósito es que con la ley Wert vaya a haber un buen número de adolescentes y universitarios que se van a ver fuera del sistema educativo salvo, insisto, que tengan dinero o estén en la excelencia.

Que José Ignacio Wert no pensaba apearse de su concepción elitista y doctrinaria de la educación va a suponer un daño irremediable para unos cuantos miles de chicos y para sus familias. Jóvenes que se van a jugar el resto de su vida por el empecinamiento de un político cuya soberbia le ha impedido escuchar y tener en cuenta las opiniones de los demás.

El PP está tomando decisiones que serán desechadas cuando el PSOE vuelva a gobernar, y me parece a mi que es una irresponsabilidad no consensuar leyes, como ésta de la educación. No diré que las leyes socialistas referentes a la educación fueron ninguna panacea. Por eso me parece que los dos grandes partidos no pueden seguir imponiendo modelos contrapuestos sino que su obligación es consensuar un modelo educativo justo, equilibrado, eficaz, que pueda durar en el tiempo.

Sí, el foco continúa en el caso Bárcenas, pero la vida continúa.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Julia Navarro

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias