miércoles, diciembre 7, 2022

Cuando llego al Bernabéu

Así comienza un cántico de la afición madridista que se puede escuchar en partidos como el de ayer. Los partidos de Champions League no tienen nada que ver con los demás que se viven en el coliseo madridista. Para empezar el ambiente en los aledaños, no se pueden comparar con los partidos de Liga, algo que el sábado contra el Levante sin ir más lejos lo podremos comprobar. Y tampoco es comparable, al menos esta temporada, con la actitud de los jugadores. Cuando suena el himno de la Champions parece que Cristiano y compañía se transforman en otros jugadores diferentes, y eso es lo que está marcando la diferencia este año entre Liga y Champions, la actitud.

El ambiente en los aledaños no se pueden comparar con los partidos de Liga

Sin embargo, tengo un reproche de lo que sucedió anoche, y el reproche es al club. No puede ser que ver al Real Madrid sea tan caro, porque luego sucede que entras al estadio y ves aficionados del equipo rival por doquier. Tantos había, que mi amigo Carlos al ver mi cara, me dijo: “No te preocupes Isra, más eran en Lepanto y mira cómo acabaron”. Si el Santiago Bernabéu ya es un estadio frío, donde sólo unos pocos tienen la osadía de pasarse el partido entero animando, y si a esto le sumas que pones unas entradas tan caras que el aficionado madridista no puede acudir, pues le das muchas facilidades al equipo contrario. Anoche no fue trascendente, porque el Real Madrid es muy superior al Galatasaray, pero en partidos más igualados el calor de tu afición debe de prevalecer.

Adelante Real Madrid, vas a ser Campeón de Europa

Una vez más en la previa, José Mourinho de forma magnífica atrajo toda la atención mediática para él, dejando con libertad y con solamente la presión, que tiene de por sí un partido de cuartos de final de la máxima competición europea a los jugadores. Y esto se notó desde el primer minuto. Los jugadores salieron enchufados sabiendo lo que debían de hacer, y lo hicieron tan fácil, que quedó la sensación de que los turcos se podían haber llevado al menos un par de goles más. Fantástico Cristiano, Extraordinario Varane, Ausente Benzema a pesar del gol, el día que el galo cambie la sangre por la horchata será el mejor delantero del mundo. Amnistía para Higuaín, porque por fin marca en un partido decisivo de Champions, y Diego López salvador. Son los nombres propios de un 3-0 que a falta de la vuelta en el Turk Telekom Arena deja la eliminatoria prácticamente resuelta, y nos dejó a los madridistas soñando con la décima. Adelante Real Madrid, vas a ser Campeón de Europa.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Israel Julián

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias