lunes 16.12.2019

La noticia del verano

La sola perspectiva de tener que ingresar en la cárcel, o regresar a ella, le tiene que poner malo a uno. Puede, no obstante, que Isabel Pantoja arrastrara ya las dolencias que le han impedido volver a la trena tras su último permiso penitenciario. En todo caso, diríase que la tonadillera quiere corresponder al formidable despliegue que dedican los medios a sus idas y venidas de prisión, ofreciéndoles algo que lo justifique un poco, en éste caso su súbito acogimiento en una clínica de Triana.

La noticia del verano no es, sin embargo, la de los alifafes o las performances de la Pantoja, ni la del desenlace del bien avenido matrimonio político Carmena-Carmona que ha cursado en un divorcio impuesto por los suegros de éste último, ni la presentación de los Presupuestos Generales del Estado fuera de lógica y de tiempo, ni, con ser muy importante, la resistencia de muchos de los nuevos ayuntamientos a seguir subvencionando, soportando, las salvajadas taurinas. Todas son noticias de éste verano, como también las de la inagotable mortandad en las carreteras, la del último y tan escalofriante asesinato de niños a manos de su padre, o la del diseño unilateral de la secesión de Catalunya, pero la noticia del verano, la que nos afecta a todos, y a los desheredados del mundo o a las víctimas de las políticas antisociales del gobierno de Rajoy particularmente, es el calor brutal, atormentador, que no cesa.

Esa es la noticia del verano, que nos hemos instalado en el infierno

A los pobres, que ya son un tercio largo de los españoles, no les alcanza para instalar ni para mantener el aire acondicionado en sus casas, algunas de las cuales se desploman, como en Carabanchel, dejándoles sin nada, con el calor a solas. A los otros pobres, a los del mundo, a los que se echan al mar o a los fosos de las fronteras, si no les engullen las aguas, les mata la deshidratación en las lanchas o en el interior de los autos y de las maletas donde se esconden. Esa es la noticia del verano, que nos hemos instalado en el infierno.

La noticia del verano
Comentarios