sábado, diciembre 3, 2022

La anoréxica Paula no combina con «Top Chef»

Quién la ha visto y quién la ve. A finales de los 90 daba gusto verla en «El juego del euromillón». Ahora, da grima. Tanto gimnasio y, sobre todo, dietas, la han hecho  perder todas las formas que tenía y por las que no había un sólo heterosexual que no se diera la vuelta a su paso. Ni con los kilos que dicen que añaden las cámaras disimula tamaña delgadez.

Paula Vázquez no es ni su sombra. Ni física, ni mentalmente. Los kilos de menos le han quitado la gracia que tenía antes y hasta capacidad de reacción. Le cuesta más meterse en su personaje e incluso ha perdido dotes para la improvisación. Ahora le han dado una nueva oportunidad en «La despensa de Top Chef» y no parece que de momento la haya aprovechado.

Llevar a la mitad el 17,7% que había heredado del concurso y dejar su espacio en un 9,8%, pese a contar también con el «reclamo Chicote» (si sigue sin aparecer en los próximos programas el carácter que exhibía en «Pesadilla» también le puede pasar a él y a su programa factura), con apenas 600.000 espectadores (casi los mismos que «Conexión Samantha»), no es un buen síntoma y a buen seguro que de inmediato alguien mete mano en el espacio para intentar revertir las audiencias con una o varias vueltas de tuerca.

Es cierto que Antena 3 no luce tanto en espacios con el de «La despensa», debates encubiertos sobre otro programa, como lo puede hacer Telecinco, que parece haber encontrado en ellos la fórmula para enganchar al respetable, pero no lo es menos que Paula ya hace tiempo que ha dejado de ser uno de esos rostros que son sinónimo de éxito en pantalla. Si no la miran por la calle…

Habrá que confiar en su rehabilitación. En que «La despensa» haga de tal y la chica vuelva a comer como es debido. Quizás así destierre esa sonrisa forzada que luce ahora y encuentre la natural que parece haber perdido. Con probar los platos «esmirriados» de los cocineros del espacio no le va a servir (¿de verdad alguien puede quedarse «bien» con algo en el que se ve más loza que alimentos?).

Paula necesita más los de cuchara, los que comía en su Ferrol natal. La anorexia no combina con un concurso de cocina, ni con la pasarela, ni tan siquiera con las princesas. Los males, cuanto más lejos mejor.

La mosca de ajuste

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias