lunes, febrero 6, 2023

Las tres izquierdas de España

No te pierdas...

La izquierda española anda muy perdida. Desde la caída del Muro de Berlín no encuentra su sitio. No sabe qué quiere. Carece de líderes. Da palos de ciego. No sabe si agarrarse al verde, al green, en lo que se conoce como la izquierda sandía (verde por fuera, roja por dentro); no sabe si intentar volver a tiempos pretéritos en los que se buscaba la utopía, acogida a una extraña memoria histórica y a un enemigo común llamado Francisco Franco (hubo un juez que llegó a pedir su partida de defunción) o no sabe si atacar directamente a los ricos. ¿A quién? A los ricos. Pero ¿quiénes son los ricos? Pues, los ricos. Ah.

Pero, después de lo sucedido ayer en España, ya tenemos claro que en esta tierra existen tres tipos de izquierdas.

Por un lado está la izquierda zapaterina. Es la que peor está. Es una ilusa. Durante ocho años ha malgastado su tiempo en la búsqueda de una utopía al estilo de Largo Caballero pero sólo ha conseguido estrellar a España y acabar con el PSOE. Está a punto de desaparecer.

Después está esa izquierda que se ha manifestado ayer en toda España tras el parapeto del 15M. Es una izquierda radical y sandía. La salida natural de una insulsa IU que no sabe lo que es. Y que, aunque se esconda detrás de los “amoalauras”, terminará mostrando sus verdaderos objetivos. De entrada, ya va a convocar una huelga general. ¿O es un referéndum lo que quiere para el otoño? Algo. En cualquier caso, busca la greciación de España. Al principio, iba contra todo. Ahora, contra el Pacto del Euro. Mañana, a aglutinar a la izquierda, que es su objetivo final de cara a las elecciones generales. Cuando ayer gritaba “No nos representan” estaba en lo cierto. Sólo ‘Agarradoaunclavoardiendo’ Llamazares les representa en el Congreso y eso y nada es todo lo mismo.

Y por último está la izquierda responsable. Continuación también de la moribunda IU y la que, sin demagogia, es la única que tiene futuro. Es la izquierda extremeña. La que, lejos de las utopías y las manifestaciones facilonas, ha decidido lo mejor para una tierra que necesitaba hacer un cambio porque se moría. Que necesitaba abrir las puertas, las ventanas y los balcones para que entrara el aire fresco aunque ese aire vaya a venir de la derecha. Una derecha, por cierto, que ha ganado en las urnas. Y eso es de izquierda moderna y con visión de futuro.

Aplaudo a la izquierda de Extremadura por haber sabido estar a la altura de su tiempo y permitir que a aquella esquina de la vieja piel de toro llegue la Transición. No la tuvo en 35 años de democracia. Aquello, hasta ahora, era un régimen.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Pinocchio

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -