domingo, mayo 19, 2024
- Publicidad -

El precio del aceite de oliva baja por primera vez en meses

No te pierdas...

Desde mediados de 2022, se experimenta a nivel global una crisis inflacionista que ha tenido como grandes protagonistas a los productos de alimentación básicos. Entre ellos ha destacado especialmente el aceite de oliva, un alimento básico dentro de la cocina mediterránea, y cuyo precio subió casi un 70% a lo largo de 2023.

En lo que va de año parece que la tendencia empieza a revertirse. Por primera vez en muchos meses, el aceite de oliva está bajando sus precios. En parte, gracias a las lluvias de las últimas semanas, que han paliado la sequía y garantizan que la próxima cosecha será más abundante que las de 2022 y 2023.

Subida generalizada de los precios en la alimentación

A finales del año 2023, España era el país de la Unión Europea con la inflación más alta en los alimentos.

La subida de los precios de la energía, de los fertilizantes, de los combustibles, y la sequía han contribuido a que los costes de producción se disparen y las cosechas no sean tan grandes como en otras épocas.

Esto ha venido provocando una importante subida de precios que se mantiene desde hace algo más de un año. El aceite de oliva subió el año pasado cerca de un 70% con respecto al precio que tenía en 2022, pero también experimentaron fuertes aumentos de precio el azúcar y el arroz.

De media, el gasto en la cesta de la compra para un consumidor español se situó en 1.624 euros el año pasado. Un 3% más que la cifra registrada en 2022.

Esto ha llevado a muchos consumidores a hacer cambios en sus hábitos. Dejando de lado las marcas y apostando por las marcas del distribuidor o marcas blancas, cuyo precio suele ser más económico. E incluso cambiando el aceite de oliva por otros más económicos como el de orujo.

¿Por qué se disparó el precio del aceite de oliva durante el año pasado?

La subida del precio del litro de aceite de oliva virgen extra no es algo nuevo. Entre 2019 y 2021 el precio aumentó un 42,9%. Pero no fue hasta mediados de 2022 y todo 2023 cuando el fenómeno fue especialmente visible. 

En un año, el precio del aceite de oliva pasó de 3,57 euros el kilo a 7,10 euros el kilo. Los agricultores han explicado que esto se debe, principalmente, a la escasez de agua que ha vivido el olivar desde hace dos campañas. Con menos agua, los olivos son menos productivos, y la bajada de la oferta ha conllevado una subida de precio.

Los profesionales del sector también achacan esta situación al incremento de los precios de los fertilizantes que se viene experimentando incluso antes de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Porque para fabricar los fertilizantes es necesario consumir gas natural, un producto cuyo precio también se disparó a principios de 2022.

El aceite de oliva baja un 7%

La bajada en la demanda del aceite de oliva por parte de los consumidores, y las lluvias de las últimas semanas que hacen prever una buena cosecha para este año, han empujado el precio del aceite de oliva en origen hacia abajo. Desde que comenzó 2024, el precio ha descendido un 7%  en comparación interanual.

En enero, el precio por litro era de 8,84 euros, y en febrero llegó hasta los 9 euros, pero ahora se sitúa en 8,22 euros. Un descenso que se irá notando de forma gradual en el lineal de los supermercados.

A pesar de la bajada de precio y de las buenas previsiones, los cooperativistas se muestran escépticos, y afirman que la moderación en el precio del litro de aceite de oliva no se va a materializar hasta que no se recoja la próxima cosecha. Para los especialistas, no habrá una disminución abrupta del precio hasta finales de este año o principios de 2025.

Mientras tanto, el conocido como oro líquido continúa estando en el punto de mira. Hace unos meses, desde la asociación de consumidores Facua denunciaron a ocho cadenas de supermercados por especular con el precio de este producto e incumplir la legislación. En un mes, se llegaron a registrar subidas de hasta el 75% y grandes diferencias de precio entre unos supermercados y otros. En un momento en el que estaba prohibido aplicar incrementos de márgenes en productos de primera necesidad como este.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -