martes, abril 16, 2024
- Publicidad -

IVA e impuestos eléctricos que han subido en 2024

No te pierdas...

El comienzo de un nuevo año siempre implica subidas en los productos y suministros de consumo esencial. Como novedad, este 2024, después de unos meses a la baja, el IVA y otros impuestos aplicables a la energía suben de nuevo, por lo que los consumidores van a notar desde la factura de este mes que el precio es superior al que venían abonando habitualmente.

Uno de los cambios que más afecta al consumidor es el del Impuesto sobre el Valor Añadido, que durante un tiempo estuvo reducido al 5% y ahora va ir subiendo de forma progresiva hasta alcanzar el 21% que es habitual para la energía.

Bajadas y subidas del IVA

En 2021 se produjo una crisis energética que derivó en un incremento rápido y constante del precio de la luz. Para paliar sus consecuencias, el Ejecutivo tomó la medida de reducir el IVA aplicable desde el 21% al 10%.

Unos meses después comenzó el conflicto entre Rusia y Ucrania, haciendo que el precio de la energía volviera a incrementarse rápidamente. Por ello, en junio de 2022 se rebajó otra vez el IVA desde el 10% en el que se encontraba hasta el 5%.

También se optó en aquel momento por reducir el tipo de gravamen de otros impuestos afectos a la electricidad como el Impuesto Especial sobre la Electricidad.

Superado lo peor de la crisis, desde Bruselas se ha instado a los Estados a ir retirando las medidas de ayuda aprobadas en los últimos años. En el caso de España, esto incluye devolver el IVA y el resto de impuestos rebajados a su tasa habitual.

Algunas de las medidas anticrisis decayeron el pasado 31 de diciembre de 2023. En el caso del IVA aplicable a la factura eléctrica, su importe ha subido del 5% en el que se encontraba hasta el 10%. En esta tasa se mantendrá a lo largo de todo el año, para subir más adelante hasta el 21% habitual.

La subida se está aplicando ya a quienes venían disfrutando del IVA reducido, que son aquellos que tienen contratada una potencia eléctrica inferior a los 10 kW, que en la práctica son la mayoría de los consumidores domésticos y los pequeños negocios.

Otros impuestos eléctricos que suben

Junto al IVA, existen otros impuestos que gravan la electricidad y que también han emprendido el camino de la vuelta a la normalidad en este 2024.

Impuesto Especial sobre la Electricidad

El Impuesto Especial sobre la Electricidad (IEE) es un tributo indirecto que recae sobre el consumo eléctrico, gravando el consumo y la potencia contratada de cualquier persona física o jurídica que tenga un contrato de luz a su nombre.

Solo quedan exentas del pago de este impuesto algunas operaciones muy concretas como el riego agrícola o los procesos metalúrgicos. Se aplica una rebaja del 85% a quienes cumplan los requisitos para encajar en la excepción y obtengan de la Administración Tributaria una tarjeta de Código de Actividad y Establecimiento (CAE), que determinará el punto de suministro, la fecha de aprobación de la exención y la cantidad de energía que queda exenta del impuesto.

Este tributo fue creado hace algunas décadas para recaudar dinero con el que pagar las subvenciones que el Gobierno otorgaba a la minería del carbón. En 2015 este tipo de subvenciones desaparecieron totalmente y, desde entonces, la recaudación obtenida se destina a garantizar un uso responsable de los recursos naturales que son limitados.

En el IEE el gravamen original es de un 5,11%, pero desde julio de 2022 ha estado rebajado al 0,5%. Para volver a la normalidad, a lo largo de este año se van a hacer incrementos progresivos en el tipo aplicable. De enero a marzo el tipo es de un 2,5%, entre abril y junio pasará al 3,8%, y después volverá a su 5,11% habitual.

Impuesto a la Producción Eléctrica

Este es un impuesto que afecta directamente a los productores de electricidad. A pesar de que no aparece en la factura de los consumidores, es habitual que estos se vean afectados por las alteraciones que sufre este tributo, ya que puede hacer subir o bajar el precio que hay que pagar por la luz.

Para paliar la crisis el IVPEE se rebajó al 0% y así ha permanecido durante unos meses. Pero desde el 1 de enero de este año está en un proceso de subida progresiva, La tasa aplicable este primer trimestre será del 3,5%, para pasar al 5,25% en el segundo y, después, recuperar la tasa del 7% que viene siendo habitual.

Bono social eléctrico en 2024

El bono social eléctrico es una ayuda que se concede a los consumidores más vulnerables que están acogidos a la tarifa regulada.

El año pasado se optó por incrementar el descuento en la factura del 25% al 65% para los consumidores vulnerables, y del 40% al 80% para quienes tienen la condición de consumidores vulnerables severos. Esta medida se mantendrá en vigor a lo largo de todo el 2024.

También se va a mantener en vigor el bono social térmico, que es similar al eléctrico pero aplicado al consumo de gas. 

El importe de la ayuda depende de la zona climática en la que resida el beneficiario, pero el mínimo está fijado en 35 euros desde 2021, y la cuantía máxima que se puede recibir es de 124 euros.

Otra de las medidas que se va a mantener este año es el Suministro Mínimo Vital, que prohíbe cortar la luz y el gas a los consumidores más vulnerables en caso de impago. Se busca con ello paliar la pobreza energética y los efectos derivados de la misma.

¿Cómo afectan las subidas a la factura?

La subida del IVA y de otros impuestos vinculados con la electricidad están ya en marcha, y su efecto se notará en la factura del mes de enero. Aunque depende del consumo, la media de incremento de la factura será de unos seis euros.

En este sentido, los expertos recomiendan revisar las ofertas del mercado. En 2023, el precio de la luz en las ofertas del mercado libre fue un 38,29% más bajo que en 2022, y se espera que en 2024 se mantenga esta tendencia.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -