lunes, abril 15, 2024
- Publicidad -

Datos: un activo valioso que sigue ganando peso en el mercado

No te pierdas...

En algunas ocasiones se ha hablado de los datos como el oro o el petróleo del siglo XXI, porque su valor no ha parado de incrementarse en los últimos años. De hecho, a día de hoy, son un activo crítico para las empresas, e influyen en el valor que estas tienen en el mercado.

Aquellas organizaciones que son capaces de aprovechar el potencial de los datos y los integran en el núcleo de sus operaciones para crear valor, logran incrementar sus beneficios. En la actualidad, en un momento en el que la Inteligencia Artificial (IA) está en plena expansión, la información se vuelve cada vez más valiosa, y también plantea algunos retos en lo referente a su protección.

¿Cómo se transforman los datos en valor económico?

Las empresas han dedicado muchos esfuerzos durante años a la acumulación de datos. Pero una información sin estructurar ni clasificar no sirve de nada. Han sido el progreso tecnológico y la llegada de herramientas como el Big Data los que han permitido que los datos se conviertan en algo verdaderamente útil, una pieza clave en la generación de riqueza por parte de las empresas.

Para convertir la información en un activo valioso, las organizaciones han desplegado diferentes estrategias de monetización de los datos:

Publicidad personalizada

Una de las grandes ventajas de los datos es que se pueden analizar en detalle y ayudar a comprender el comportamiento de los consumidores y usuarios. Esto da lugar a campañas publicitarias mucho más efectivas, porque se dirigen a un perfil muy concreto: el de aquella persona que está realmente interesada en adquirir ciertos productos o servicios.

Lo que se consigue es que la publicidad tenga un retorno de la inversión mucho más alto, porque genera unos ingresos que son significativamente más altos que lo que se ha gastado en la campaña.

Venta de datos a terceros

Los datos permiten a las empresas mejorar sus propios productos o servicios y adaptarlos a lo que demanda el mercado en cada momento, pero también son un producto que está en el mercado.

No todas las entidades tienen la misma capacidad de acceso a la información, pero son conscientes de que la necesitan y, precisamente por ello, están dispuestas a pagar por datos que puedan aportarles una ventaja competitiva. De hecho, las compañías especializadas en investigación de mercados han visto crecer su negocio en los últimos años. Porque disponen de los medios necesarios para recopilar mucha información que resulta valiosa para empresas de todo tipo.

Un cambio en el paradigma

El valor de los datos es prácticamente incalculable, y esto ha generado un cambio de paradigma dentro de las organizaciones. Hasta hace poco más de una década, la recopilación de datos era un subproducto de las interacciones digitales y reales que llevaba a cabo la empresa.

Sin embargo, a día de hoy, esos datos son un activo primario con mucha importancia a nivel estratégico. Recopilar y tratar información ha dejado de ser algo secundario para convertirse en una de las actividades más importantes que se llevan a cabo dentro de la empresa, con independencia de a qué se dedica esta.

A ello se le suma que todavía queda mucho camino por recorrer en materia de monetización de los datos. Porque la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático están ayudando a crear estrategias capaces de extraer valor de conjuntos de datos cada vez más vastos.

El futuro de la economía de datos

Las tendencias tecnológicas actuales permiten hacer una previsión sobre cómo avanzará la ciencia de los datos en los próximos años, y hasta qué punto la información continuará incrementando su valor en el mercado. 

La IA se va a situar en el centro del escenario, convirtiéndose en la fuerza motriz que impulsará la economía de datos. Y es que gracias a ella ya es posible analizar datos de una forma cada vez más pormenorizada y personalizada.

Esto va a tener un fuerte impacto en la toma de decisiones en las empresas, permitiendo incluso la automatización de este proceso, haciéndolo más rápido y eficiente. 

Otra de las tendencias que afectará al valor de la información es el procesamiento de datos en el borde de la red, lo que se conoce como Edge Computing. Un sistema que acelera todavía más la entrega de la información y reduce la dependencia de la nube. 

Dado que permite una mayor velocidad en la toma de decisiones, esta forma de gestionar los datos puede mejorar la eficiencia de vehículos autónomos y de sistemas de salud digital, incrementando el valor de mercado de este tipo de productos y servicios.

Un enfoque más ético y transparente

A medida que los ciudadanos son conscientes del uso que las empresas les dan a sus datos personales y del valor que estos pueden tener, se preocupan más por la protección de los mismos.

En este sentido, los expertos destacan que llegarán nuevas regulaciones relacionadas con la privacidad. Con políticas que aboguen por un tratamiento y monetización de los datos que sean más transparentes y éticos. Brindando a los titulares de esos datos un mayor control sobre su utilización.

Se prevé, además, que las empresas hagan un viraje hacia una economía circular de los datos. Apostando por un intercambio ético y una reutilización de la información que reduzca el desperdicio y maximice el valor de los datos que se poseen.

El tratamiento y la gestión de datos es algo que se produce a nivel global, de forma que no se descarta que acaben apareciendo estándares internacionales que impulsen una gestión responsable de la información. 

Por otro lado, la economía de los datos también tiene por delante el gran reto de minimizar el riesgo de robo de la información. Las empresas son ya las principales víctimas de los hackers, y la sustracción de datos es un delito que crece a nivel mundial. De ahí la necesidad de hacer fuertes inversiones tanto en herramientas que puedan prevenir los ciberataques como en formar a los empleados para que no sean ellos los que, de forma inconsciente, “abran la puerta” a la acción de quienes se dedican al robo de información.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -