viernes, abril 19, 2024
- Publicidad -

2024 será complicado para las empresas

No te pierdas...

Desde el comienzo de la pandemia, la economía atraviesa una etapa de gran incertidumbre. Superada la crisis del Covid-19, sobrevino la guerra entre Rusia y Ucrania, que dio como resultado un fuerte incremento de los precios del petróleo, los cereales y los fertilizantes, entre otros productos. Algo que tuvo un notable impacto en el mercado, haciendo subir la inflación.

Aunque los precios se han moderado a lo largo de 2023 y la inflación ha estado bajando, las empresas no son demasiado optimistas con respecto al año que viene. La mayoría de ellas no confía en que la recuperación sea una realidad hasta 2025.

Nuevas subidas de precios en 2024

La última encuesta del Banco de España sobre la Actividad Empresarial (EBAE) ha puesto de manifiesto que un 64,9% de las empresas prevén aumento del precio de los productos y servicios de cara al año que viene.

La inflación, que no termina de moderarse, sigue empujando hacia arriba los precios de producción. A ello se suman la escasez de materias primas y la bajada en la demanda tanto interna como externa. Razones, todas ellas, que llevan a pensar que la dinámica de precios en 2024 no será muy diferente a la de 2023.

En la EBAE del segundo trimestre, las empresas españolas anticipaban un crecimiento de los precios del 1,9% para el próximo año. Pero en la encuesta del tercer trimestre han elevado sus previsiones hasta un 2,3%.

De las consultadas, un 43% estima que subirá sus precios a lo largo del primer trimestre, mientras que un 37% afirma que lo hará a partir del segundo trimestre.

Oportunidades de crecimiento

BBVA Research ha presentado recientemente la última edición de su informe «Situación España», del que se desprende la necesidad de que las empresas tomen sus decisiones con cautela, pero sin cerrarse a nuevas oportunidades.

Según las previsiones de la OCDE, el crecimiento económico de España será más moderado que el que se va a lograr en 2023. Debido, en gran parte, a la contracción de la demanda externa.

A cambio, los expertos confían en que haya un crecimiento del mercado interno, por lo que sí aparecerán nuevas posibilidades de crecimiento.

Tendencias en la economía para 2024

En el sector de la industria, el mayor reto que habrá que asumir el próximo año será la financiación. Con los tipos de interés en un nivel muy alto, para las empresas será complicado tomar decisiones de inversión si, para realizarlas, tienen que recurrir a la financiación externa.

En cambio, el acceso a los fondos Next Generation y la posibilidad de potenciar el uso de energías renovables a través de ellos, pueden suponer una oportunidad de crecimiento y de ahorro de costes.

El sector servicios continúa siendo uno de los que más crece, pero los expertos auguran un cambio importante para los próximos años. Porque los consumidores valoran cada vez más la calidad sobre los precios.

Están dispuestos a pagar más si reciben un servicio de calidad. En cambio, si suben los precios pero no la calidad, dejarán de consumir ciertos servicios o buscarán otras empresas que sí cumplan sus expectativas.

Para el sector primario, la sequía y la subida de precio de productos como los fertilizantes seguirá siendo un reto de cara al próximo año.

Los expertos consideran que la supervivencia de los productores agrícolas va a depender de que sean capaces de adoptar un modelo productivo más eficiente. Algo para lo que será especialmente importante la inversión pública.

El sector de la construcción lleva ya varios años a la baja. De hecho, es uno de los que más empresas zombi tiene. Pero el informe de BBVA Research destaca que la inversión en el sector continuará el año que viene, porque existe una importante tensión entre la oferta y la demanda.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -