miércoles, febrero 21, 2024
- Publicidad -

Un teléfono móvil enfrenta de nuevo a Estados Unidos y China

No te pierdas...

La guerra comercial entre Estados Unidos y China no es nada nuevo, pero en los últimos años se ha centrado especialmente en el campo tecnológico.

Los microchips son ahora el caballo de batalla, y esto ha llevado a Estados Unidos a poner bajo el punto de mira a empresas como Huawei. Cuyo dispositivo Mate 60 Pro ha hecho saltar las alarmas, por incorporar una tecnología que se supone que una empresa china no debería tener.

La guerra de los semiconductores

Los chips son piezas esenciales en el desarrollo tecnológico. Sirven para fabricar coches de última generación, pero también podrían utilizarse para crear armamento puntero. Por eso, Estados Unidos no quiere que China pueda tomar la delantera en este sector.

A nivel internacional, existe un auténtico interés estratégico de los Estados para atraer a fabricantes de semiconductores a sus fronteras y garantizarse así el acceso a los mismos.

En el caso de España, está en marcha el PERTE Chip, que busca atraer a fabricantes de microelectrónica y semiconductores. Pero también desde la Unión Europea se están realizando esfuerzos en este sentido.

China ha visto en los chips un elemento más para ganar poder en los mercados internacionales, y desde hace ya algunos años viene incentivando el establecimiento en su territorio de empresas especializadas en semiconductores. De hecho, China es ahora mismo el país que más plantas de chips tiene en construcción.

En aras de conservar su supremacía tecnológica, Estados Unidos ha estado adoptando medidas para limitar las exportaciones de chips a China.

Lo que quieren evitar los estadounidenses es que los chinos accedan a su tecnología más avanzada y puedan copiarla, o incluso mejorarla, a través de las múltiples empresas que tienen en el país.

La Unión Europea no se ha quedado al margen de este conflicto. Se ha puesto del lado de su socio estadounidense y también ha adoptado limitaciones a las exportaciones.

El caso de Huawei

Desde 2017, funcionarios federales estuvieron investigando la compra de tierras por parte de compañías chinas cerca de infraestructuras críticas estadounidenses. Y el FBI llegó a detectar que un equipo de Huawei, ubicado en unas torres de telefonía móvil cercanas a una base militar en Estados Unidos, podía llegar a captar e interrumpir comunicaciones restringidas del Departamento de Defensa.

En 2019, con Donald Trump en la Casa Blanca, se adoptó la decisión de vetar las líneas de negocio de Huawei en el país. Desde entonces, las empresas estadounidenses no pueden comprar tecnología de esta empresa china ni incluir sus aplicaciones en los móviles de dicha compañía.

La desconfianza se extendió también al mercado europeo, cuyos operadores de telecomunicaciones dejaron de adquirir la tecnología china.

En España, el veto a operadores de fuera de la Unión Europea como Huawei o ZTE se ha hecho efectivo este año, dejándoles fuera de los programas para la instalación de redes en zonas rurales. De hecho, si los operadores utilizan proveedores calificados como de alto riesgo, deberán asumir ellos mismos el coste total de desmontar las redes de 5G instaladas.

En el caso de Canadá, el país ya empezó a revisar en 2018 las posibles amenazas que podían derivarse para la seguridad nacional del uso de equipos de Huawei.

Finalmente, y tras un conflicto que llegó al punto de ser diplomático tras la detención de una directiva de Huawei en Canadá y de dos canadienses en Beijing acusados de espionaje, las autoridades canadienses anunciaron en 2022 la prohibición de los equipos 5G de Huawei.

Como consecuencia, a principios de 2023 Huawei había visto perdido una cuarta parte de sus ingresos en volumen anual. Pero, lejos de rendirse, aprovechó el Mobile World Congress de este año para tener el estand más grande en la historia de esta feria.

La investigación sobre el Huawei Mate 60 Pro

El Mate 60 Pro es la joya de la corona de Huawei, su dispositivo más avanzado. El móvil cuenta con un procesador 5G Kirin 9000s que ha sido desarrollado específicamente para la marca china.

Un teléfono que ha llamado la atención de los consumidores, pero todavía más de las autoridades, porque la tecnología que incorpora se supone que no debería estar al alcance de una empresa de China.

El asesor de Seguridad Nacional de la Estados Unidos ha confirmado que necesitan más información sobre el carácter y composición del chip que incorpora este teléfono. A fin de poder comprobar si se han eludido las restricciones de exportación de semiconductores y esto ha podido dar lugar a este nuevo chip.

La intervención de Taiwán

Estados Unidos cuenta con Taiwán como aliado en su búsqueda de lo que ha podido suceder para que Huawei tenga un chip altamente sofisticado.

El Gobierno de Taiwán está investigando si las compañías Topco Scientific, UIS y L&K Engineering han podido vulnerar la legislación internacional y colaborado con Huawei.

Se sabe que la compañía china de móviles ha trabajando junto con SMIC (el mayor fabricante chino de semiconductores) en el nuevo microprocesador de su móvil estrella, pero los investigadores creen que han debido recibir apoyo desde el exterior para alumbrar un semiconductor de vanguardia.

Taiwán y Estados Unidos llevan varios años colaborando para frenar el desarrollo tecnológico de China, asegurándose de que se cumplen los vetos y prohibiciones que impiden al país acceder a dispositivos de última generación.

Las empresas taiwanesas auditadas han negado rotundamente haber entregado tecnología prohibida a Huawei. En el caso de Topco, sus responsables sí han manifestado colaborar con una de las filiales de Huawei en proyectos de ingeniería medioambiental, que es algo que no tienen prohibido.

El Gobierno chino apoya a su empresa

Huawei es una empresa con un gran peso internacional que cuenta con todo el apoyo posible por parte del Gobierno de su país de origen.

Tras el veto, la compañía ha diversificado su negocio y está haciéndose fuerte en otras áreas como la fabricación de tablets, de ordenadores, y de suministros para energía renovable. Tanto es así, que en poco tiempo tiene ya un papel destacado en el sector de las baterías para placas solares.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -