martes, abril 16, 2024
- Publicidad -

España pone en jaque a la economía italiana y la culpa la tiene el AOVE

No te pierdas...

El precio del aceite de oliva encarece uno de los principales productos de la dieta mediterránea del país vecino, la pizza margarita

Italia se muere de sed en una de las peores sequías de su historia moderna; la peor de sus últimos 500 años con pérdidas valoradas en más de 6.000 millones euros.  Esto sin haber empezado la temporada de verano, pero que viene de unos tiempos en los que en muchas zonas del norte lleva semanas sin llover y el Po, el gran río que ha hecho fértil el valle del centro de la bota durante milenios está al límite. 

Italia ha sufrido una caída del 40% en las precipitaciones y más de 300.000 empresas agrícolas atraviesan un momento complicado.  Las exportaciones del queso, el vino, la pasa o los espárragos son un pilar de la economía italiana y el pesimismo, mientras, hunde al país en la miseria. 

Es esta sequía la que está provocando que los precios de los alimentos básicos en el país vecino se hayan disparado.  El aceite de oliva ha incrementado sus facturas en un 27%, lo que prolonga el impacto en el coste de la vida de las familias italianas que no tienen ni para pizzas, un alimento básico en la dieta desde los romanos hasta los napolitanos. 

El condimento que se encuentra en las cocinas de toda la península es el único de los cinco ingredientes para el plato por excelencia de Nápoles que sigue encareciéndose a un ritmo más rápido.  

El coste total de hacer una pizza en casa ahora es, al menos, un 20% más alto que hace un año y lleva así ya ocho meses seguidos. 

El aumento duradero en el precio del aceite de oliva refleja una devastadora sequía que afecta a España, el mayor productor mundial, en un momento de sequía en el resto del sur de Europa. 

A pesar de que la inflación va a la baja, Italia sigue siendo altamente vulnerable a una variedad de shocks en algunos de los productos básicos de su cesta de la compra.  El aceite de oliva es la punta del iceberg para un país que basa su día a día en este oro verde.  

En los últimos años se han dado algunos pasos positivos para la independencia del país, baste decir que hoy el 100% italiano representa el 30% de las ventas en 2022, en 2007 era sólo el 10%. 

Testigo de la historia

Fíjense si tan alta será la importancia del aceite para un italiano que Julio César exigió una vez a uno de sus conquistas en África el pago en impuestos en aceite,  e incluso se recuperaron botellas de vidrio que la contenían de Pompeya, la antigua ciudad enterrada en el año 79 d.C. por la erupción del Vesubio.

Ya sea hecho en casa, recién salido de una prensa de un pequeño pueblo remoto de las tierras sicilianas o comprado en la tienda, el aceite de oliva es un elemento esencial de la mayoría de los platos, particularmente en el centro y sur de Italia. Eso significa que su impacto va mucho más allá de la pizza, alentado por los supuestos beneficios para la salud asociados con la dieta mediterránea en general.

Y ojo porque con la inflación de la pizza desenfrenada, comprarla una en la tienda en lugar de cocinarla en casa es la forma en la que el golpe para el bolsillo sea menor. El coste de comerte una pizza congelada apenas ha aumentado un 8,5% en el año.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -