Miércoles 12.12.2018
PUERTO RICO SE DIVIDE

¡Quiero ser español!

El Movimiento de Reunificación de Puerto Rico con España "sueña" con convertirse en la decimoctava Comunidad Autónoma española; acusa a Estados Unidos de "americanizar" a los puertorriqueños y afirma que Cataluña "debería estar agradecida" a España

José Nieves Seise, presidente de MRE.
José Nieves Seise, presidente de MRE.

Puerto Rico es un estado libre asociado a Estados Unidos. Es decir, pertenece a Estados Unidos, pero no forma parte de ellos. El Gobierno de Puerto Rico tiene autonomía fiscal y el derecho de cobrar impuestos locales. A pesar de tener los mismos derechos y deberes que los estadounidenses, los puertorriqueños no pueden votar en las elecciones presidenciales en Estados Unidos, a menos que tengan residencia legal en un estado o territorio incorporado.

Pero Puerto Rico no fue siempre lo que es hoy. De hecho, este territorio fue durante más de 400 años una colonia española. En concreto desde la llegada de Cristóbal Colón en 1492 hasta 1898, fecha de la Guerra hispano-estadounidense. Cuatro siglos dieron para instaurar la religión católica y el castellano como idioma. En la actualidad, jurídicamente es bilingüe, aunque se estima que sólo un 20% de los residentes hablan “muy bien” el idioma anglosajón.

En defensa de la cultura y la pertenencia al estado español nace en en octubre de 2013 el Movimiento de Reunificación de Puerto Rico con España (MRE). Esta agrupación, liderada por José Nieves Seise, se crea tras los resultados del plebiscito de noviembre de 2012. “Nos dimos cuenta que los Estados Unidos no haría caso a los resultados del plebisicito de noviembre de 2012 en el que el 54% 'de los puertorriqueños votaron en contra de la colonia llamada Estado Libre Asociado y una mayoría votó a favor de la anexión. Ésa era la prueba que nosotros necesitábamos para fundar el MRE”, afirma José.

Además “exigen” que anulen el Tratada de París de 1898 , en el que España fue “obligada a cedernos”. Entienden que es “ilegal” porque no hubo representación del gobierno autonómico electo por el pueblo de Puerto Rico en la firma de ése tratado.

El MRE “desea” que Puerto Rico vuelva a ser parte integral de España como lo eran en el 1898, con igualdad política y los mismos derechos que los demás españoles: "Nuestra meta es que Puerto Rico se convierta en la decimoctava Comunidad Autónoma española, ya que nunca nos independizamos y fuimos separados en contra de nuestra voluntad”.

Al principio, su nacimiento causó “sorpresa” porque las escuela en Puerto Rico “tergiversaron” la historia de nuestro país. Los maestros “sólo enseñan” la leyenda negra. José defiende que Estados Unidos “cambió” la historia y que “crearon” una amnesia colectiva. También acusan a Estados Unidos de intentar "americanizar" a los estudiantes puertorriqueños. Aunque con muchas trabas, tuvieron el “apoyo suficiente” para hacer una asamblea el 31 de Agosto de 2014 y “comenzar” una campaña de educación con el “objetivo de erradicar la leyenda negra y rescatar nuestra verdadera historia”. El resultado “ha sido positivo”, la gente se sorprende y “nos dicen que no sabían que éramos provincia ni ciudadanos españoles y están comenzando a preguntar”. El apoyo “está creciendo y vemos potencial de desarrollo”.

A pesar del creciente optimismo, MRE reconoce que “hasta ahora no hemos obtenido ninguna respuesta del Estado Español, pero si notamos el el apoyo del pueblo español”. El único contacto que han tenido con el máximo organismo español fue a través de una “reunión cordial” con el Cónsul de España en Puerto Rico en la que “logramos lo que queríamos, que el Gobierno de España supiera de nuestra existencia”.

Sobre la posible secesión de Cataluña, “nuestra posición es que España es una, y es inaceptable cualquier intento de separación sea de quien sea. Cataluña Debería agradecer a España en vez de intentar separarse”. “No lo lograrán”, sentencia José.

Por último, el presidente de MRE defiende que la reunificación con España no es por “intereses económicos”, es una cuestión de “justicia histórica” y afirma que los puertorriqueños "siempre fueron leales" a España. “En 1898 Puerto Rico no era colonia, era una Provincia de ultramar española, éramos parte integral de la nación, al igual que Canarias, los puertorriqueños somos españoles y queremos volver al país del que fuimos parte y nunca nos debieron haber separado”, finaliza el máximo defensor de este movimiento.

Comentarios