Miércoles 26.09.2018
Los agujeros del atentado del 17-A en Barcelona/15

Younes Abouyaaqoub quiso envenenar Barcelona

La célula yihadista no sólo planeó varias masacres mediante el uso de explosivos sino que, además, contempló envenenar a la población con productos “altamente tóxicos”

Barcelona.
Barcelona.

La célula yihadista que hace un año atentó en las Ramblas y en Cambrils no sólo tenía previsto realizar varias acciones terroristas con los artefactos explosivos que estaban manufacturando en Alcanar, sino que también planearon el uso de productos altamente tóxicos para envenenar a la ciudadanía.

Así se desprende de la documentación incautada a la célula terrorista dirigida por el imam de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, y por su lugarteniente, Younes Abouyaaqoub, en la casa de Alcanar que utilizaron como fábrica de explosivos y polvorín.

Todo parte de un teléfono

Según relata el grupo tercero de la Unidad Central de Información Exterior de la Comisaria General de Información de los Mossos en un informe remitido a la Audiencia Nacional el 13 de octubre de 2017 “esta información se encontró en el teléfono marca ZTE, modelo BLADE A50, con número de IMEI 8611950392725XX y en una tarjeta SIM hallada en su interior con número de IMSI 2142520620358XX".

Este celular apareció en los días posteriores al atentado de Las Ramblas durante el desescombro de la casa de Alcanar. El teléfono estaba a nombre de Hanza Alaoui, una identidad falsa.

Ricino, veneno mortal según los mossos

Los datos no dejan margen a la duda: el 15 de julio, 32 días antes del atentado de Las Ramblas, los miembros de la célula terrorista buscaron en Internet información sobre “semillas de ricino”.

Las semillas de ricino contienen una toxina que es siete veces más mortífera que el veneno de cobra, tal y como señala, por ejemplo, el departamento de Agricultura de EEUU.

“El efecto del ricino es diferente según llegue al cuerpo: por inhalación, ingesta o con una inyección. En todos los casos, una vez dentro del organismo, la sustancia llega a las células de la persona e impide que fabriquen las proteínas que necesita el cuerpo, por lo que las células mueren. El cuerpo sale perjudicado y se llega a la muerte".

"Cuando se inhala el ricino", según dicho estudio, "los síntomas iniciales empiezan a manifestarse entre cuatro y ocho horas después de la exposición. Se producen vómitos, diarrea, deshidratación y una caída de la presión sanguínea. El desenlace por este tipo de envenenamiento llega al cabo de unos días, cuando el hígado, el bazo y los riñones dejan de funcionar y la persona fallece 36 o 72 horas después de la exposición”.

Al Queda ya lo utilizó 

Una consulta que se repitió en hasta 4 ocasiones más. Según informan los mossos al juez instructor en el mencionado informe, “la búsqueda de semillas de ricino es relevante en tanto que se puede conseguir crear un veneno altamente tóxico a partir de las semillas del mismo”.

Los Mossos añaden: “De hecho, en agosto de 2012, la organización Al Qaeda publicó el tercer número de una revista online llamada “Al Queda Airlines” donde se daban instrucciones para destilar venenos a partir del ricino y la nicotina. Esta organización ya había recogido este método como medio para atentar”.

Ácido sulfúrico

En este mismo informe se detallan otras búsquedas a través de Internet de información sobre el uso de cloroformo como potenciador de la capacidad destructiva del TATP (peróxido de acetona), el explosivo preferido de Younes.

Por otro lado, hasta en dos ocasiones los miembros de la célula buscaron información sobre el uso de ácido sulfúrico y acerca de dónde comprarlo.

Y, efectivamente, tal y como ha podido confirmar Estrella Digital, entre las 300 pruebas sobre la existencia de explosivos que se encontraron bajo los escombros de Alcanar aparecieron evidencias de la compra de garrafas de ácido sulfúrico.

Comentarios