jueves 20.02.2020
AMéRICA LATINA

Maduro alerta de "amenazas de golpe de Estado" en Brasil

El presidente de Venezuela también habló de intentonas golpistas en otros países de la zona. No citó directamente quién está detrás de esos planes, pero criticó a Estados Unidos y a las "oligarquías de ultraderecha enemigas de los pueblos"

El saludo de Dilma Rousseff y Nicolás Maduro. | EP
El saludo de Dilma Rousseff y Nicolás Maduro. | EP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ve "amenazas de golpe de Estado en Brasil en los próximos meses", según dijo este martes en su programa de radio y televisión 'Contacto con Maduro', donde también alertó de intentonas golpistas en otros países de América Latina.

Según Maduro existen intentos de desestabilización a los gobiernos de Bolivia, Ecuador y la propia Venezuela, y aunque no citó quién está detrás de esos planes criticó a Estados Unidos y a las "oligarquías de ultraderecha enemigas de los pueblos".

Sin embargo, se centró especialmente en Brasil y en la crisis política que vive en el país, con crecientes posibilidades de un 'impeachment' a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff. "Si se atreven con Brasil, ¿Qué será del resto?", se preguntó, aludiendo a su papel de potencia regional.

Maduro recordó de forma cariñosa al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que consiguió llevar a Brasil "al mejor nivel de desarrollo de su historia" y lamentó los intentos que hubo a nivel internacional de desprestigiar el Mundial de Fútbol que Brasil organizó el año pasado.

"Intentaron de todo para sabotear el Mundial: dijeron que no se celebraría, que el Gobierno no iba a terminar las obras, insultaron a la presidenta Dilma, pero acabó siendo el mejor Mundial de la historia", remarcó el presidente venezolano.

Maduro se ha expresado así pocos días antes de las manifestaciones que este domingo llenarán las calles de Brasil pidiendo la salida de Rousseff y del Partido de los Trabajadores (PT) del Gobierno, y que darán visibilidad a la grave crisis institucional que atraviesa el país.

Con la popularidad bajo mínimos, la Cámara de Diputados en contra y perdiendo apoyos incluso entre su base aliada, Rousseff ve cómo crecen a su alrededor las amenazas de 'impeachment', aunque por el momento no hay ninguna base legal que apoyara su eventual salida del Ejecutivo.

loading...
Comentarios