domingo, diciembre 4, 2022

Mas y Rajoy pastelean

En el mundo del espionaje, cuando sucede algo que era poco probable que sucediera y lo hace varias veces seguidas se suele decir que la primera vez es casualidad, que la segunda es coincidencia y que la tercera es el enemigo que ataca.

Y creo que es aplicable en estos momentos porque es demasiada casualidad que oigamos a Montoro hablar de la suavización del cumplimiento de déficit para determinadas autonomías, las que lo incumplieron, al tiempo que llegan noticias desde el partido gobernante en Cataluña sobre un aplazamiento de la consulta soberanista.

¿Busca ya Margallo legitimar una Hacienda propia en Cataluña?

Si le unimos que hace nada hemos tenido noticias de una reunión secreta entre Mas y Rajoy en Moncloa, que se supone para hablar de un tema básico consistente en que uno baja el pistón soberanista y otro sirve «la pasta», nos ubicamos ya en el pasteleo chantajista de los últimos 30 años.

Y creo que ya hasta tenemos la guinda que confirma el pastel. El frustrado Ministro de Economía que lo es de Exteriores, el Sr. Margallo ha dejado unas declaraciones que nos van poniendo en situación y que no tienen desperdicio.

Nos habla de revisar el Estado de las Autonomías y su financiación desde la corresponsabilidad fiscal y gestión de los impuestos como conciertos forales. ¿El sistema Foral del País Vasco no era insolidario con el resto del país e impuesto por la dictadura de las pistolas en la transición o es que he perdido la memoria? ¿Busca ya Margallo legitimar una Hacienda propia en Cataluña?

También habla de que el gobierno debe reservarse los grandes impuestos como IVA y Sociedades y el resto dejarlos al arbitrio de cada autonomía, al tiempo que ha dicho que la corresponsabilidad fiscal, no es tanto transferir agua como dejar a las autonomías que exploten sus propios pozos. Por favor, no se pregunten quiénes son los pozos explotados porque cabrea mucho pensarlo.

A mí todo lo que ha dicho Margallo me recuerda la frase del Gatopardo de «que todo cambie para que todo siga igual«. Vaya, que todo cambie para que nada de este sistema caro de sostener, corrompido y despilfarrador cambie de verdad, para que una élite siga viviendo muy bien, a costa de que otros vivan cada vez un poco peor y de paso que el tema de Mas quede solventado.

El problema se agravará y será algo parecido a lo que sucedió en la Restauración de 1874

Si desde el Estado, y digo Estado y no gobierno, no se aprovecha la situación en que nos encontramos para reformar de verdad el sistema de la transición y se cede de nuevo al chantaje independentista, como ha venido sucediendo hasta ahora, se habrá perdido una oportunidad histórica para llevar de verdad a este país al siglo XXI.

Y si no lo hace y no lo hacemos, el problema se agravará y será algo parecido a lo que sucedió en la Restauración de 1874 y que llegó hasta el 14 de abril de 1931, cuando todo cambiaba para que todo siguiera igual y que cuando cambió fue por un estallido social y un clamor popular que acabó en un país destrozado.

Creo que se impone sentarnos todos a la mesa para hacer de verdad un país cohesionado y con futuro, en vez de elevar la insolidaridad, el chantaje, el pasteleo y el despilfarro a la categoría de moneda corriente.

José Luis Martín Miralles-Estrella Digital

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

José Luis Martín Miralles

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias