jueves, diciembre 8, 2022

La guadaña del Gobierno

En casi 40 días, el actual Gobierno ha sido incapaz de crear ni un solo puesto de trabajo, pues el número de los «asesores» y de los cargos de confianza que ha colocado no computa, toda vez que sustituyen a los cesantes. Las gallinas que entran, pues, por las que salen, pero si bien no ha creado un solo nuevo empleo, que es para lo que se supone que venía este gobierno en plan salvífico, sí ha estado diligente con otras cosas, con las tocantes a laminar, a abolir, las leyes y las normas que, provenientes del Gobierno anterior, cree que son cosas de «rojos».

Así, por ejemplo, se cepilla la asignatura de Educación para la Ciudadanía, sustituyéndola por otra de nombre parecido, pero de contenido, seguro, bien disímil. Es cierto que con Educación, a secas, ya nos daríamos con un canto en los dientes, pues este país y sus nacionales la necesitan como el agua los campos en mayo, toneladas de educación, de refinamiento, de civismo, de cortesía, de urbanidad, de cultura a fin de cuentas, pero también lo es que esa asignatura tuneada por el PP, pepeada, no nos ha de hacer ni más educados, ni más cultos, ni más refinados, ni más benéficos. Ganas de complacer, sin más, al sector más ultra del partido, al que también dedica Gallardón su desagradable beligerancia contra la actual ley de interrupción voluntaria del embarazo. Los gays, porque son muchos, que, si no, con esta deriva, enormemente previsible por lo demás, lo mismo se quedaban sin poder casarse con todas las de la ley. La memoria cabal de los abusos y las atrocidades franquistas también podría regresar, por decreto, a las sentinas del olvido.

Esa cierta suavidad y esa cierta moderación usadas por el nuevo Ejecutivo en sus primeras semanas, tan convenientes para no asustar mucho a los andaluces que han de votar próximamente, se resquebrajan. No podía ser, en puridad, de otra manera. Basta recordar lo horripilante, lo satánico casi, que al PP le pareció todo lo que hacía el primer Zapatero, para prever cómo será su reacción, de la que están dando, deprisa, deprisa, tan inquietantes muestras.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Rafael Torres

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias