jueves, febrero 22, 2024
- Publicidad -

Los socialistas reafirman el diálogo ‘dentro de la Constitución’ ante las exigencias independentistas

No te pierdas...

Los ecos de los diálogos de investidura resuenan en el tablero político español. Los socialistas, liderados por Pedro Sánchez, se enfrentan a ciertas demandas por parte de Junts per Catalunya y ERC, que condicionan su apoyo a la disposición de Sánchez para trabajar en pro de un referéndum.

Desde el PSOE y el PSC, ante tales exigencias, se han pronunciado claramente: «Por ese camino, no hay avance posible». Ambos partidos, mediante un comunicado conjunto, han manifestado su preferencia por el diálogo, considerándolo «la única forma de garantizar el progreso y la convivencia en Cataluña».

En una posición de reafirmación democrática, PSOE y PSC señalan que cualquier discusión y resolución debe ser «dentro de la Constitución», argumentando que el diálogo debe enfocarse en superar divisiones y «no para profundizar en la ruptura y la discordia que tanta tensión generó de forma estéril en Cataluña y en el resto de España».

Este conflicto dialogante se contextualiza en un panorama donde la sociedad catalana y española, en las elecciones del 23 de julio, se decantó mayormente «por un gobierno progresista que continúe la senda de diálogo, acuerdos y concordia» iniciada hace cuatro años, desviando la mirada de episodios oscuros del pasado.

La coyuntura actual ERC y Junts han fortalecido su proposición conjunta, en la que se subraya la resolución del conflicto catalán «por la vía política y democrática», solicitando el respaldo del Parlament a un referéndum independentista. Este frente unido se adereza con demandas de una ley de amnistía para aquellos procesados por defender «el derecho a la autodeterminación».

«El Parlament de Cataluña defiende la necesidad de una ley de amnistía para dejar sin efecto lo que se había tipificado como infracción penal o administrativa», reza un fragmento del texto, reflejando la propuesta original de ERC, en relación a la defensa de la autodeterminación catalana.

El apoyo de ERC y Junts se erige como pilar indispensable para una eventual investidura de Sánchez. El líder socialista, para concretar su administración, requiere el voto afirmativo de los 14 diputados de dichas formaciones. Sin embargo, los socialistas mantienen que los diálogos tomarán más peso una vez Sánchez sea oficialmente candidato a la investidura.

Pere Aragonès, presidente de la Generalitat, ya había expuesto anteriormente la necesidad de establecer bases para un referéndum en la siguiente legislatura, instando a Sánchez a considerar este requerimiento en las negociaciones. Hasta la fecha, el tema de la amnistía había predominado en las conversaciones, situando el referéndum como un nuevo vértice de discusión en la evolutiva trama política española.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -