jueves, febrero 2, 2023

¿Es buena opción amortizar hipoteca si nos toca el Gordo de Navidad?

La duda que surge para algunos afortunados les toca el Gordo de la Lotería de Navidad es si buena opción amortizar la hipoteca

No te pierdas...

A un día de la celebración del sorteo del Gordo de Navidad, el sorteo de Lotería más esperado del año, son muchos los españoles que compran décimos con la esperanza e ilusión de que les toque uno de los grandes premios. En estos días previos, la gente fantasea con lo que harían con dicho dinero, siendo el sector inmobiliario uno de los destinos más populares entre los agraciados.
 
Los 328.000 € que ganarán los poseedores de cada décimo premiado por ‘El Gordo’, una vez descontado el aporte a Hacienda, permiten, como se suele decir, “tapar muchos agujeros”, entre ellos, los préstamos hipotecarios. Llegados a este punto, la pregunta que se hacen muchos españoles es la siguiente: ¿Qué hago con mi hipoteca si me toca la lotería?
 
La opción de eliminar la deuda hipotecaria
 
Josep Vera, director de Desarrollo de Negocio de Hipotecas.com, reconoce que aprovechar el dinero ganado en la lotería para pagar el capital pendiente de la hipoteca es siempre “una buena opción”, pues, detalla, “el ciudadano se podrá ahorrar aquellos intereses que genera el préstamo a lo largo de los años”.
 
No obstante, el experto considera conveniente matizar esta afirmación, ya que, para él, decisiones tan importantes como estas deben tomarse de forma consensuada y meditada entre los titulares del préstamo.
 
Si bien es cierto que invertir el premio en finalizar nuestro préstamo hipotecario es siempre positivo, se ha de tener en cuenta que este proceso tiene un coste. Además del pago de los trámites pertinentes para dejar a la vivienda libre de cargas se deberá abonar al banco la comisión fijada previamente en el contrato por amortización anticipada del préstamo”, explica Vera.
 
¿Cómo se liquida una hipoteca?
 
Una vez tomada la decisión de cancelar el préstamo hipotecario, se deberán seguir los siguientes pasos para concluir el proceso:

  • Solicitar a la entidad financiera el saldo pendiente de abonar.
  • Hacer una transferencia por dicha cantidad sumándole el importe correspondiente a la comisión de amortización anticipada estipulada.
  • Solicitar el certificado de deuda cero para asegurar que la vivienda queda libre de cargas.
  • Llevar a cabo el acto ante notario.
  • Cancelar la hipoteca en el registro de la propiedad.
  • En lo que respecta al pago de la comisión de amortización, su cuantía puede variedad en función de los acuerdos alcanzados entre las partes y la fecha del contrato vigente. “De este modo, si la firma se llevó a cabo después de junio del año 2019, la comisión por amortización total o parcial del préstamo será del 2% durante los 10 primeros años del préstamo y de 1,5% de ahí en adelante”, explica Vera.


 
¿Qué otras opciones existen?
 
En función del premio que nos toque, la opción de amortizar la totalidad de la hipoteca será más o menos accesible. De este modo, el experto aconseja estudiar bien las alternativas que ofrece el mercado en función de los años de hipoteca, su tipología y las comisiones pactadas. 
 
Los factores que se deben tener más en cuenta son el de no perder la deducción en las hipotecas anteriores al 2013, del 15% de lo pagado en el año, hasta 9.040 euros; el coste de la comisión por amortización anticipada, que puede llegar al 2% en función de la fecha de liquidación, entre otros”, detalla.


Amortización de cuota o de plazo
 
Si bien es cierto que la posibilidad de que nos toque El Gordo es reducida, el Sorteo de la Lotería de Navidad repartirá alrededor de 27 millones y medio de premios (27.547.200) con los que nos podemos llevar un dinero extra. Por tanto, en estos casos siempre es una buena opción realizar una amortización anticipada para reducir nuestra hipoteca en plazo (tiempo) o en cuota (capital e intereses). Pero ¿cuál es la mejor de las dos opciones?
 
Josep Vera asegura que: “No hay una opción mejor que otra, pero hay que recordar que el reducir el importe de nuestra cuota nos permitirá afrontar nuestras mensualidades de una forma más desahogada y pagar menos intereses durante el tiempo que nos quede de hipoteca, mientras que si reducimos el plazo de amortización tendremos que asumir las mismas cuotas, pero en menos tiempo”.
 
Ahorrar o invertir el importe ganado
 
Con la subida generalizada de los precios en los últimos meses, nuestros bolsillos y capacidad de ahorro se han visto mermados por lo que otra de las alternativas disponibles es conservar el importe ganado como un colchón para imprevistos.
 
Además, existen otras alternativas, como es el caso de las inversiones. Para Vera: “Una buena estrategia puede ser contar con un asesor financiero que nos recomiende cuál puede ser la alternativa más rentable en función de nuestra aversión al riesgo para invertir el importe ganado”.
 
Reformas del hogar
 
En el ámbito inmobiliario, una tendencia cada vez más popular es la de las reformas, especialmente gracias a la llegada de los Fondos Next Generation EU.
 
Para Josep Vera, “una inversión en la mejora del hogar, especialmente aquellas que van destinadas a la sostenibilidad y el ahorro energético, traerá consigo una reducción de costes permanente en las facturas que se han de abonar mes a mes”, y añade, “en España, el parque de viviendas derrocha más de 12 millones de euros al año, pero si mejoramos nuestra vivienda podremos ahorrar entre un 30-70% en nuestras facturas anuales”.  
 
Aquellas personas que aspiren a hacer de sus viviendas un espacio eficiente desde el punto de vista energético deberán mejorar su eficiencia, al menos, en un 30%. Para conseguirlo, en los casos de viviendas de entre 90 y 120 m2, lo ideal es contar con un tercer (48.000 euros/décimo) o cuarto premio (20.000 euros/décimo) para llevar a cabo una reforma importante en lo que a calidad estructural respecta, cambiando así suelos, ventas y sistemas de calefacción, entre otros.
 
En última instancia, si lo que se buscan son reformas de menor calado, con un cuarto, o incluso un quinto premio (6.000 euros por décimo), sería suficiente. Entran aquí la sustitución del parqué por suelo radiante, la utilización de sistemas de calefacción basados en energías renovables como la aerotermia o la instalación de paneles solares, que a un precio de 5.000 permiten ahorrar hasta 1.000 euros de media anuales en el consumo energético del hogar”, concluye el director de Desarrollo de Negocio de la web.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -