domingo 15.12.2019
TENDENCIAS

Las ventajas de andar en cueros

Rihanna no es la única a la que, hablando de etiqueta, le sobra la ropa.  A un gran número de famosos, y la lista es larga, les gusta lucir sus cuerpos desnudos. Pero al margen de postureos y querencias, la desnudez es sana, claro está, siempre que no sea impuesta

Imagen de una playa nudista.
Imagen de una playa nudista.

Con estas olas de calor persistentes que no nos dejan ni a sol ni sombra, quién no se acuerda de que exponer el cuerpo desnudo al entorno atmosférico se traduce en un sutil masaje de sensaciones proporcionadas por la temperatura y el aire en movimiento. Todos querríamos estar en una cala o playa de Menorca, por ejemplo, con esa huella que deja el agua fresca y sol rozándonos nada más que la piel. Pero no solo por la gozada que pueda significar un hecho así,  si no porque, en general, podemos decir que aceptar la desnudez es un signo saludable. "Significa aceptar tu propio cuerpo como algo integrado. Y si, además, compartes cama u otras actividades con otra persona, la aceptación de él es mayor, ya que eres capaz de mostrarlo. Pero es importante la comodidad de la persona, sin que se convierta en obligación porque esté de moda o sea tendencia", nos dice Francisca Molero, directora del Instituto de Sexología de Barcelona.

En Instagram, por ejemplo, hace tiempo que las celebrities luchan a pecho descubierto para evitar la censura. La cruzada #FreeTheNipple se ha extendido más allá de la reivindicación de la lactancia en espacios públicos y ha llegado hasta la defensa de la desnudez como estilo de vida. Así lo promovía Scout Willis, la hija de Demi Moore y Bruce Willis, que se fotografió paseando en topless por Nueva York.

Precisamente la ciudad que nunca duerme fue rebautizada como la 'ciudad desnuda' por el NY Post. El nudismo es una tendencia creciente en la urbe más cool del universo. Desde clases de yoga hasta restaurantes que cuelgan la etiqueta 'clothing optional'  amplían la oferta lúdica de esta metrópoli. Y sí, significa con ropa opcional, es decir, que puedes ir a un local a cenar y despojarte de todas tus prendas de vestir. En fin, deshacerte de todo, incluidos los prejuicios. "Vivimos en una sociedad con muchos tabúes y mucha insatisfacción y hay gustos para todo. Es una novedad que precisamente por llamar la atención, algunos pueden considerar interesante pasar por esa experiencia", comenta Antoni Bolinches, psicólogo clínico, sexólogo y director del Instituto Psicológico Antoni Bolinches.

Moda sí. Pero hay que dejar claro, dicen los expertos, que cada uno debe hacer su proceso y camino, siempre desde el respeto y sin imposición. Al margen de tendencias y postureos, lo cierto es que la integración del cuerpo y su aceptación son importantes. "La piel es el órgano más extenso del que disponemos y entre otras funciones la utilizamos para relacionarnos con otros. El contacto físico es muy importante, nos da seguridad y mucha información de nuestra relación con las personas, activa nuestra oxitocina. Todo esto tiene que ver con el apego, sobre todo, en los primeros años y es fundamental para la interacción con los demás", asegura la doctora Molero.

"Lo que está claro es que la desnudez nos acerca más a nuestro origen y esencia natural y eso es bueno", afirma el doctor Bolinches. Los expertos coinciden en señalar que además mejora nuestra vida sexual. "Si aceptas tu cuerpo y eres capaz de exponerlo, no estarás pendiente de complejos cuanto estés desarrollando una actividad sexual porque lo incorporas, dejándote y experimentando el placer que comportan las caricias y haciendo lo mismo con la persona con la que compartes. Hay además, un concepto que es el de complicidad corporal, que ocurre, sobre todo, en personas que llevan mucho tiempo juntas. En esos casos, podríamos decir que los cuerpos hablan, se comunican y complementan, al margen del pensamiento y ello mejora la satisfacción sexual porque, al fin y al cabo, el sexo es sentir", dice la doctora Molero.

"En el tema sexual hay dos corrientes. Hay parejas que defienden que dormir desnudos propicia el sexo y otras que piensan que si te acomodas a la desnudez continua se puede caer en una especie de rutina que rompa la esencia del deseo. Por eso, yo soy partidario de que cada cual siga los hábitos que prefiera porque si te acomodas demasiado a la pareja corres el riesgo de perder tus referentes. Por lo tanto, el desnudo debe formar parte de los propios valores personales y no hay que incorporarlo en ninguna circunstancia por imposición o moda", asegura el doctor Bolinches.

Está claro que no podemos decir que el desnudo sea bueno o malo, divertido o incómodo, depende de cada cual, pero sí es cierto que el cuerpo sirve para disfrutar y sentir y es importante estar en armonía con él. 

Comentarios