miércoles 20.11.2019
Fracaso profesional

La última deuda de José Luis Moreno

Reinas, la última obra televisiva del artista, ha resultado un fracaso económico para la productora. Pese a la fuerte inversión de TVE, de en torno a dos millones de euros por capítulo, la audiencia nunca quedó satisfecha

Serie Reinas.
Serie Reinas.

Reinas iba a ser la obra cumbre de un artista cuestionado, la consagración, el ejercicio de estilo de José Luis Moreno. Hoy es un fracaso de audiencia, carísimo para las arcas de TVE, pero no solo para ellos, también ha dejado importantes deudas con otros intervinientes en la producción de la serie.

La apuesta de RTVE por José Luis Moreno fue de tal calibre, que costó saber cuánto costó rodar esta pretenciosa serie de época. Las últimas cuentas hablan de dos millones de euros por cada capítulo. La producción, que trata las tumultuosas y depredadoras relaciones entre dos reinas inglesas, Isabel I y María Estuardo, muy en la línea de las serie británicas medievales, se rodó en escenarios británicos y españoles, a todo tren.

Semejantes pretensiones requerían un equipo de profesionales de primer nivel para ambientar en su época tamaña producción para lo que no escatimó en contar con caballos, luchas medievales y un cierto grado de acción que requería la intervención de especialistas de cine altamente cualificados.

La reconocida Nyumad AMS fue la elegida para este peligroso y vistoso trabajo que, finalmente, también ha sido víctima de las grandilocuencias desmedidas de Jose Luís Moreno, pues su sociedad Crystal Forest, productora de esa serie, le adeuda más de doscientos mil euros correspondientes a los trabajos de extras y entrenadores que requirió esta serie. Una labor valorada en facturas que fueron aprobadas por Crystal Forest, quien llegó a atender parcialmente el pago de algunas cantidades devengadas y que hoy adeuda la mayoría de lo devengado.

Reinas ha sido un fiasco financiero, como lo fue para la audiencia y a pesar de que el nombre de José Luis Moreno se ha ligado, quizás injustamente, a algunos de sus espectáculos televisivos más costumbristas, como aquel inefable Sábado noche; Temporada tras temporada, pese a las críticas, el ventrílocuo metido a productor, era contratado por TVE para estas galas, muestra postmoderma del más ajado estilo de la vieja revista. Las producciones de José Luis Moreno eran siempre criticadas por su baja calidad y pocas pretensiones artísticas, a pesar de éxitos notables como las diversas formas de la que se avecina.

En una fase quizás otoñal de su carrera, Reinas era para José Luis Moreno una reivindicación artística y como productor, lo que explicaría que se pusiera al mando absoluto de la producción y dirección; el proyecto apuntaba muy alto, a las serie de HBO como Roma o Los Tudor, completada con un reparto británico, exteriores en Reino Unido, un despliegue de medios poco habitual en las series españolas o en las de Moreno, generalmente más caseras y domésticas.

Aunque empezó recaudando un sólo discreto 'share' del 11%, y lamentablemente la audiencia le dio la espalda desde el principio, por lo que acabó en un paupérrimo 6,2%, muy lejos de la media de la cadena y en apenas 970.000 espectadores. La media de la serie, que no se renovó y se quedó en los escasos capítulos iniciales, fue del 7,4% del 'share' y 1,2 millones de espectadores por capítulo. Unas cifras insostenibles con la apuesta económica que había hecho TVE, de cerca de dos millones de euros por entrega.

Pero la productora de Moreno, a pesar de la envergadura del proyecto, es una sociedad con apenas el mínimo capital social, 3.010 euros. Su sede social está en una nave del polígono industrial de un pueblo de Madrid, Moraleja de Enmedio. El propietario, socio único y administrador es José Luis Rodríguez Moreno, conocido como José Luis Moreno.

Las últimas cuentas presentadas por Crystal Forest, en 2015, dicen que tiene ocho empleados y que facturó ese año 822.000 euros y pese a todo, Crystal Forest no ha atendido las diversas reclamaciones amistosas realizadas Nyumad AMS, quien ahora tiene que soportar las consecuencias de esos impagos que probablemente culminen en una reclamación judicial. Un terrible borrón financiero para la que debía haber sido el proyecto que consagrara en el arte televisivo a José Luis Moreno.

Comentarios