Miércoles 18.07.2018
Salud y bienestar

Conozcan lo mejores tratamientos dentales

Diferentes tratamientos dentales pueden ayudar a mejorar la salud bucodental

La ortodoncia es una especialidad de la odontología, que se encarga de la corrección de los dientes y huesos posicionados incorrectamente en la boca. En ocasiones los dientes que están en mala posición y los que no hacen una “mordida” correcta suelen ser difíciles de mantener limpios, y corren el riesgo de pérdida precoz debido a caries y enfermedades periodontales. También suele ocasionar una tensión aguda sobre los músculos a la hora de masticar, que puede derivar en dolores de cabeza, mandíbula e incluso molestias en el cuello.

Los tratamientos de ortodoncia no son solo cuestión estética, sino intervenciones que  proporcionan salud bucodental, pues facilita su higiene.

Para saber si se necesitaría recibir este tratamiento lo mejor es visitar al dentista o al ortodoncista. El especialista hará un diagnóstico y abrirá una historia clínica que consistirá en:

  • Examen clínico sobre los problemas que afectan al paciente, tales com: mordida, torcedura de diente, estrechamiento de paladar, etc.
  • Se elaborarán moldes de yeso de los dientes, de esta forma se evaluará cuál es el estado original de ellos y se podrá estudiar la evolución y el tratamiento.
  • Radiografías y fotografías: estas se realizan para conocer cuál es la postura maxilar que ocupan los dientes dentro de la boca. Es importante para el dentista conocerla y averiguar cuáles serán los movimientos que se harán en ella. Las fotografías servirán para ver la evolución que se producirá.

Si se desea recibir atención especializada lo mejor será acudir a ortodoncia Zaragoza. Allí encontrará la mejor clínica especializada, asesoramiento sobre qué modelo será el que mejor se ajusta al perfil.

Afecciones por las que se necesita un especialista

A continuación se enumeran una serie de afecciones bucales por las cuales sería necesario comenzar un tratamiento con ortodoncia:

  • Sobremordida: las coronas de los dientes anteriores superiores cubren casi por completo a los inferiores.
  • Sub-mordida: el individuo presenta un aspecto de “bulldog”, es decir que los dientes inferiores se extienden hacia adelante y cubren los superiores.
  • Línea desplazada: cuando al morder los dientes superiores no se alinean con los dientes de la mandíbula inferior.
  • Espaciamiento: separaciones y espacios entre dientes, como resultado de piezas faltantes o que no ocupan todo el espacio, por lo que los dientes tienden a moverse.
  • Apiñamiento: al contrario que el caso anterior, los dientes son muy grandes o la boca muy pequeña, por lo que tienden a juntarse demasiado entre ellos.

Modelos más populares de ortodoncia

Brackets de cerámica

El color metálico de los brackets tradicionales resulta imposible disimularlo sobre el diente, en muchas ocasiones se pintan de blanco, pero no es una buena medida pues, el arco se cambia mensualmente. Por eso la mejor medida es elegir materiales como la cerámica, el zafiro o la porcelana.

Son materiales más caros pero estéticamente dan mejor resultado, pues sus colores son mucho más neutros

Brackets tradicionales

Son metálicos, tanto el arco como el bracket en sí. Son igual de efectivos pero su color metálico resalta más sobre el blanco del diente.

Es el modelo más solicitado actualmente, pues el material no supone un extra en el costo final. Cuando los pacientes jóvenes acuden a la clínica junto con sus familiares, suelen decantarse por este, pues su efectividad y precio son los más recomendados.

Ortodoncia invisible

Recientemente han aparecido soluciones innovadoras que han revolucionado esta metodología. Se trata de un tipo de ortodoncia transparente que emplea férulas dentales denominadas alineadores, completamente incoloras y confeccionadas a medida para cada paciente. Este sistema resulta casi imperceptible. Se debe cambiar la pieza de manera frecuente para ir obligando al diente a moverse.

Tratamientos de implantes

Los implantes son elementos metálicos que se ubican quirúrgicamente en los huesos maxilares, debajo de las encías, una vez colocados en el lugar donde antes había un diente, el dentista puede fijar sobre este soporte las coronas o puentes fijos. Esta acción favorece a que el paciente pueda recuperar la pieza dental que perdió. La mejor decisión es acudir a especialistas de implantes Zaragoza, de esta forma se garantizará el éxito del proceso.

¿Cómo funcionan?

El implante se fusiona con el hueso mandibular, proporcionando un soporte estable para los dientes artificiales. Las prótesis y los puentes colocados sobre los implantes no se deslizan ni se correrán en la boca, es una gran ventaja que favorece positivamente la masticación y el habla.

Para recibir implantes es necesario tener una encía sana y hueso adecuado que soporte el proceso. El paciente además deberá asumir el compromiso de mantener sanas las estructuras, llevando una higiene bucal meticulosa y realizar visitas regulares al odontólogo.

Los implantes son más costosos que otros métodos de reemplazo de piezas dentales, pero a largo plazo merece la pena, gracias a la calidad de vida que le da a sus usuarios.

Comentarios