sábado 24/10/20

El comercio multicanal: haz que tu negocio sobreviva al Covid-19

Se tiene constancia de que la primera venta online se realizó en los años 80, aunque no fue hasta mediados de los 90 cuando surgieron plataformas web como Amazon o eBay. Estas plataformas online se incluyen dentro del “e-commerce”, un concepto actualmente en auge que apela a todo lo relativo a comprar y vender en línea, incluyendo también las estrategias de marketing con las que distintas empresas promocionan sus productos digitalmente
main-header-img

Conforme la tecnología evoluciona, también lo hace la economía. Un factor decisivo en el  éxito de la venta online es la pandemia por el actual Covid-19. De hecho, según apunta Global Data en su informe “Minorista multicanal y COVID-19”, los negocios minoristas que han logrado sobrevivir durante este periodo y que aún hoy siguen conservando su hueco en el mercado, son aquellos que han apostado por el comercio multicanal.

Ahora bien, ¿en qué consiste exactamente este comercio y qué implica comprar a través de sus canales en línea?

¿Qué es el comercio multicanal?

El comercio multicanal (como su mismo nombre indica) se basa en la venta de productos a través del mayor número de canales posibles, es decir, mediante todos los medios (tiendas físicas, tiendas online, redes sociales, catálogos, publicidad electrónica, mercados en línea como Amazon…) que contribuyen a aumentar las ventas de un negocio en cuestión.

Puede resumirse como una venta minorista de productos a través de varias vías. Al haber más “canales” por los que vender los productos, la difusión de estos es mayor y, por tanto, las posibilidades de venta aumentan.

Se han realizado varios análisis sobre cómo favorece el comercio multicanal a las ventas minoristas y se ha encontrado que los negocios minoristas que utilizan dos canales, por ejemplo: una tienda física y una tienda online, doblan sus ventas frente a aquellos que abogan por un solo canal (tienda física u online, pero no ambas).

Beneficios de vender en multicanal

 

  • Cada mercado tiene su propia audiencia. De este modo, distintos mercados atraen a compradores de distintos tipos, logrando así llegar a más personas.

 

  • Cada canal cuenta con unos incentivos que lo caracteriza y distingue del resto. Los precios, la opción de envío gratuito, los cupones de descuento o los tickets regalo son sólo algunos de los incentivos que resultan más atractivos.

 

  • Permite escalar puestos en un mercado competitivo; fundamental para posicionar una marca en buen lugar.

 

  • Se pueden duplicar, triplicar y cuadruplicar las ventas incluso desde una inversión mínima, mediante herramientas gratuitas, sin efectuar grandes inversiones desde el principio.

Canales clave de comercio en línea

 

1. Redes sociales

 

Las ventas pueden gestionarse únicamente a través de ellas. Aunque normalmente se utilizan como plataformas complementarias a otros canales en línea.

Facebook, Twitter e Instagram ofrecen la posibilidad de crear cuentas de empresa, en la que exponer los productos de la marca, con sus correspondientes precios (indicados en cada una de las fotografías), con enlaces a la tienda virtual y con botones de acción como “Comprar ahora”. Esto último permite gestionar la venta / compra desde la misma red social.

2. Mercados en línea

 

Se definen como páginas web de comercio electrónico. Hay varias formas de contar con un mercado en línea. Se pueden utilizar plataformas ya creadas, como Amazon, eBay o Rakuten; o abogar por crear un mercado online propio, para lo que ya hay muchas empresas que permiten crearlos y gestionarlos desde sus mismas plataformas online. Tal es el caso de InSales.

3. CSE

 

Son los motores de comparación de compra. Estos motores pueden definirse como buscadores con acceso a bases de datos que almacenan información sobre productos: precio, tiendas donde adquirirlo, información variada (por ejemplo, ingredientes), etc.

El comprador realiza una búsqueda del producto en cuestión y obtiene en una sola página la información del producto buscado.

¿Cómo lanzar un canal en línea?

Si no se desea recurrir a un mercado online ya creado, la alternativa que queda es la de crear un mercado online propio, para lo que se necesita una plataforma en la nube, como InSales.com, desde donde gestionar el espacio digital en el que exponer los productos, y una empresa de mensajería, para gestionar los envíos.

InSales.com

Fundada en 2008, InSales surge como solución a las dificultades que muchos empresarios tuvieron que afrontar hace unos años al crear tiendas online. Como solución a problemas como el soporte técnico o las plantillas poco atractivas, InSales incorpora en 2009 un servicio íntegro basado en:

  • Plantillas modernas y atractivas de diseño responsive, es decir, que se adaptan al dispositivo desde el que se accede. Así, la tienda siempre conserva su apariencia armónica aunque se acceda por móvil, tableta u ordenador.
  • Muchos diseños y herramientas gratuitos.
  • Soporte técnico 24/7, a través de chat online, teléfono o email.

¿Qué se puede vender en InSales?

 

  • Moda
  • Prendas interiores
  • Calzado
  • Productos informáticos y/o electrónicos
  • Electrodomésticos y artículos para el hogar
  • Puericultura
  • Alimentación
  • Cosmética y perfumería
  • Mobiliario
  • Regalos personalizados
  • Joyería
  • Decoración de hogar y oficina
  • Libros

¿Qué pasos sigue InSales para montar la tienda online?

 

  1. Escoger qué es lo que se quiere vender
  2. Buscar y encontrar clientes potenciales
  3. Buscar y encontrar proveedores
  4. Elegir el nombre de la tienda
  5. Creación de la tienda
  6. Seleccionar un estilo de plantilla web
  7. Introducir los productos
  8. Determinar sistemas de pago y opciones de entrega
  9. Formas de atraer al comprador
  10. Control de acciones (campañas publicitarias y estrategias de marketing

Comentarios