martes 12.11.2019
EL FUEGO HA CALCINADO MÁS DE 1.200 HECTÁREAS

Un imputado por el incendio de Òdena, que continúa fuera de control

Un vecino de la localidad barcelonesa se presentó en la comisaría y reconoció haber provocado accidentalmente el fuego cuando estaba manipulando una picadora de paja. El viento podría expandir el fuego y "poner en peligro zonas ya protegidas"

El incendio en Barcelona sigue fuera de control. | EP
El incendio en Barcelona sigue fuera de control. | EP

Un vecino del municipio de Òdena ha sido imputado por el incendio que se declaró este domingo por la tarde en la localidad barcelonesa de Òdena y que ha calcinado más de 1.200 hectáreas.

El hombre, de 59 años y nacionalidad española, se presentó de forma voluntaria este lunes en una comisaría de los Mossos d'Esquadra, donde ha reconocido que estaba manipulando una picadora de paja cuando se inició el fuego accidentalmente.

El fuego, que afecta a los municipios de Òdena, Castellfollit del Boix, El Bruc y Sant Salvador de Guardiola, ha devorado hasta el momento unas 1.200 hectáreas de vegetación y sigue sin control. Además, las condiciones meteorológicas tampoco están ayudando para sofocar el incendio, ya que el viento podría expandir el fuego y "poner en peligro zonas ya protegidas", según ha advertido el consejero de Interior de la Generalitat, Jordi Jané.

El propio Jané también ha señalado que se trabaja para establecer este mismo lunes el perímetro del fuego, especialmente en el flanco izquierdo, en una zona de difícil acceso.  

Labores de extinción

Un total de 11 medios aéreos se han incorporado a la extinción del incendio de Òdena (Barcelona): dos helicópteros de comando, cinco bombarderos y cuatro aviones de vigilancia y ataque, han informado los Bomberos de la Generalitat. Lo han hecho después de que las condiciones de visibilidad lo han permitido, ya que a primera hora de este lunes solo se había podido incorporar uno, y también trabajan 130 vehículos terrestres.

Aunque no ha habido daños en la población, dos agentes de las ADF fueron atendidos este domingo por una lipotimia y por una caída por un barranco. Por el momento, una treintena de vecinos permanecen desalojados por el incendio en el punto de acogida de Sant Salvador de Guardiola, después de que el resto de personas hayan podido volver a sus casas.

Según han informado los Bomberos de la Generalitat este lunes en un comunicado, se han cerrado los centros de acogida del Bruc y Manresa, y los 72 menores desalojados de forma preventiva de una casa de colonias han podido volver al edificio.

El fuego ha obligado a restringir el acceso a pie a la montaña de Montserrat y el funicular sigue cerrado preventivamente, aunque están abiertos el aéreo de Montserrat, el tren cremallera y el acceso por carretera.

Comentarios