sábado, julio 20, 2024
- Publicidad -

Consumir alcohol en vuelos de larga distancia puede suponer un riesgo para el corazón

La investigación muestra que la combinación de alcohol y vuelos de larga distancia puede reducir el oxígeno en sangre y aumentar nuestro ritmo cardíaco mientras dormimos

No te pierdas...

Una nueva investigación ha revelado que combinar vuelos de larga distancia con el consumo de alcohol puede ser potencialmente peligroso para el corazón. El estudio, publicado en el diario Thorax, sugiere que incluso los pasajeros jóvenes y sanos pueden experimentar una significativa caída en los niveles de oxígeno en sangre y un aumento en la frecuencia cardíaca tras beber alcohol mientras duermen en condiciones de altitud simuladas.

Científicos del Instituto de Medicina Aeroespacial del Centro Aeroespacial Alemán llevaron a cabo un pequeño ensayo con 40 voluntarios sanos, de entre 18 y 40 años. El objetivo era entender cómo la combinación de alcohol y condiciones de vuelo de alta altitud afecta al cuerpo. Los participantes fueron divididos en dos grupos: uno durmió en condiciones atmosféricas normales y el otro en una cámara de altitud que replicaba la presión de cabina de un avión a 8.000 pies, aproximadamente 2.438 metros sobre el nivel del mar.

A la mitad de cada grupo se le pidió que bebiera una cantidad moderada de alcohol, aproximadamente dos tragos, antes de dormir. Después de dos noches de recuperación, los grupos cambiaron de condiciones para asegurar que los resultados no se vieran afectados por el momento del experimento. 

Los resultados mostraron que los participantes que durmieron en la cámara de altitud experimentaron una reducción significativa en los niveles de oxígeno en sangre, especialmente después de consumir alcohol. En promedio, la saturación de oxígeno en sangre de estos individuos cayó al 85% después de beber, comparado con el 88% cuando no consumieron alcohol. Además, su frecuencia cardíaca aumentó más que en cualquier otra condición. Por otro lado, aquellos que durmieron en condiciones normales mantuvieron niveles de oxígeno estables, aunque también experimentaron un ligero aumento en la frecuencia cardíaca tras consumir alcohol.

Implicaciones para la salud cardiovascular

Estos hallazgos son particularmente preocupantes para personas con problemas cardiovasculares preexistentes o mayores, que pueden ser más vulnerables a las fluctuaciones en los niveles de oxígeno y aumentos en la frecuencia cardíaca. El entorno de baja presión en los aviones ya expone a los pasajeros a una menor saturación de oxígeno, y el alcohol, conocido por disminuir la saturación de oxígeno y aumentar la frecuencia cardíaca durante el sueño, puede agravar estos efectos. 

Los resultados del estudio también indicaron que el sueño REM y profundo, cruciales para la calidad del sueño, se redujeron significativamente en los participantes que bebieron alcohol mientras dormían en la cámara de altitud.

Dado que las emergencias médicas en vuelo, aunque raras, ocurren aproximadamente en uno de cada 604 vuelos, y el 7% de ellas están relacionadas con problemas cardiovasculares, los investigadores sugieren que podría ser prudente reconsiderar las políticas de servicio de alcohol en vuelos de larga distancia. Proponen que tanto los pasajeros como la tripulación deben ser informados sobre los riesgos potenciales del consumo de alcohol en estas circunstancias. 

“En conjunto, estos resultados indican que, incluso en individuos jóvenes y sanos, la combinación de la ingesta de alcohol con el sueño en condiciones hipobáricas plantea una considerable tensión en el sistema cardíaco y podría provocar una exacerbación de los síntomas en pacientes con enfermedades cardíacas o pulmonares”, concluyeron los autores del estudio. 

Esta investigación abre la puerta a más estudios para confirmar estos efectos y evaluar su impacto en personas que duermen en posiciones típicas de vuelo, como sentadas. Mientras tanto, es aconsejable que los viajeros de vuelos largos reconsideren su consumo de alcohol para evitar posibles complicaciones de salud.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -