miércoles, febrero 21, 2024
- Publicidad -

El chollo de ser diputado y senador de fuera de Madrid: Entre 112.000 y 114.000 euros libres de impuestos en cuatro años, como mínimo

De los 350 escaños del Congreso, 313 serán ocupados por parlamentarios de ‘provincias’ que cobrarán 14 pagas anuales de unos 2.000 euros en concepto de indemnización

No te pierdas...

Si has presentado el borrador de la renta a la Agencia Tributaria y te ha tocado pagar esta noticia puede producirte una úlcera. La convocatoria de las Elecciones Generales anticipadas del 23 de julio ha hecho saltar por los aires cualquier atisbo de estrategia en los partidos políticos tras el 28M. Pedro Sánchez no ha querido atravesar un semestre completo de la mano de un socio de Gobierno moribundo, electoralmente con respiración asistida, como es el caso de Unidas Podemos. Y eso que el resultado del PSOE tampoco ha sido el esperado, con pérdidas de poder autonómico y local. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha quedado amortizada y (casi) descartada en las listas de Sumar. Por el contrario, otro de los ministros ‘quemados’, esta vez, en la cuota socialista, es el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Uno y otro pueden correr suerte dispar ya que el segundo va como número uno por la circunscripción de Cádiz, aunque sea natural de Bilbao.

Con este panorama, el PSOE está confeccionando unas listas electorales con celeridad, colocando a muchos ministros en puestos de salida, pensando en que, si Sánchez tiene que preparar la mudanza para salir precipitadamente de La Moncloa, habrá refugio, calor en invierno y un sueldo público garantizado en el Congreso de los Diputados durante cuatro años, siempre que la legislatura se agote y Sánchez no baje de la barrera de los 100 diputados. Porque en ese caso, tendrá que rendir cuentas ante el Comité Federal y pedirán su cabeza, algo que conoce a la perfección. Pero ya se ha encargado él de colocar a los suyos para montar un equipo de cara a liderar la oposición, a modo de plan B. Y la ventaja de dejar de ser presidente del Gobierno o ministro y quedarse ‘solo’ calentando un escaño es una diferencia de sueldo evidente, tanto al alza, como a la baja. Eso sí, seguirán sin cobrar complemento de productividad como los secretarios de Estado, subsecretarios, secretarios generales, directores generales y directores de Gabinete.

Por el contrario, ingresarán dos pagas extraordinarias y, aquí viene el chollo, tendrán derecho a una indemnización exenta de tributación para gastos de manutención y alojamiento. Es una cantidad destinada a afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara. Encima, esta cantidad, que varía según si el diputado se presenta por Madrid o por otra circunscripción, no se debe confundir con la dieta por desplazamiento que perciben en los viajes oficiales expresamente autorizados por la Mesa del Congreso. Hablamos de 150 euros al día en el extranjero y 120 euros diarios en territorio nacional. Y una tarjeta de hasta 3.000 euros al año en taxis en Madrid ciudad y 0,25 euros por kilómetro en caso de que su señoría use su vehículo propio.

No obstante, algunos ministros del Ejecutivo de Sánchez han sido en la pasada legislatura, a su vez, diputados. Eso sí, solo podían cobrar un sueldo público, pero sí percibían la indemnización libre de impuestos mencionada. Por ejemplo, Sánchez tiene una retribución fijada en los Presupuestos Generales del Estado de 90.010 euros en 12 pagas para 2023, vive en La Moncloa con todos los gastos pagados, pero percibe casi 1.000 euros ‘limpios’ como diputado por Madrid.

De 13.000 a 28.000 euros sin tocar Hacienda

Según el régimen económico de sus señorías, cada diputado tiene una asignación constitucional básica de 3.126 euros brutos al mes. Son 14 pagas al año. Además, según la carga de responsabilidad en el grupo parlamentario o en cada comisión, también ingresan varios complementos. Pero nos vamos a centrar en la parte de la retribución que escapa a la Agencia Tributaria. La indemnización, exenta de tributación. Son 14 pagas al año de 2.008 euros para los 313 diputados de las circunscripciones de fuera de Madrid y de casi 1.000 euros (unos 959 euros), para los 37 parlamentarios de Madrid. Y eso que en agosto y enero las cámaras no suelen tener actividad y la gran mayoría de diputados no viaja de su lugar de residencia a la capital de España para llevar a cabo sus tareas legislativas. Es decir, hay meses que sus señorías cobran esa cantidad y no tienen que hacer uso de ella, es un dinero que va a parar a sus bolsillos, no se destina a gasto.

Si hacemos números, son 28.120 euros libres de impuestos al cabo de un año y 112.482 euros tras una legislatura completa para los diputados de ‘provincias’. Y eso sin contar los incrementos salariales que se aprueban cada año. Por lo tanto, 313 diputados podrán cobrar, como mínimo, 35,2 millones de euros ‘invisibles’ para Hacienda en cuatro años. En cambio, para uno de Madrid son 13.422 euros anuales, unos 53.690 euros en cuatro años, que suman casi dos millones de euros (1,98) que no pasan por el fisco. El ‘botín’ total de los 350 diputados es de casi 37,2 millones de euros en cuatro años.

Senadores

Los miembros electos de la Cámara Alta corren la misma suerte. Así, la asignación constitucional básica es un poco más alta que en el Congreso (no se explica el motivo en la página web). Son 154 pagas de 3.174 euros. El próximo 23 de julio se renuevan 208 escaños electos de los 266 (265 en la legislatura pasada porque la Comunitat Valenciana perdió uno por población). El resto son designados por los parlamentos autonómicos y eso ocurrirá una vez se constituyan estos, tras el 28M, donde hubo elecciones en 12 comunidades autónomas.

La indemnización para los senadores de fuera de Madrid es de 14 pagas anuales 2.037 euros libres de impuestos. Son 28.519 euros anuales y 114.076 euros al cabo de cuatro años. Si nos centramos en los 204 senadores son casi 23,3 millones para repartir, sin pasar por Hacienda. En cambio los cuatro senadores electos de Madrid más los siete designados por la Asamblea cobrarán 971 euros al mes. Son 13.601 euros anuales y 54.403 euros al cabo de cuatro años. En total, 598.000 euros. Con ese dinero “deben afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara. Es una cantidad dedicada, pues, a cubrir gastos y por ello exenta de tributación”, tal y como recuerda la web del Senado.–

Carles Torrijos

Fundador y director de Sueldos Públicos 

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -