martes, abril 23, 2024
- Publicidad -

El Banco de España cerró 2023 sin beneficios

No te pierdas...

El Banco de España ha hecho público que cerró 2023 con un resultado nulo. Esta es la primera vez desde su fundación en 1782, que la entidad no obtiene beneficios, aunque tampoco ha registrado pérdidas.

Pablo Hernández de Cos, gobernador de Banco de España, ha manifestado que esta situación se explica debido a la aplicación de políticas monetarias no convencionales en la última década, y por la subida de los tipos de interés de los últimos meses para paliar el crecimiento de la inflación. Esto pone fin a un ciclo alcista en el que, entre 2014 y 2022, la institución obtuvo unos beneficios medios anuales de 2.116 millones de euros.

Desfase entre los ingresos y los gastos

Entre 2014 y 2022 los tipos de interés se mantuvieron en un nivel muy bajo, incluso estuvieron en negativo. De modo que los bancos centrales cobraban a las entidades por los depósitos mantenidos en sus balances, en lugar de tener que pagar por ello. De esta forma, los ingresos del Banco de España durante ese período fueron muy superiores a los gastos generados por los préstamos concedidos a los bancos a tipos negativos.

Con la subida de los tipos de interés puesta en marcha por el Banco Central Europeo (BCE), la situación ha cambiado bruscamente. En 2023 el Banco de España incurrió en 1.266 millones de euros de pérdidas al ejecutar la totalidad de las provisiones que tenía para riesgos financieros (6.620 millones de euros).

Ahora, la entidad tiene que remunerar las cuentas de depósitos de los bancos comerciales a un 4%, lo que ha multiplicado sus costes.

Este desfase entre los ingresos y los gastos se está produciendo en otros bancos centrales del Eurosistema. De hecho, el propio BCE perdió casi 1.270 millones de euros el año pasado. Pero los expertos aseguran que esta es una situación transitoria y que su duración dependerá del ritmo al que vayan descendiendo los tipos de interés, cuando comiencen a hacerlo, algo que se espera para el segundo semestre del año.

La situación actual no compromete en modo alguno a la entidad, que en 2022 tenía una provisión de 33.000 millones de euros, un colchón más que suficiente para hacer frente al desfase temporal entre ingresos y gastos financieros.

Por lo que se refiere a la reserva de oro, al cierre del ejercicio de 2023 el Banco de España contaba con 16.910,85 millones de euros, equivalentes a 9.054 millones de onzas troy de 31,1 gramos de oro fino, con un valor de mercado de 1.867,83 euros por onza. Estas cifras no han variado durante el ejercicio, pero su valor se ha incrementado con respecto al de 2022, como consecuencia del aumento del precio de mercado del oro.

Sin aportación al Tesoro Público

Ante el resultado nulo obtenido en 2023, el Banco de España no va a realizar ninguna aportación al Tesoro Público, al que suele destinar el 90% de sus beneficios. Una situación que contrasta con la del año pasado, cuando la entidad ingresó 2.162 millones de euros a las arcas públicas, la cifra más alta registrada desde el año 2014. Hasta el momento, la aportación mínima había sido la de 2016, con 1.462,19 millones de euros.

Además de publicar sus resultados anuales, el Banco de España ha emitido su informe trimestral y de proyecciones macro de la economía española. Destaca que el crecimiento en España ha sido durante los primeros meses del año más dinámico de lo esperado, impulsado principalmente por el incremento del gasto público, puesto que el consumo privado ha estado en descenso. En este sentido, el organismo destaca la importancia de incentivar el consumo privado para mantener un crecimiento que sea sostenible por sí mismo, y no sostenido artificialmente a través del gasto público.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -