lunes, diciembre 5, 2022

Rusia reduce aún más el flujo de gas a Europa

El gasoducto ruso actualmente opera a un 40% de su capacidad, pero a partir de este miércoles se reducirá a un 20% lo que supone que dejarán de llegar a Europa unos 33 millones de metros cúbicos de gas al día.

El gasoducto Nord Stream dejará de bombear 33 millones de metros cúbicos a partir de este miércoles por problemas en una turbina, según han asegurado en un comunicado oficial que ha disparado las alarmas en Alemania.

La empresa rusa Gazprom reducirá desde este miércoles un 20% el envío de gas a Europa a causa de la realización de trabajos de mantenimiento.

El gasoducto ruso actualmente opera a un 40% de su capacidad, pero a partir de este miércoles se reducirá a un 20% lo que supone que dejarán de llegar a Europa unos 33 millones de metros cúbicos de gas al día.

Rusia había recortado ya el volumen de entregas de gas a Europa, asegurando que debido a la falta de una turbina que está en reparación en Canadá, el gasoducto no puede funcionar con normalidad.

La turbina no habría vuelto aún de Canadá a causa de las sanciones impuestas por occidente por la invasión de Ucrania.

Castigo de Rusia

Robert Habeck, vicecanciller de Alemania asegura que los cortes de gas son un castigo de Rusia por las sanciones. «Intenta debilitar el gran apoyo a Ucrania y abrir una brecha en nuestra sociedad. Para ello, agita la incertidumbre y hace subir los precios. Estamos contrarrestando esto con unidad y acción enfocada. Estamos tomando precauciones para pasar el invierno«, ha lamentado.

Nord Stream cuenta con una capacidad de 167 millones de m3, según la empresa estatal Gazprom, conecta a Rusia con Alemania por el mar Báltico. 

Se trata de una infraestructura estratégica para el suministro de gas a Europa, muy dependiente de los recursos energéticos rusos.

Acuerdo en la UE para reducir el consumo de gas un 15%

Por su parte, la Unión Europea se prepara para enfrentar lo que se augura un invierno difícil. Los ministros de Energía de la UE alcanzaron este martes un acuerdo político para reducir de forma «voluntaria» el consumo de gas en el mercado comunitario un 15% hasta la próxima primavera.

El acuerdo político alcanzado (con la oposición de Hungría) plantea reducir la demanda de gas un 15% desde el 1 de agosto hasta el 31 de marzo del próximo año, respecto a la media de consumo de los últimos cinco años, aunque será cada país quien escoja las medidas que implantará.

Estas medidas de reducción de la demanda de gas que adopten los países comunitarios deberán priorizar que no afecten a los clientes protegidos, como hogares y servicios esenciales.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias