domingo, febrero 25, 2024
- Publicidad -

Se retira Daniel Elena, eterno copiloto de Loeb y 9 veces campeón mundial

No te pierdas...

David Durán
David Durán
Periodista, escritor y comentarista, especializado en el motorsport y e-sports. Corresponsal en Andalucía para Estrella Digital.

El pasado 28 de febrero Daniel Elena comunicaba su despedida definitiva del mundo de los rallyes como copiloto profesional, siendo el copiloto más laureado del Campeonato Mundial de Rallyes con nueve títulos mundiales, logrados en Citroën junto a Sébastien Loeb. El monegasco Daniel Elena, tras haber competido en eventos de rallyes históricos (también como piloto) y en el Dakar, cuelga el casco y se dedicará a otros proyectos personales y laborales tras haber cumplido los 50 años de edad en diciembre de 2022. En concreto, lanzará su propia línea de ropa, llamada Petal To The Metal, ambientada en el mundo del motor.

Daniel Elena (‘Danos’ para los amigos) comenzó copilotando a diferentes pilotos a principios de los noventa en eventos regionales, como los de la Copa de Francia de rallyes así como algunos del Campeonato de Francia de Rallyes de Asfalto, además de copas monomarca francesas como la Citroën Challenge o el Volant Peugeot, el origen de lo que conocimos en España como el Desafío Peugeot que tantos grandes pilotos y copilotos nos dio durante más de veinte años.

Para los fans de los rallyes espectadores Danos resultaba casi de casa. Y es que, además del apellido, es monegasco de ascendencia gallega dado que su madre nació en As Somozas, en la zona de Ferrol – donde se celebra uno de los rallyes más antiguos de España. Gracias a ello chapurreaba con los fans y medios de comunicación, aunque casi siempre en clave de humor, nuestro idioma.

Loeb Elena 2002 Piedrafita Citroën Xsara Kit Car

Danos conoce a Séb

Ahora bien, la historia de Daniel Elena cambiaría para siempre cuando su camino se cruzó con el de un joven Loeb. Un pequeño y tímido alsaciano que provenía de la gimnasia rítmica y descubrió un día que le gustaban mucho, pero mucho, los rallyes. Aquel año, con los Citroën Saxo Kit Car del Citroën Trophy, arrasaron, debutando en el Mundial de Rallyes al año siguiente. Su periplo les llevó a ganar en 2001 el campeonato francés con el Citroën Xsara Kit Car preparado por el equipo español Piedrafita Sport – mano derecha de la Citroën Sport de aquel entonces – así como ganar el primer Junior WRC con el Saxo S1600.

Esto les hizo labrarse un hueco tanto a Loeb como a Daniel Elena para llegar al equipo oficial de Citroën cuando estos comenzaron su asedio al WRC con el Xsara WRC. Su primera victoria llegaría en Alemania 2002, logrando otras tres victorias en 2003. A partir de 2004 comenzaría la época dorada de la marca de los tres chevrones con un sinfín de victorias logradas por el binomio Sébastien Loeb y Daniel Elena, empezando por tres títulos consecutivos con el Xsara WRC – el último año no con el equipo oficial sino con Kronos Racing, mientras que la marca se centró en desarrollar el coche sucesor, el C4 WRC.

Loeb Elena Monte-Carlo 2007 Wrc Citroën

El C4 WRC sería un coche muy bien parido, logrando la dupla un total de 34 victorias entre 2007 y 2010, ganando los cuatro títulos mundiales de pilotos y copilotos. La racha de victorias y títulos seguiría en 2011 y 2012 con el DS3 WRC, ya adentrados en la segunda generación de World Rally Cars. Sébastien Loeb y Daniel Elena lograrían sus dos últimos títulos antes de que Loeb decidiera dejar a tiempo completo el WRC, buscando otros horizontes – ya había corrido en Le Mans y rozó la Fórmula 1 años antes, poniendo sus miras en el Mundial de Turismos en el que Citroën arrasaría años después. Eso sí, en 2013 corrieron de forma parcial, ganando en Monte-Carlo y Argentina.

A partir de ese momento Daniel Elena no estaba tan presente en el WRC, copilotando a tiempo parcial. En varias ocasiones acompañó al entonces jefe de Citroën Racing, Yves Matton, en sus incursiones en rallyes como el Boucles a Bastogne o el Rallye de Condroz, uno de los más respetados en Bélgica y buena parte de Europa.

No obstante, Loeb (tras una aparición mundialista en Monte-Carlo 2015 y un gran Rallye du Var con su Peugeot 306 Maxi Kit Car en 2017) regresaría para tres pruebas más en 2018, con Daniel Elena a su lado. Corrieron en México, Córcega y un RallyRACC donde supieron ganarles a todos en experiencia y elección de montas para lograr una inesperada victoria con el Citroën C3 WRC.

Peugeot 3008 Dkr 2017 Dakar

Era con Hyundai y aventuras en el Dakar

Aún así, Citroën desestimó sus servicios y, para 2019 y 2020, recalaron ambos como pilotos parciales de Hyundai Motorsport, compartiendo coche con Dani Sordo. Aquella etapa con los de Alzenau no fue tan fructífera, aunque sí lograron dos podios, uno en Chile 2019 y otro en Turquía 2020 – su último rallye con la marca. Por el camino también ganaron varios rallyes nacionales como el Vosges en Francia, el Rallye di Alba en Italia y el Rallye Ciudad de Granada, donde deleitaron a los espectadores españoles – además compartieron podio con Xevi Pons, quien fuera su compañero de equipo en aquel 2006 con Kronos Racing.

Desde ese momento, Loeb centró sus esfuerzos en ganar el Dakar: ya lo había intentado con Peugeot (fueron segundos en la categoría de coches en 2017) y después se alió con Prodrive (antiguos enemigos dado que Prodrive fue quien lideró los esfuerzos de Subaru en el WRC) y su Bahrain Raid Xtreme. Sébastien Loeb y Daniel Elena corrieron juntos en el Hunter hasta que, por decisión de Prodrive, decidieron retirarle del asiento, siendo reemplazado por Fabien Lurquin. Pese a ello, Daniel Elena y Loeb continúan siendo uña y carne, amigos inseparables y una alianza que perdurará para siempre en la mente y corazón de todos los aficionados a los rallyes.

Daniel Elena Hyundai

Daniel Elena, también piloto

Además de navegar a Loeb desde el asiento del miedo, Daniel Elena también ha corrido algunos rallyes al volante. Lo ha hecho en rallyes franceses – incluyendo el mítico Rallye du Var – e incluso en el Rallye de Monte-Carlo en dos ocasiones, en 1998 y 2011. Siempre con coches pequeños, como el Citroën C2 R2 o el Citroën DS3 R3T con su compatriota Olivier Campana. Desde 2015 ha aparecido en varios rallyes históricos con coches como el Simca Rallye 3 o el Volkswagen Golf I GTI.

De ahora en adelante, Danos se centrará en su nueva empresa textil y en otras iniciativas. No obstante, siempre será recordado por su simpatía, además de ser el gran acompañante de Loeb. Su humor y su ‘laissez-faire’ en las carreras, incluyendo cigarrillos en reagrupamientos de un WRC con atletas en ambos asientos, pasará a la historia de la disciplina además de sus nueve títulos mundiales.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -