Martes 16.10.2018
información y consejos

¿Cómo afrontar un divorcio sin perjudicar a los hijos?

Por norma general, cuando pensamos en el divorcio consideramos que es una situación que afecta exclusivamente a los cónyuges. Sin embargo, la realidad nos muestra que en la mayoría de las ocasiones los más afectados son los hijos

¿Cómo afrontar un divorcio sin perjudicar a los hijos?.
¿Cómo afrontar un divorcio sin perjudicar a los hijos?.

En España, según el Instituto Nacional de Estadística, más de la mitad de los divorcios que se registran (un 59% si miramos los datos oficiales de 2016) se dan entre parejas que tenían hijos comunes y dependientes.

Por eso todas las partes deberían tener en cuenta que lo más importante en todo momento es el bienestar de los hijos, tanto presente como futuro.

Aunque a priori parezca complicado, existen algunos consejos que pueden servir de ayuda para hacer que el divorcio sea lo menos perjudicial posible para esos menores.

Acudir a la vía del mutuo acuerdo siempre que se pueda

Este procedimiento contribuye a que los padres mantengan una relación de respeto y más relajada durante el proceso de divorcio y en lo sucesivo. Asimismo, el mutuo acuerdo supone evitar el inicio de un procedimiento judicial, que podría ser difícil de asimilar para los menores.

Además, “el tramitar el procedimiento de mutuo acuerdo supone normalmente un ahorro económico destacado al utilizar únicamente un abogado y un procurador evitando juicios”, tal y como explica José Manuel Sierra, de Sierra Abogados.

También precisa este abogado de Mallorca que otro de los beneficios del mutuo acuerdo es “evitar situaciones desagradables como la presencia de testigos conocidos e incluso la necesidad de declaración en ocasiones de tus propios hijos menores”.

Durante todo el proceso es esencial continuar con los hábitos de vida rutinarios entre padres e hijos, además de prestarles toda la atención y el amor necesarios para que los niños puedan sentirse seguros y atendidos.

La custodia compartida como mejor opción para los hijos

La custodia compartida conlleva que los dos progenitores van a conservar la custodia y los cuidados de sus hijos y a dedicarles un tiempo similar. Se trata de la opción que recomiendan la mayoría de abogados especialistas en Derecho de Familia.

Esta es la opinión de Rosa Bocanegra, abogada especialista en derecho de familia del despacho Bocanegra Abogados: “aunque legalmente no se haya modificado el Código Civil, la custodia compartida se aplica siempre que se den los requisitos necesarios, porque es la opción que más solidez afectiva y psicológica da a los hijos”.

Además, ya es la alternativa principal en los juzgados de varias Comunidades Autónomas (Aragón, Navarra, Cataluña, Euskadi y Comunidad Valenciana).

Es importante recordar que el juez siempre va a proteger el interés del menor, y aunque en algunas ocasiones puede suceder que la custodia compartida no sea totalmente viable por determinadas circunstancias, la decisión que tome el juez será con toda seguridad la que estime más beneficiosa para los hijos dependientes.

No someter a los hijos en los juzgados

Si no se pudiera conseguir la vía del mutuo acuerdo y, por el contrario, se acude a un procedimiento judicial se recomienda no llevar a los hijos ante el tribunal (sobre todo si son muy pequeños) e intentar que se vean lo menos involucrados posible durante este trago tan difícil para ellos.

También es muy importante que en estos casos ninguno de los progenitores utilice al hijo para lograr una resolución judicial más favorable. Por extraño que parezca, jueces y abogados indican que esto ocurre con demasiada frecuencia.

La ley de Enjuiciamiento Civil prevé la posibilidad de oír a los hijos menores en los procesos de divorcio, nulidad y separación, y en los procesos que únicamente se establezcan medidas paternofiliales. “El Tribunal recabará informe del Ministerio Fiscal sobre los términos del convenio relativos a los hijos y oirá a los menores si tuvieran suficiente juicio cuando se estime necesario de oficio o a petición del Fiscal, partes o miembros del Equipo Técnico Judicial o del propio menor”, según nos indica el abogado José Simarro, de Simarro Abogados.

Pero se ha de tener presente lo que indica el Tribunal Supremo. “El interés del menor no necesariamente ha de coincidir con su voluntad, debiendo valorar el juez su madurez y si sus deseos son propios del capricho o de influencias externas”, amplía Simarro.

En conclusión, ante un proceso de divorcio con hijos de por medio se debe priorizar su bienestar (ya que son la parte más débil) y el abogado especialista en divorcios al que confíes el caso deberá prestar especial atención en defender el interés de los menores. Puedes encontrar más información y consejos en este artículo.

¿Cómo afrontar un divorcio sin perjudicar a los hijos?

Comentarios