sábado 17.08.2019
el idioma elegido como lenguaje universal

La importancia de hablar inglés en un mundo globalizado

El conocimiento de idiomas ha descendido varios escalones en la pirámide de necesidades del mercado laboral 

La importancia de hablar inglés en un mundo globalizado.
La importancia de hablar inglés en un mundo globalizado.

Durante siglos, el aprendizaje de idiomas más allá de la lengua materna se ceñía aquellos humanistas que deseaban conocer e interpretar los clásicos por sí mismos, o bien al mundo burgués que, por necesidades comerciales, necesitaban de conocimientos idiomáticos para comerciar con la Liga Hanseática o con los mercaderes venidos de oriente. En cualquier caso, el aprendizaje y manejo de un segundo idioma no era una actividad popular, además las únicas lenguas que entraban en las instituciones de enseñanza media o superior eran aquellas a las que hacían referencia textos clásicos, ya en desuso.

La evolución de la economía, o el paso de la modernidad sólida a la líquida, como propugnaría el recientemente fallecido Zygmunt Bauman, ha cambiado los esquemas relacionados con la enseñanza y la manera de incorporarse al mercado laboral, ambos temas relacionados estrechamente, incluida la enseñanza de idiomas.

El aprendizaje de un idioma auxiliar común ha dejado de ser un objetivo de autorrealización, para ser un conocimiento básico. Las relaciones internacionales dejaron de darse exclusivamente entre la alta burguesía europea, comerciantes que tenían acceso a canales de distribución entre fronteras y élites gobernantes, para filtrarse entre los aspectos más mundanos de la vida de cualquier ciudadano. ¿Por qué un frutero del Cantón, un informático europeo o un estudiante mexicano deben compartir una lengua común? Porque el modelo relacional-económico fomenta que los tres puedan encontrarse en el mismo momento, si bien no necesariamente en el mismo espacio gracias a internet, para compartir un proceso comunicativo común.

El inglés como idioma común social y económico

Una vez establecidas las causas de la necesidad de compartir un idioma común, motivadas sin duda por factores económicos que pasaron a ser sociales, cabe plantearse por qué ha sido el inglés el idioma elegido como lenguaje universal.

Dejando a un lado un análisis sociológico a escala planetaria, dos son las causas más señaladas para que el inglés se haya impuesto como lenguaje dominante, por una parte la sencillez esquemática del idioma en cada uno de sus aspectos (gramática o léxico), por otra parte la dominación cultural de la parte anglosajona del mundo.

Aunque nos cueste admitirlo, especialmente en nuestro país, el inglés es un idioma relativamente sencillo de aprender. El idioma de Shakespeare prescinde de una gran cantidad de tiempos verbales, tampoco tiene declinaciones y la mayoría de las palabras se pueden considerar cortas en relación a lenguas como el castellano o el alemán. Si el inglés es un idioma sencillo comparado con otros idiomas latinos, podemos decir que se reduce a apenas unas cuantas normas léxicas si lo comparamos con otros idiomas como el chino o el conjunto de idiomas árabes. Quizá la filosofía anglosajona, especialmente la británica, no sea más que el reflejo de la practicidad de su propio lenguaje, llevado a su máximo exponente por filósofos analíticos como Bertrand Russell y otros que se preocuparon menos por la metafísica que por las cuestiones prácticas de estado como Hume o Hobbes.

En cuanto a la imposición de la cultura anglosajona, basta repasar el poso que el Imperio Británico dejó desde Las Malvinas hasta Hong Kong (todavía se pueden comprobar los logros de la Royal Navy y sus predecesores si repasamos la lista de países asociados a la Commonwealth) y la influencia de los Estados Unidos de América desde su fundación en 1776, año en el que curiosamente Adam Smith (escocés) publicó “La Riqueza de las Naciones”, fundamento teórico de la economía capitalista, cuyos orígenes debemos situar en el entorno anglosajón.

Metodología y enseñanza en inglés

En la actualidad, lo que se necesita es una enseñanza práctica, orientada a la comunicación desde el primer momento. Más allá de buscar soluciones de análisis del lenguaje, las academias se centran en conocimientos que puedan ser puestos en práctica desde el primer momento. Muchos centros de enseñanzas de idiomas centran sus clases en campos concretos del idioma, así han surgido cursos de inglés para empresas en Madrid con un temario específico para directivos de diferentes sectores económicos, academias especializada en traducciones juradas o academias de inglés en Madrid orientadas a preparar a sus alumnos para superar una entrevista.

El inglés se ha convertido finalmente en lo que los esperantistas intentaron y no consiguieron, un idioma universal imprescindible para cualquiera que quiera optar entrar en el mercado laboral.  

Comentarios