martes 18/1/22
París

Djokovic desfonda a Wawrinka

El tenista serbio aplastó a su verdugo en Roland Garros con un brillante último set

Djokovic se tuvo que poner serio
Djokovic se tuvo que poner serio

El tenista serbio Novak Djokovic venció (6-3, 3-6, 6-0) al suizo Stan Wawrinka en las semifinales del torneo de París-Bercy, noveno y último Masters 1.000 de la temporada, alargando su racha a 21 partidos sin conocer la derrota para citarse con el escocés Andy Murray en la final.

Wawrinka, verdugo de Rafael Nadal en cuartos de final, salió a pista motivado, consciente de que debía hacer un gran partido para tumbar a un tenista sin rival. 'Nole' se tomó la pequeña venganza ante el rival que le impidió a la postre un año perfecto en la final de Roland Garros y reservó billete para su tercer título seguido en París.

El número cuatro del mundo comenzó concentrado, salvando su saque, pero a medida que transcurría el partido, la potencia y velocidad del serbio minó las fuerzas del helvético. Varias oportunidades tuvo el número uno de romper el saque, y a la tercera fue la vencida. 'Break' del serbio y golpe moral a su rival, que pronto se desesperó y comenzó a dar 'raquetazos' al suelo mostrándose frustrado tras sus fallos no forzados.

Y es que Novak es mucho Novak. Dos aces en este primer set y unas tantas 'dejaditas' más propias de un mago que desquiciaron a su rival. Wawrinka no se dio por vencido y arriesgó, poniendo a continuación un par de bolas cerca de la línea que llevaba la presión al tenista de Belgrado, que veía peligrar su saque. Este séptimo juego se le resistió al serbio, pero se lo apuntó tras una gran jugada en la que salvó una volea, para a continuación cerrar el set 6-3 tras una bonita lucha.

El segundo parcial comenzó con un 2-0 y un Wawrinka algo cansado, que de forma increíble despertó en el cuarto juego y rompió el saque del de Belgrado a la quinta oportunidad de 'break', para a continuación cerrar el suyo en blanco. Se resistía el helvético a perder. Tanto fue así que volvió a romper al serbio para apuntarse un parcial de 4-0 y poner de forma sorprendente el 2-5 en el electrónico. Esta vez fue el número uno el que rompió su arma de trabajo, golpeándose la raqueta en su zapatilla hasta partirla, dejándose ver bastante tocado. Wawrinka cerraba con otro punto en blanco (3-6).

Y hasta aquí llegó la resistencia helvética. En el tercer set Wawrinka se vio superado, ya sea por los nervios o por el juego, el suizo no pudo con el de Belgrado, que esta vez sí se puso serio, sabedor de la calidad del rival que le puso entre las cuerdas, y cerró fácil con un 6-0. Por lo tanto, Novak Djokovic se enfrentará ante Andy Murray para disputar su final número 14 del año -de 15 torneos disputados- donde buscará su décimo título de la temporada y ser el primero en ganar seis Masters 1.000.

Comentarios