Martes 16.10.2018
Crimen del pantano de Foix o de la Guardia Urbana

Rosa Peral: “Fue horrible escuchar las mentiras de Albert mientras él se reía”

La agente de la Guardia Urbana, co imputada en la muerte del también policía, Pedro Rodríguez, califica al otro encarcelado, Albert López, como de “monstruo y psicópata” y dice que sintió “rabia y miedo” al comprobar cómo éste reía y mentía  mientras declaraba en la reconstrucción de los hechos que adelantó Estrella Digital

Reconstrucción hechos Crimen Guardía urbana. Rosa Pera está Pedro
Reconstrucción hechos Crimen Guardía urbana. Rosa Pera está Pedro

Primeras declaraciones de la agente de la guardia urbana, Rosa Peral,  después de que se hicieran públicas las imágenes de la reconstrucción ocular de los hechos que la juez que investiga la muerte del también agente, Pedro Rodríguez, ordenó hace un año, pocos días después de la detención de Peral y del considerado autor material del crimen, Albert López.

Una carta repleta de indignación

Peral dice que sintió “rabia y miedo” al tener que toparse nuevamente con Albert López en el lugar de los hechos. Rabia porque según ella “fue muy desagradable tener que escuchar como Albert mentía descaradamente ante la juez, el fiscal y los mossos. Miedo porque es un monstruo y psicópata -dice-. Pedro no está y él -Albert- lo ha apartado de mi lado de la forma más cruel. Rabia porque después de lo que ha hecho se ríe y disfruta. Ha conseguido lo que quería: que Pedro y yo no estemos juntos”, ha dicho en una desgarradora carta enviada a este medio digital.

Un “monstruo mentiroso”

La reconstrucción de los hechos fue grabada por los mossos d´esquadra en unas imágenes que difundió este medio y en las que se ve a ambos imputados esposados declarando por separado ante la juez y el fiscal pero a escasos metros de distancia el uno de la otra.

“Escuchar a Albert mintiendo con esa frialdad, esa tranquilidad …me asusto mucho más de lo que recordaba porque aunque siempre lo había visto como un monstruo, ver que mentía de aquella forma y no se le removió nada por el cuerpo, me hizo confirmar que podría haber sido mucho peor para mi aquel día o incluso los posteriores cuando me controlaba para a que no fuera a la policía”.

Falsedades

El día al que se refiera Rosa Peral fue el 1 de mayo del 2017. Por la noche, Albert López se personó en la casa de ella en Cubellas (Bacelona) dónde Peral y Rodríguez convivían como pareja. Tal y como reconoció el propio Albert López, saltó la valla del jardín de la casa y entró en la vivienda. Rosa Peral explica que lo vio “ fuera de si y con un hacha en la mano, por lo que sólo pensó en refugiarse en una habitación  con sus hijas de 4 y 6 años que se encontraban en el domicilio en aquel momento.

Pedro fue asesinado. Y Ros, insiste en que, atemorizada por la amenazas de Albert (si ex amante y, según ella, poseído por los celos), tardó más de 10 días en denunciarle.

La juez, al menos hasta el momento, no la cree. Sospecha que Peral es cómplice o encubridora del crimen de que atribuye un especial protagonismo a Albert Rodríguez que, como ya explicó este medio, en la reconstrucción de los hechos mintió y reconoció haber mentido.

Cruce de acusaciones

Para Rosa Peral no hay duda de lo que pasó: “Sé que él lo ha hecho. Se que le ha quitado la vida a Pedro. No tiene ni la más mínima humanidad, ni arrepentimiento por lo que hizo. ¿Cómo puedo sentirme al verlo mentir en mi cara y delante de la juez, la fiscal y la policía?. ¿De qué más seria capaz ese monstruo?.

Albert López acompañó a la juez y el fiscal al pantano de Foix –dónde el día 3 de mayo apareció el coche de Pedro Rodríguez calcinado en el interior del vehículo- para explicar in situ lo que, según su versión, allí ocurrió. En esa conversación  el imputado explicó que la versión de Rosa era totalmente falsa.

Comentarios