lunes 09.12.2019
ÚLTIMA SESIóN DE CONTROL AL GOBIERNO DE LA LEGISLATURA

Palos a Rajoy en su adiós al Congreso

El líder de los socialistas, Pedro Sánchez, se presenta a la Cámara como el próximo presidente del Gobierno "honrado y que no va a mentir a los españoles". Rajoy le contesta que lo "mejor que le puede pasar a España" es que su partido continúe en la oposición "muchos años más"

Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, en el Congreso de los Diputados. | EP
Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, en el Congreso de los Diputados. | EP

Dura sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados para Mariano Rajoy. La última de su primera legislatura. Y bañada de una lluvia de reproches a su gestión. Una ristra de descalificativos como "mentiroso", "incumplidor" y "poco dialogante" han copado las tres últimas preguntas a las que se ha tenido que enfrentar el líder del Ejecutivo en el Parlamento antes de las próximas elecciones generales. Aitor Esteban (PNV), Rosa Díez (UPyD) y el principal líder de  la oposición, Pedro Sánchez, no han desaprovechado la oportunidad de afearle al jefe del Ejecutivo sus últimos cuatros años de Gobierno, aunque cada uno fiel a su habitual estilo.

El portavoz de los nacionalistas vascos ha inaugurado la cascada de reproches. Con un tono duro, aunque correcto, le ha señalado a Rajoy cuál ha sido su primer problema con él: no haberse reunido con el grupo parlamentario del PNV en toda la legislatura. Ni con ellos, ni con nadie. "Los suyo no ha sido el diálogo", le ha afeado Aitor Esteban a Rajoy, que no ha perdido la oportunidad para resumirle en pocos minutos cómo ha sido su Gobierno: el de las tres "r" (recortes, recesión y recentralización), el de los trabajadores cada vez más pobres, el de la amnistía fiscal y el de los "innumerables" decretos ley que han servido para "ningunear" al Parlamento.

Sin embargo, la tensión ha llegado al máximo nivel cuando le ha tocado el turno a la portavoz de UPyD, Rosa Díez, quien ha seguido a pies juntillas el dicho aquel de "de perdidos al río". Con un tono más displicente del habitual si cabe, y consciente de que es muy probable que también sea su última legislatura en el Congreso, ha ido a por todas, aún a sabiendas de que el golpe de Rajoy no sería pequeño. "Fiel a sus principios. Inició la legislatura mintiendo y la acaba mintiendo", ha arrancado Díez su contrarréplica

Su intención inicial era saber si Rajoy de verdad piensa que con los Presupuestos Generales para 2016 aprobados este martes en el Congreso, va a cumplir el objetivo de déficit pactado con Bruselas. El evidente "sí" de Rajoy, le ha permitido despacharse a gusto: "Ha mentido siempre que ha tenido oportunidad. La mentira es su debilidad. Es una pena para España tener un presidente que miente cada vez que habla. Desacredita a la democracia. Éste es su legado: más desigualdad, más pobreza, más corrupción y más mentiras", ha concluido Díez, a quien Rajoy ni siquiera ha querido contestar.

El presidente del Gobierno, que a su llegada al Hemiciclo ha asegurado encontrarse con "con ánimo" para volver a "intentar" ocupar de nuevo La Moncloa, se ha puesto en modo electoral y ha optado por no entrar al trapo en esta última sesión de control. Ha reivindicado los parabienes de su gestión económica con tanta insistencia cuando le ha tocado contestar a Aitor Esteban, que incluso el presidente del Congreso, Jesús Posada, le ha tenido que cortar por falta de tiempo. Pero cuando ha llegado el momento de responder a las embestidas de la diputada magenta se ha parapetado tras la vieja táctica de que no hay mayor desprecio que no hacer ningún aprecio.

Rajoy se ha levantado de su escaño durante menos de un minuto sólo para dejar constancia de su ninguneo a las críticas de Díez. "No hablaré de su partido y de su legado porque quiero ser generoso, pero le recomiendo para su futuro un poquito de humildad. Así le irá mejor". No ha apurado su tiempo, e inmediatamente ha dado pie a que Posada pasara a la siguiente pregunta, a la de su principal rival político.

El 'honrado' Pedro Sánchez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no ha sido mucho más amable que su antecesora en el turno de preguntas. El líder de los socialistas también ha acusado de "mentiroso" a Rajoy por asegurar que sus presupuestos para 2016 son "creíbles" y "rigurosos". "Usted miente más que habla", le ha espetado Sánchez, quien además ha reprochado al Gobierno el uso de las instituciones y de los presupuestos "para fines partidistas".

El líder socialista, que también ha hablado de "recortes", "desempleo" e "incumplimientos del déficit", no ha desaprovechado esta última intervención parlamentaria para exhibirse ya como el próximo presidente del Gobierno. Se ha calificado a si mismo como ese presidente "honrado" que necesita España y que no "va a mentir a los españoles" tras el próximo 20 de diciembre.

En este caso, Rajoy sí ha optado por contestar, y para no olvidar viejas costumbres, ha vuelto a recurrir a la famosa herencia recibida."Sobre déficit no puede dar usted ninguna lección, ni a mí ni a nadie. Ustedes nos dejaron uno del 9%. Sólo en su último año de Gobierno se desviaron tres puntos ; congelaron las pensiones, dejaron España en recesión; el país al borde de la quiebra. De manera que lo mejor que le puede pasar a los españoles es que usted siga en la oposición muchos años".

Dicho esto, ha explotado la bancada azul en aplausos a su líder. Sus 186 diputados se han levantado de sus escaños para aplaudir a Rajoy y transmitirle su apoyo en la dura contienda electoral que está a punto de comenzar. El presidente del Gobierno se ha levantado para agradecer el apoyo de los suyos, mientras el resto de la oposición gritaba a pleno pulmón "pelotas" a los diputados conservadores. El presidente del Gobierno ha abandonado el Congreso rodeado de una nube de periodistas a los que ni siquiera ha querido dar los buenos días.

Comentarios