Viernes 19.10.2018
Sistema de Alimentación Ininterrumpida (S.A.I)

La importancia de los S.A.I. tanto para tu hogar como para las empresas

Ya todos sabemos que un buen equipo informático no es precisamente barato. En ese sentido, cuidar que no sufra un daño irreparable debido a una instalación eléctrica defectuosa es fundamental. Tomar medidas de seguridad contando con un buen S.A.I. es la mejor decisión que podemos tomar. Pero vamos a ver con más detenimiento qué es y para qué sirve

Sistema de Alimentación Ininterrumpida (S.A.I).
Sistema de Alimentación Ininterrumpida (S.A.I).

En un principio, este tipo de equipos se utilizaban únicamente en los entornos empresariales, como forma de protección para servidores, centros de cálculo, centros de procesamiento de datos, o grandes empresas. Con el paso del tiempo se han incorporado a la vida doméstica, lo que ha hecho que en estos momentos tengamos unos precios más accesibles para todos.

¿Qué es exactamente un S.A.I.?

S.A.I. significa Sistema de Alimentación Ininterrumpida, es un sistema que asegura el funcionamiento de un equipo aun cuando deja de haber suministro eléctrico. Esto lo consigue el equipo S.A.I. gracias al empleo de una batería que se activa en el momento que se detecta la caída de tensión. De esta forma asegura que no habrá pérdida de datos y da el tiempo necesario para asegurar nuestros archivos mientras se soluciona el problema.

¿Cuántas clases de S.A.I. existen?

Lo normal ante una subida de tensión, un corte de luz repentino, o cualquier otro problema eléctrico, es que salte el diferencial de nuestra vivienda u oficina, pero si no lo hace, o lo hace tarde, tu ordenador puede sufrir daños irreversibles.

Para evitar estos daños existen los S.A.I., pero no todos los Sistema de Alimentación Ininterrumpida responden igual ante estos problemas. Según esa forma de responder, podemos decir que hay tres tipos de S.A.I. principales:

En primer lugar, están los S.A.I. online: Este es el más completo de todos, ya que convierte la energía entrante en energía completamente limpia a través de un proceso de transformación. Este proceso hace que la energía entrante alterna sea transformada en continua, para luego volver a ser alterna, pero totalmente filtrada.

Este modelo está pensado para servidores que estén funcionando las 24 horas, y que necesitan la máxima estabilidad y seguridad posibles. De ahí que el precio sea claramente superior a otros tipos de S.A.I.

En segundo lugar están los S.A.I. offline: Este modelo de S.A.I. se utiliza cada vez menos, ya que sólo protege frente a cortes de suministro eléctrico. En caso de variaciones de tensión no es capaz de responder adecuadamente. Digamos que, de los tres tipos, éste sería el menos recomendado.

Por último, está el S.A.I. interactivo: Es el modelo más común en estos momentos, y también el más recomendable. Además de ofrecer el backup de la batería cuando no hay corriente, incorpora un filtro para reducir en gran parte los problemas con origen en las variaciones de tensión. También evita el ruido, de manera que gran parte de los problemas que puedan surgir están cubiertos.

Ventajas e inconvenientes de cada tipo de S.A.I.

Cada tipo de Sistema de Alimentación Ininterrumpida posee sus ventajas y desventajas atendiendo a sus propias características.

Si empezamos por los sistemas online, hay que decir que da como resultado una excelente regulación de la tensión. Otra de sus ventajas es que permite una fácil conexión en paralelo y son de alta eficacia. Como limitación o desventaja, podríamos destacar que su precio es elevado para menos de 5Kva.

En cuanto a los S.A.I. offline, al utilizar una tecnología más barata para su funcionamiento, se pueden conseguir por menor precio. Otra ventaja a señalar es que son compactos lo que los hace ideales sobre todo para uso doméstico. La clara desventaja de este tipo de sistemas es que dan una protección mínima o casi nula en caso de variaciones de tensión en la red eléctrica. Por otra parte, al utilizar la batería durante los apagones, son muy poco prácticos por encima de los 2kva.

Los S.A.I. interactivos tienen la ventaja de ser mucho más baratos que el resto, cosa que no merma en absoluto su eficacia. Otra de las ventajas es que son compactos por lo que son muy prácticos para espacios reducidos. Como desventaja coincide con los online en cuanto a que son poco prácticos por encima de los 5Kva. Estos sistemas son los más populares debido a su gran fiabilidad, van perfectos para entornos eléctricos adversos y son ideales para servidores en rack.

A modo de conclusión, podemos decir que, si tienes un equipo con componentes de alta gama y no te quieres arriesgar a perder por un fallo en la corriente eléctrica, o si tu equipo es fundamental para tu trabajo, lo mejor es que cuentes con un S.A.I., ya que te ahorrarás muchos sustos y dinero. A la hora de escoger, escoge el que más completo sea y se adecue tanto a tu entorno de trabajo, como a tus necesidades personales y/o uso de tu equipo.

Comentarios