domingo 15.12.2019
¿Necesitas un abogado que te oriente?

Consejos para escoger un abogado

​Son muchas las ramas en el mundo de los abogados, lo aconsejable es buscar el especializado en la materia que te interesaUno de los profesionales que se puede involucrar con diferentes aspectos de la vida de las personas son los abogados

Consejos para escoger un abogado

Uno de los profesionales que se puede involucrar con diferentes aspectos de la vida de las personas son los abogados.

Son muchas las especialidades que existen de esta profesión, por ello, a fin de lograr una sistematización más sencilla existen especialistas en derecho público y especialistas en derecho privado.

El derecho público reúne todas las especialidades relativas a la regulación de las relaciones del Estado frente a los particulares y aquí se encuentra el derecho constitucional, el derecho administrativo, el tributario, penal,  el laboral etc. Mientras que en la esfera del derecho privado, se regulan las relaciones entre los particulares entre sí, incluyendo los casos en los que el Estado no actúa con sus potestades públicas, sino como un particular más. Aquí se ubica la materia civil y la mercantil.

Un conflicto jurídico, un abogado especializado

La sociedad en general, más que por un interés de cultura general, no necesita conocer cuál es la naturaleza jurídica de los conflictos que en materia de derecho pudieran presentarse; no obstante, existen situaciones que claramente pueden encontrarse en una especialidad, por ejemplo, la penal abarca todas las situaciones de hurto, estafa, lesiones personales u homicidio. Asimismo, los divorcios y temas relativos a herencias son de naturaleza civil. En todo caso, frente a un conflicto legal, los interesados deben acudir a un abogado en Alcalá de Henares que los oriente al respecto.

La asesoría es fundamental para salir libre de cualquier situación que tenga incidencias legales. En los supuestos de negligencia médica, por ejemplo, deben contactarse a abogados especialistas en esta materia, pues éstos tienes una formación y una experiencia que un abogado civil tradicional, no maneja con tanta destreza, además de tener la suspicacia de contactar expertos que tengan las competencias para explicar las razones por las cuales deba considerarse un caso como de negligencia, considerando que existen temas técnicos que sólo los médicos manejan correctamente.

En el ejemplo señalado, cabe destacar que para hablar de negligencia médica hay que unir leyes especiales que rigen el ejercicio de la medicina y su código de ética, con la legislación civil general relativa a los daños y perjuicios, para así subsumir las conductas que violan la norma médica y que dé conformidad a que las leyes civiles darán lugar a una indemnización.

En los casos de negligencia médica puede hablarse tanto en la fase de diagnóstico, como durante el tratamiento con medicina o quirúrgicos, dando paso al derecho de que a la víctima o a sus familiares, en caso de fallecimiento, se les consiga una indemnización por daños y perjuicios. Todos estos aspectos dan cuenta de la importancia que los casos sean llevado por especialistas en negligencia médica.

Consejos a tomar en cuenta a la hora de contratar un abogado

  • Asegurarse que se trate de un abogado con experiencia en el área que te lleva a contratarlos: sea un divorcio, liquidación de bienes gananciales, litigios por negligencia médica, situaciones de naturaleza penal como accidentes de tránsito, estafas etc.
  • Infórmate sobre la forma en la que el abogado lleva su comunicación con el cliente, al tratarse de situaciones ligadas directamente con situaciones emocionales de las personas, es muy importante que el abogado sea receptivo, y aunque no tiene porqué sustituir a un psicólogo, al cliente le generará mucha calma conocer los avances del proceso.
  • Antes de contratar al abogado conócelo, conversa con él y valida sus competencias para llevar el caso.
  • Si el abogado es de los que te intimidan y no te permite hablar, ni se esfuerza por aclarar situaciones, no es la mejor opción. Los procesos judiciales pueden llevar tiempo, lo que combinado con la poca comunicación terminará acentuando tu ansiedad.
  • Apuesta por un abogado cuya honestidad esté comprobada y que no haya sido sancionado por conductas inmorales o contrarias al código ético. En situaciones de naturaleza jurídica, la confianza entre cliente y el profesional de derecho es fundamental.
  • Debes preferir los abogados litigantes, los cuales son capaces de resolver los asuntos fuera de un tribunal a través de la negociación, pero en caso de que ésta no sea exitosa, que sea capaz de defender tus intereses en juicio. Esto te ahorrará tiempo y dinero.

Encontrar al mejor abogado no es cuestión de azar, los interesados deben buscar información sobre ellos, conocerlos personalmente y además optar por los especialistas.

Comentarios