domingo 15.12.2019

Una finca de celebración ilegal puede costarte la boda

Si se está pensando en celebrar una boda en la Comunidad de Madrid, se debe tener cuidado, porque apoximadamente alrededor de 40 fincas para bodas en Madrid actúan sin las licencias requeridas para organizar este tipo de eventos

Planear una boda no es una tarea nada sencilla. Hay que tener en cuenta un gran número de factores si se quiere que todo salga a pedir de boca en el que para muchos es el día más importante de sus vidas. Una de las decisiones más complicadas es, sin duda, elegir el lugar donde se realizará el banquete.

Existe un gran número de fincas que se anuncian para celebrar allí el banquete de la boda. Sin embargo, elegir una que cumpla todos los requisitos no resultará nada fácil. Capacidad para todos los invitados, menú al gusto gusto de los novios, un espacio acogedor… y así un sinfín de condiciones.

Pues bien, de un tiempo a esta parte ha surgido un problema extra. Se trata de las fincas ilegales. Según AMER y Ecologistas en Acción, solo en la Comunidad de Madrid, se estima que aproximadamente alrededor de 40 de las fincas que se anuncian para celebrar una boda son ilegales. Algunas de estas fincas para bodas en Madrid ya han sido precintadas, otras muchas están siendo investigadas con mucho cuidado por si hubiera cualquier tipo de irregularidad en ellas, pero a pesar de todas estas trabas se siguen contratando bodas en estas fincas ilegales.

Y es que para realizar una boda hay que tener una serie de permisos y, en muchos casos estas fincas, carecen de ellos. Especialmente flagrante es el caso de la hostelería, en las que las denuncias se suceden día a día. Más de lo mismo pasa en otro tipo de licencias como son gestión de residuos, seguro contra incendios, higiene o en determinados ámbitos entornos naturales.

"Los testimonios de los consumidores afectados suelen coincidir en que la respuesta de los ayuntamientos es casi siempre nula: o no se obtiene respuesta o dicen no ser conscientes de la existencia de estas celebraciones", cuentan desde AMER y Ecologistas en Acción. Cierto es que poco a poco algunas fincas van siendo investigadas y cerradas en algunos casos pero, según los expertos, la actuación es lenta.

Si se es uno de los afectados, hay que denunciar
A parte de ser un riesgo para este sector, los hosteleros ponen en alerta a los consumidores ya que los grandes perjudicados de todo esto al final terminan siendo los novios, que ven impotentes como su gran día ha sido arruinado. Ante ello, solo queda resignarse y denunciar esta situación para que por lo menos no haya más gente que sufra este mismo trato.

En respuesta a todas estas situaciones, han surgido plataformas en las que los afectados pueden exponer sus denuncias haciendo públicas las fincas ilegales. Este es el caso de FEIDE, una plataforma web a través de la cual se puede denunciar este tipo de irregularidades o bien informarse de las fincas para bodas que no cumplen con las licencias para celebrar este tipo de eventos. Esta iniciativa nace de la mano de la Asociación Madrileña de Empresas de Restauración (AMER) y Asociación Empresarial y Hotelera de Madrid (AEHM) que, a través de distintas labores de investigación, protegen al consumidor de irregularidades en el sector de la restauración y a sus asociados de una posible competencia desleal

Comentarios