sábado, noviembre 26, 2022

La fiscalia pide una orden de captura para el acusado de violar a una menor

La fiscalía pide para el procesado, de 23 años, una pena de 21 años de cárcel, una multa de 360 euros y 30 días de localización permanente por delito continuado de violación, de maltrato habitual físico y psicológico, de maltrato en el ámbito de la violencia contra la mujer, de amenazas, de descubrimiento y revelación de secretos, de injurias y vejaciones injustas y de daños.

La defensa niega los cargos y pide la absolución del acusado, de origen marroquí, mientras que acusación pública y particular han solicitado que se emita la orden de detención e ingreso en prisión para asegurarse de que el fugitivo comparezca en el juicio.

Según los escritos de acusación, el procesado mantuvo una relación sentimental con la víctima entre agosto de 2018 y junio de 2019 y, aunque inicialmente transcurrió con normalidad, derivó en “una situación de dominación y control sobre ella sometiéndola a un trato humillante”.

“Le imponía una serie de normas y le aplicaba castigos físicos si las incumplía”, recogen fiscalía y acusación particular, que sostienen que ella debía avisarle de todo lo que hacía durante el día, no la dejaba relacionarse con sus amigas, debía pedirle permiso antes de hablar y debía mirar al suelo cuando caminaban por la calle.

En caso de que incumpliera alguna de estas normas, la golpeaba, la abofeteaba y le tiraba del pelo.

Según las acusaciones, el procesado comenzó a «atentar contra la propia estima y la salud psíquica de la menor» y, aprovechándose de la situación de dominación sobre ella, le propuso mantener relaciones sexuales, a lo que ella se negó.

Sin embargo, “ante la insistencia del procesado, acabó accediendo a finales de enero de 2019 y, a partir de ahí, si se negaba la abofeteaba», la vejaba y llegó a violarla en varias ocasiones.

Las acusaciones detallan que a raíz de una de estas violaciones tuvo que acudir al Hospital Trueta por una “coitorragia” (sangrado vaginal causada por alguna lesión en el cérvix o la vagina).

Tras acudir en dos ocasiones para recibir atención sanitaria, la joven presentó denuncia el 2 de julio y el juzgado de instrucción acordó una orden de protección pero, según la defensa, el procesado nunca ingresó en prisión por estos hechos y ahora no se ha presentado a la citación a acudir este martes a la Audiencia de Girona para ser juzgado. EFE

 

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias