lunes 09.12.2019

Diez suicidios al día

El suicidio describe a una sociedad como ningún otro hecho violento, y acaso por eso sus cifras se ocultan o enmascaran. El estigma religioso y el supuesto baldón sobre las familias y los amigos de los autoinmolados obran su parte, pero el fracaso social que supone la huida sin retorno posible de los que no quieren o no pueden seguir viviendo entre nosotros, máxime cuando son muchos, no se reconoce y se prefiere atribuir semejante calamidad a los trastornos mentales, particulares, de las víctimas. Este año que se cierra con catástrofes aéreas y marítimas, y aquí con un frío que congela la esperanza, se han quitado la vida en España cerca de 4.000 personas, más de diez al día.

No parece gratuito ni osado relacionar el notable aumento de suicidios en nuestro país con eso que algunos llaman "crisis", y que no es sino un brutal ajuste de cuentas en favor de los que más tienen. Es cierto que en un alto numero de casos de suicidio, en torno al 80 por ciento, subyacen trastornos mentales, incluso de antiguo y anteriores al luctuoso suceso, pero también lo es que la "crisis", aparte de producir los suyos propios, exacerba hasta un punto fatal los existentes, ahondando las depresiones a las que somos tan proclives y destruyendo la alegría de vivir. Esa muerte oculta de España, la que sus hijos más frágiles se dan a sí mismos, ha extendido su negra sombra sobre los colectivos más martirizados: parados de larga duración, desahuciados de sus hogares, pequeños empresarios arruinados, enfermos desatendidos y varados en interminables esperas o víctimas de la usura y de las estafas bancarias.

El fenómeno es tan dramático que en Cataluña, por poner un ejemplo, el suicidio es ya la primera causa de muerte en menores de 34 años, y, en el resto del territorio, la primera causa de muerte violenta. 4.000. Más del doble que los accidentes de tráfico. Algo o mucho habría que hacer en punto a prevención en el turbulento año que asoma, pero poco o nada se puede esperar del tabú y de la indiferencia.

Diez suicidios al día
Comentarios