domingo, abril 14, 2024
- Publicidad -

EE.UU. y Reino Unido intensifican los ataques contra rebeldes hutíes en Yemen

Estados Unidos y el Reino Unido han intensificado sus acciones militares contra los insurgentes hutíes en Yemen, marcando la cuarta operación conjunta contra este grupo alineado con Irán

No te pierdas...

Estados Unidos y el Reino Unido han intensificado sus acciones militares contra los insurgentes hutíes en Yemen, marcando la cuarta operación conjunta contra este grupo alineado con Irán.

Este sábado, fuerzas combinadas de ambas naciones llevaron a cabo ataques precisos contra 18 objetivos clave repartidos en ocho ubicaciones diferentes dentro de Yemen, apuntando a infraestructuras críticas como almacenes subterráneos. Estos lugares han sido identificados por las autoridades como centrales en la logística de los hutíes, especialmente en el almacenamiento de misiles usados para amenazar la navegación en el crítico mar Rojo.

La represalia de los hutíes no se hizo esperar, atacando el MV Torm Thor, un petrolero bajo bandera estadounidense, navegando por el golfo de Adén. Este ataque, que fue neutralizado por la intervención del USS Mason, un destructor de misiles guiados de EE.UU., subraya la volatilidad de la región y el riesgo constante sobre la navegación internacional y la seguridad marítima.

Pero el ataque no se limitó al mar; en tierra, los ataques aéreos liderados por EE.UU. y el Reino Unido han sido denunciados por medios hutíes como agresiones directas sobre la capital yemení, Saná. Estas operaciones militares, justificadas por los países involucrados como respuestas a las acciones hutíes, buscan minimizar la capacidad ofensiva del grupo y proteger las rutas marítimas esenciales para el comercio mundial.

El contexto de estos ataques es la creciente tensión en la región, exacerbada por los continuos enfrentamientos entre los hutíes y fuerzas internacionales, y el paralelo conflicto en Gaza. Los ataques hutíes contra embarcaciones y ciudades costeras no solo buscan desafiar la presencia militar extranjera en la región sino también expresar solidaridad con los palestinos, según declaraciones del grupo.

La comunidad internacional observa con preocupación el potencial de este conflicto para desestabilizar aún más el Medio Oriente y afectar negativamente la economía global. Con casi el 15% del comercio marítimo mundial pasando por el mar Rojo, la seguridad de estas aguas es primordial no solo para los países directamente involucrados sino para la estabilidad económica global.

La operación más reciente se enmarca en una serie de esfuerzos por parte de Estados Unidos y sus aliados para contrarrestar la amenaza que representan los hutíes, no solo en términos de seguridad marítima sino también por el impacto humanitario y ambiental de sus acciones. Los ataques contra infraestructura civil y el bloqueo de ayuda humanitaria han sido condenados internacionalmente, pero la solución al conflicto sigue siendo esquiva.

Los próximos pasos son inciertos. Mientras las operaciones militares continúan y las tensiones escalan, la comunidad internacional busca desesperadamente una vía para la paz que evite un conflicto regional más amplio y sus potenciales consecuencias globales. La diplomacia se enfrenta a una prueba crucial en Yemen, un país desgarrado por años de conflicto que ahora se encuentra en el epicentro de una confrontación que trasciende sus fronteras.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -