viernes, abril 19, 2024
- Publicidad -

Human Rights Watch acusa a Israel de usar fósforo blanco en Gaza y Líbano

No te pierdas...

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha hecho una fuerte acusación contra Israel, alegando que ha empleado fósforo blanco en sus recientes operativos militares en Gaza y Líbano. Tal uso es sumamente controvertido debido a la prohibición internacional de esta arma, especialmente por el inmenso peligro que representa para la población civil.

Lama Fakih, quien dirige la división de HRW para Oriente Medio y el norte de África, expresó con profunda preocupación: «Cada vez que se usa fósforo blanco en áreas civiles concurridas, supone un alto riesgo de quemaduras insoportables y sufrimiento de por vida».

Las alarmas sonaron a raíz de una serie de videos, fechados el 10 y 11 de octubre, que supuestamente evidencian el uso de esta arma. Los registros visuales «mostraban múltiples explosiones en el aire de fósforo blanco disparado con artillería sobre el puerto de la Ciudad de Gaza y dos localizaciones rurales en la frontera entre Israel y Líbano«. Para reforzar esta afirmación, HRW también recabó testimonios de dos testigos que corroboran la versión.

Además, testimonios de residentes de al-Mina, en la ciudad de Gaza, describen un escenario perturbador. Hablan de bombardeos «consistentes con el uso de fósforo blanco», detallando explosiones aéreas acompañadas de «líneas blancas que iban hacia la tierra» y relatan la presencia de un olor «asfixiante».

Mientras tanto, las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) rechazan rotundamente estas acusaciones. En una respuesta oficial declararon: «La actual acusación contra las FDI sobre el uso de fósforo blanco en la guerra de Gaza de esta semana es inequívocamente falsa».

Sin embargo, HRW se mantiene firme en sus señalamientos, insistiendo en que tiene evidencia que muestra el uso de proyectiles de artillería de 155 mm de fósforo blanco en Gaza. Según ellos, esto va en contra de las normas del Derecho Internacional Humanitario, que obligan a las naciones a evitar daños a la población civil.

El fósforo blanco es una herramienta militar polémica. Al entrar en contacto con el oxígeno, se produce una reacción química que alcanza temperaturas de hasta 815 grados Celsius. Además de su capacidad para iluminar y generar un denso humo usado en tácticas militares, su contacto con la piel humana provoca quemaduras severas, a menudo penetrando hasta el hueso y con un proceso de curación extremadamente complicado.

El peligro de esta sustancia ha sido reconocido internacionalmente. Desde 1997, la Convención de Ginebra prohíbe el uso del fósforo blanco contra individuos. Esta reciente situación subraya la urgente necesidad de un seguimiento y regulación más estrictas en conflictos armados, para proteger a la población civil de las devastadoras consecuencias de las armas como el fósforo blanco.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -