lunes, diciembre 5, 2022

Rusia corta el gas a Polonia y Bulgaria por no querer pagar en rublos

Rusia ha procedido en el día de hoy a cortar el gas a Polonia y Bulgaria, por la negativa de estos países a realizar el pago por rublos.

El proveedor de energía polaco , PGNiG importó más de la mitad de su gas a través de Gazprom en los primeros tres meses de este año, pero Varsovia dice que «se las arreglará» sin el gas ruso y puede obtenerlo en otro lugar.La compañía afirmó que el almacenamiento subterráneo de gas estaba lleno en casi un 80% y, con la proximidad del verano, la demanda era menor.

Bulgaria dice que ya ha pagado por completo sus entregas de gas de abril y ha acusado a Gazprom de incumplir su contrato.»Por el momento, el gas natural se está utilizando más como arma política y económica en la guerra actual», dijo el ministro de este país, Alexander Nikolov.

Desde la capital,  Sofía,  estaba siguiendo la posición de la UE, que era que los países no se sometieran a las demandas rusas de comenzar a pagar el gas en rublos.

El anuncio se produce después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, exigiera que los países considerados «antipáticos» con Rusia debían comenzar a pagar en rublos los suministros de gas del país, algo que tanto Polonia como Bulgaria se han negado a hacer.

La demanda se considera un intento de impulsar el rublo, que se ha visto afectado por las sanciones occidentales. Ante esta decisión, el presidente Zelenski considera un chantaje más por parte de Moscú a la Unión Europea, con el fin de imponer su criterio por encima de todo.

También ha acusado a los «servicios secretos rusos, de estar están de una serie de explosiones en una región separatista prorrusa de Moldavia. Transnistria, que limita con Ucrania, ha sufrido una serie de ataques en los últimos días. Dos antenas de radio fueron destruidas y una unidad militar fue atacada. Según los informes, el Ministerio de Seguridad del Estado fue alcanzado con un lanzagranadas.

El gobierno respaldado por Rusia de la región ha entrado en «alerta roja» de terrorismo.Pero Ucrania ha afirmado que estas son las llamadas operaciones de «bandera falsa»,  en un intento de Rusia de desestabilizar la región y extender el conflicto.

Anteriormente, un alto asesor del presidente Putin dijo que los habitantes prorusos en Moldavia estaban siendo oprimidos,  lo que significa la misma excusa que se usó para justificar la invasión de Ucrania. Actualmente hay 1.500 soldados rusos estacionados en la región separatista de Moldavia, que hasta ahora no ha entrado en la guerra de Ucrania.

El temor es que puedan abrir un nuevo frente en el oeste de y  darle a Moscú una excusa para avanzar hasta Moldavia.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias