domingo, marzo 3, 2024
- Publicidad -

Toyota domina las 8 Horas de Bahréin 2023 con título mundial para Hartley, Buemi y Hirakawa

No te pierdas...

David Durán
David Durán
Periodista, escritor y comentarista, especializado en el motorsport y e-sports. Corresponsal en Andalucía para Estrella Digital.

Toyota Gazoo Racing ha sido la gran vencedora en las 8 Horas de Bahréin, séptima y última prueba de esta temporada 2023 del Campeonato Mundial de Resistencia. Una actuación impecable para el equipo japonés con el #8 logrando un triunfo de principio a fin con el #7 ejecutando una gran remontada para finalizar segundo. El Toyota #8, con Brendon Hartley, Ryo Hirakawa y Sébastien Buemi, conseguía además el título de pilotos. El Ferrari #50 de Antonio Fuoco, Miguel Molina y Nicklas Nielsen completaba el podio.

El fin de semana de las 8 Horas de Bahréin llegaba con anticipación al ser el final dentro del Mundial de Resistencia para dos de las categorías. Por un lado, los LMP2 dejarán de ser la segunda división, siendo retirados del calendario, confinados a otros campeonatos como la European Le Mans Series para darle más protagonismo a los Hypercars, la clase principal. Por otro lado, los LMGTE terminan su longeva presencia para dar paso a los LMGT3 en 2024, siendo estos los exitosos GT3 vistos en carreras de Sprint y resistencia con modificaciones mínimas.

También había expectación acerca del título de pilotos, siendo los Toyota #7 y #8 los grandes favoritos para llevarse la corona (después de que Toyota se llevase el de constructores en Fuji). El Ferrari #51 también tenía opciones matemáticas al igual que el #50 tenía opciones ínfimas: necesitaba ganar la carrera y que los otros tres coches no acabaran la carrera.

La primera jornada fue testigo de lo apoteósico que puede ser el tiempo en esta época del año en el desierto de Sakhir. Una tormenta de arena sorprendía a los pilotos y equipos en la primera sesión de entrenos libres…seguida de una lluvia torrencial, lo cual reducía el tiempo de pista de todos los equipos. Entre los Hypercar, además, se ausentaron los Glickenhaus, los cuales no continuarán en la temporada 2024 como ya contamos en Estrella Digital.

Como era de esperar, Toyota se llevó la pole position en clasificación, asegurando un doblete con el #8 en primera posición y el #7 en la segunda. El Cadillac fue tercero por delante del Porsche #6, estos dos superando a los dos Ferrari 499P. El Porsche #5, los dos 963 privados (Proton y Jota), los dos Peugeot 9X8 y el Vanwall completaban los puestos de la primera división.

En la clasificación de LMP2, United Autosports lograba el mejor tiempo con su #23 seguido del Alpine, el WRT #31, el Vector y el United #22 en una clasificación atípica. El Inter Europol #34 donde compite Albert Costa se clasificó séptimo mientras que el WRT #41, principal candidato al título, fue décimo (penúltimo) en esta sesión. En LMGTE, por otro lado, Iron Dames (Porsche) lograba el mejor tiempo por delante de D’Station Racing (Aston Martin), TF #25 (Aston Martin), Kessel #57 (Ferrari) y el Corvette oficial. En total 36 coches tomaban la salida (12 Hypercar, 11 LMP2 y 13 LMGTE).

Fia Wec Bahréin Toyota Hypercar Ferrari Porsche Cadillac Peugeot

Salida y error garrafal del Cadillac

A contrario que el jueves, para la carrera el tiempo era soleado con la temperatura ambiente y de la pista ideales para empezar estas 8 Horas de Bahréin. Una salida con accidentes empezando por una pasada de frenada del Cadillac que inició una reacción en cadena: tocó ligeramente al Toyota #7 (provocando que este trompeara y cayera al fondo del pelotón) y bloqueó al Porsche, dejando vía libre a los dos Ferrari a la par que se apretaba el pelotón, con el Porsche #5 y el Peugeot #93 situándose cuarto y quinto.

Por detrás, el byKolles empezaba la carrera trompeando (junto al Alpine y el United #23 de LMP2) y quedándose detrás de todos los GTE – además recibía una sanción de Drive Through cuando Esteban Guerrieri se soltó el cinturón de seguridad para cerrar la puerta cuando el coche estaba en marcha. El WRT #31 lideraba en LMP2 frente a el Prema #9 y los Jota mientras que en LMGTE el Iron Dames conservaba la punta por delante del Iron Lynx, que había saltado a la segunda posición adelantando a los Aston Martin, al Corvette y al Ferrari de Kessel.

Ambos Ferrari demostraban ser más competitivos en carrera que en clasificación, manteniéndole el ritmo al Toyota #8 líder. Tras el Porsche #5 aparecía el 963 de Jota mientras que el Peugeot, sexto, mantenía detrás al Cadillac que sufría con los planos que tenía en los neumáticos delanteros fruto de la bloqueada de frenada de la primera curva. Por detrás, los GTE tenían grandes batallas como el gran paralelo que tuvieron el Corvette y el Aston Martin #77. Mientras tanto, el Cadillac cumplía una sanción en boxes por el toque al Toyota #7 (que mientras tanto estaba remontando puestos y ya era octavo).

Fia Wec Bahréin Hypercar Lmp2

Miguel Molina, quien estaba gestionando en el Ferrari #50 que marchaba segundo, dejó pasar al #51 de Alessandro Pier Guidi cuando, doblando al Porsche GTE de Proton, tuvo un susto teniendo que irse por fuera, momento que aprovechó el Porsche #5 con Kevin Estre al volante para pegarse al 499P del español. En torno a la media hora de carrera, el Toyota #7 ya había pasado a ambos Peugeot, que cambiarán radicalmente de concepto a un coche con alerón trasero de cara a la temporada 2024 – ahora bien, se habla de que el 9X8 revisado no estará listo hasta las 24 Horas de Le Mans 2024.

El ritmo de los Porsche privados daba que pensar a Penske (aún más teniendo en cuenta que ya en la IMSA les habían mojado la oreja). El de Jota era cuarto tras haber pasado a los dos oficiales mientras que estos estaban siendo perseguidos por el Proton, todos ellos por delante de los Peugeot mientras que el Cadillac languidecía al final (eso sí, por delante del Vanwall). Iron Lynx, por su parte, se mantenía al frente con su Porsche en GTE mientras que Vector llevaba casi toda la carrera líder en LMP2 con Prema, WRT y Jota detrás, estos perseguidos por el coche de Inter Europol que ganó en Le Mans en la categoría.

Algo más tarde, Molina seguía gestionando neumáticos y le daban caza tanto el Toyota #7 como el Porsche de Jota, colocándose tercero Mike Conway con el misil japonés. Tras una hora de carrera empezaban las primeras paradas programadas, siendo los primeros el Toyota #7 (que había empleado más ritmo para remontar posiciones) y uno de los Porsche de Penske. La remontada continuó hasta llegar al Ferrari de Pier Guidi, quien se defendió con uñas y dientes para mantener detrás al Toyota #7 en sus retrovisores.

Mientras los Toyota seguían a lo suyo por delante de los Ferrari, el gran duelo estaba entre el Porsche de Proton pilotado por Neel Jani (ex oficial de la marca) y Laurens Vanthoor en el 963 #6, en varias ocasiones rodando en paralelo a la par que se quitaban doblados de en medio. A la hora y media había malas noticias, pues Albert Costa se quedaba parado con problemas mecánicos en el Inter Europol, logrando resetear y volver a carrera pero muy retrasado en una categoría muy competida.

Fia Wec Bahréin Hypercar Porsche

Mitad de carrera

Tras dos horas de carrera, Toyota ya lideraba con sus dos coches al frente, pues el Ferrari #51 defendió todo lo que pudo antes de tener que hacer su parada en boxes. Poco después el Vanwall se paraba justo en la entrada de boxes, aunque lograba arrancar de nuevo y llegar hasta su box. Mientras tanto, el Jota seguía cuarto, intercalado entre los dos Ferrari y por delante de los otros 963. También había sustos entre los LMGTE, con uno de los Ferrari de AF Corse trompeando mientras peleaba por posición.

La carrera se iba estabilizando a medida que la noche iba cayendo sobre el circuito de Sakhir. No sólo se iba la luz, sino también se le apagaba el coche de nuevo a Costa durante unos segundos – pese a ello, se mantenía séptimo de LMP2 mientras que WRT tenía a sus coches en primera y tercera posición, con el Prema #9 en segunda posición. Mientras tanto, seguían produciéndose grandes batallas, como las protagonizadas por el Corvette en la que sería su última carrera en el WEC dado que para 2024 LMGT3 se centrará, en principio, a equipos privados.

Tres horas de carrera habían pasado y el Porsche de Jota seguía progresando y ya estaba Yifei Ye tras la estela del Ferrari #51 pilotado por James Calado, este ya descolgado de los Toyota que rodaban con ritmo propio. Los Hypercar entraban en tromba, con el Toyota #7, el Cadillac, los Peugeot y el Ferrari #51 entrando casi a la par. El Porsche #6 lo hizo además con el freno delantero izquierdo en llamas, un fuego que se apagaba mientras el 963 salía de boxes. La estabilidad entre los Hypercar contrastaba con el constante movimiento en LMP2 y LMGTE.

Esos constantes movimientos los comprobó el Porsche #6 cuando tuvo que esquivar por fuera de la pista al Ferrari de Kessel, este casi perdiendo el control al pisar la línea blanca en una aceleración. Los Toyota seguían dominando por delante, de modo que la acción se centraba en la lucha por la tercera posición entre el Ferrari #50 y el Porsche #38, llegando incluso a intercambiarse posiciones durante varias vueltas en un precioso duelo Ferrari vs Porsche bajo la noche en Bahréin. Más atrás, Alex Riberas colocaba el Aston Martin #98 en tercera posición de LMGTE por detrás del Iron Lynx e Iron Dames.

De manera similar se mantuvieron las cosas cuando la carrera se acercaba a su fase final. Eso sí, entre WRT y Jota había lucha en LMP2 al mismo tiempo que el Porsche de Jota seguía peleando por el podio de Hypercar frente a los dos Ferrari 499P.

Fia Wec Bahréin Hypercar Ferrari

Los Ferrari y Porsche se enzarzan en una pelea a dos horas del final

Tras otro relevo, el Ferrari #50 pilotado por Nielsen adelantaba al #51 pilotado por Antonio Giovinazzi, siendo estos cuarto y quinto tras los Toyota y el Porsche dorado. Este sin duda siendo la sorpresa de esta carrera, siendo la cruz el Cadillac que seguía penúltimo tras los Peugeot. La carrera continuó sin sorpresas, salvo un Full Course Yellow (FCY) para que los comisarios limpiaran la pista de trozos de fibra desprendidos de algunos contactos en pista. En LMP2 ahora era Prema quien tenía sus coches en el podio con WRT de por medio.

El Porsche de Jota había entrado a boxes, pero pronto atrapó a los Ferrari pese a que venía de cumplir una penalización. Antonio Félix da Costa, sabedor de que posiblemente sea su última carrera en el WEC antes de dedicarse a tiempo completo a la Fórmula E, fue a por todas y se merendó al Ferrari #51 con una tremenda maniobra. El Porsche de Iron Lynx, que había liderado en LMGTE, entraba en boxes y se despedía de la carrera puesto que uno de sus pilotos estaba indispuesto y los otros dos ya habían superado el límite máximo de tiempo.

El #38 volvía a entrar, esta vez siendo adelantado por el Ferrari #51 en una parada más rápida, pero por detrás el #50 venía con neumáticos calientes y de hecho hubo ‘pique’ entre los dos Ferrari, llegando a rozarse en mitad del circuito. Tuvieron que poner orden entre los dos 499P, pasando el #51 por delante una vez este calentó sus neumáticos. No obstante, unas vueltas más tarde el #50 volvía a estar en tercera posición. Estaban lejos de los Toyota, pero si algo les pasaba a los GR010, los 499P aún podían ser campeones del mundo, un éxito para Ferrari en este primer año en el Mundial de Resistencia.

Mientras los Toyota seguían a lo suyo, los Ferrari veían como se les acercaba otra amenaza: el Porsche #6 pilotado por Kevin Estre aparecía y se colocaba a menos de un segundo de esa lucha por la última posición de podio. La batalla entre ambas marcas se prolongó durante toda una hora entre los cuatro coches, con el Ferrari #50 aguantando frente al Porsche oficial y privado que habían superado al #51. Mientras tanto, el Toyota #8 líder pilotado por Buemi llegaba a doblarles, encontrándose con esta batalla sin esperárselo.

Fia Wec Bahréin Toyota Hypercar
Título del Toyota #8 pese a las adversidades del BoP.

Doblete de Toyota y campeonato de pilotos

La pelea entre los Ferrari y Porsche continuó hasta la última hora de carrera, con el #50 manteniendo el ritmo frente a un #38 que ya estaba atacando con todo, dejando atrás tanto al Porsche #6 como al Ferrari #51. WRT seguía tratando de buscar el doblete frente a Prema y Jota para despedirse por todo lo alto de LMP2 mientras que Iron Dames buscaba terminar la era LMGTE con una ansiada victoria, la que se le ha escapado varias veces durante todo este año. Ahora bien, el Aston Martin #777 de D’Station venía muy fuerte y le recortaba segundos a falta de media hora para el final.

Justo en ese momento otro Aston Martin GTE, el de TF Sport, se paraba con problemas mecánicos, el único abandono hasta entonces aparte del de Iron Lynx (por cuestiones humanas en su caso). Las chicas del Iron Dames se aferraban a esa primera posición, manteniendo al Aston Martin a unos 2,7 segundos. En LMP2 se producían órdenes de equipo en WRT, con el #41 (que ya tenía en sus manos el campeonato) dejando pasar al #31 tras abrir hueco frente a Jota y los dos Prema. Serían los doblados los que decidirían la pelea entre Ferrari y Porsche así como entre Iron Dames y D’Station.

Al cumplirse las 8 horas, los Toyota cruzaban la meta con el #8 siendo vencedor y campeones de pilotos Brendon Hartley, Sébastien Buemi y Ryo Hirakawa – pese a un susto de última hora cuando un Ferrari de AF Corse trompeó en frente suya. El Toyota #7 terminaba segundo mientras que el Ferrari #50 completaba el podio defendiéndose ante Jota, a quienes los doblados le tocaron en momentos cumbre. El Porsche #6 se mantenía delante del Ferrari #51, con el otro Penske, los dos Peugeot, el Proton, el Cadillac y el Vanwall completando la clasificación.

El WRT #41 pilotado por Louis Delétraz desobedeció las órdenes de equipo y mantuvo posición, ganando por delante del #31 (y negándole la posibilidad de quedar más alto en la clasificación final), dejando al Inter Europol de Albert Costa como subcampeones. Jota acabó tercero de LMP2 seguido de los dos coches de Prema, el Inter Europol, el Alpine y los dos United Autosports cuya carrera se deshizo en la misma salida.

En este final de los LMGTE se produjo la victoria histórica del Iron Dames, primera de un equipo 100% femenino en el Mundial de Resistencia. El Aston Martin #777 quedó segundo por delante del #98 por delante de los Ferrari de AF Corse y Kessel, el Porsche de Proton y el Corvette que cerraba su año final en el WEC como campeones.

Fia Wec Bahréin Lmgte Porsche Iron Dames

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -