lunes, mayo 20, 2024
- Publicidad -

Doblete de Red Bull y Sainz salva un podio en Monza

Red Bull ha conseguido un doblete en el Gran Premio de Italia tras imponerse con creces a Ferrari. Carlos Sainz, que no ha podido luchar por la victoria, ha logrado un merecido podio en casa de la Scuderia.

No te pierdas...

Ángela Merino
Ángela Merino
Periodista y comunicadora. | [email protected]

Max Verstappen ha conseguido la victoria en el Gran Premio de Italia acompañado en el segundo escalón del podio por Sergio Pérez. Red Bull está en otra galaxia y hoy los Ferrari no han podido hacer nada para conseguir la victoria en casa. Carlos Sainz, que ha sufrido durante toda la carrera e incluso ha recibido ataques de su compañero de equipo, ha logrado un podio que probablemente le deja un muy buen sabor de boca. Fernando Alonso ha tenido su día y solo ha podido ser noveno.

El Gran Premio de Italia es un imprescindible en el calendario de Fórmula 1 y un lugar especial para Ferrari y sus ‘tifosi’. La emoción antes de comenzar la prueba era máxima por la Pole que Carlos Sainz logró en el día de ayer, más especial si cabe frente a esta afición. Sin embargo, todos sabían que al lado tenía a Max Verstappen, el hombre que nunca falla.

Antes de eso, los problemas llegaron desde la vuelta de formación. Yuki Tsunoda tuvo que aparcar su AlphaTauri en la recta de atrás por un fallo mecánico, lo que obligó a abortar la salida, dar una vuelta extra de formación y retrasar el inicio de la carrera. Mientras tanto, Leclerc preguntaba por radio si estaba porque «el coche no gira demasiado bien en las curvas a derechas».

Los coches estuvieron bastante tiempo parados en la parrilla hasta que permitieron a los mecánicos acceder a la pista para refrigerar los coches y poner mantas en los neumáticos. Haas informó también de un problema con los semáforos, lo que obligó a retrasar la salida hasta 20 minutos y a recortar dos vueltas a la distancia total de carrera. En la salida, Sainz salió muy bien, le ganó la partida a Verstappen y defendió muy bien su posición en la segunda chicane. Leclerc hizo varios movimientos en la recta para buscar un hueco, pero Max los cerró todos y el que estuvo a punto de pasarle a él fue Russell por detrás.

Pese a los intentos de adelantamiento, las posiciones de cabeza no cambiaron en los primeros metros. Por detrás, Alonso sí que perdió una posición con Nico Hülkenberg y Alex Albon no tardó en recuperar la que perdió con Oscar Piastri. Verstappen comenzó la persecución de Sainz, que incluso dijo por radio que el Ferrari del español ya se estaba deslizando. El primer ataque llegó en la Vuelta 6, cuando Max intentó colarse por el vértice de la primera curva y tuvo que frenar para no tocarse. «Es un movimiento sucio», dijo Verstappen por radio, mientras en Ferrari felicitaban a Sainz por la defensa.

Leclerc debía sumarse a la lucha por detrás para echarle un cable a su compañero de equipo, mientras que por detrás también querían sumarse a la pelea. Pérez se impacientaba detrás de Russell, que no era capaz de adelantarle a pesar de tener más velocidad. El primer ‘encontronazo’ entre ambos fue en la Curva 14, pues se saltaron la primera chicane y ‘Checo’ culpó a George de echarle fuera.

Apenas dos vueltas después, Sainz bloqueó en la primera curva y Verstappen lo aprovechó. El neerlandés estaba esperando que Carlos cometiera un error y llegó, lo que le impidió salir con velocidad de la segunda curva. Los dos fueron casi en paralelo hacia las dos Lesmo, pero Verstappen tenía el interior y se puso líder de la carrera. Sainz intentó volver a engancharse, pero Max se fue a más de tres segundos en apenas dos vueltas. Por detrás, Pérez también consiguió superar a Russell en la primera curva.

El madrileño se quejaba de que sus neumáticos estaban muertos y Leclerc se le echaba encima. Esperaron dos vueltas, pero Carlos paró en la 20 para montar neumáticos duros mientras que Pérez cogió a Leclerc. La parada de Ferrari obligó a reaccionar a Red Bull, que llamaron a Verstappen una vuelta después para protegerse. Leclerc también paró y salió apenas unas décimas por detrás de su compañero de equipo, aunque dispuesto a pasarle en pista.

Los dos Ferrari continuaron su particular pelea mientras Pérez entraba en boxes con la intención de hacerle un ‘overcut’ a los dos. No lo consiguió, pero salió del Pit-Lane solo un segundo por detrás de los coches rojos.

Aunque los cuatro de cabeza se llevaban todo el protagonismo, por detrás también había luchas e incidentes. Russell fue sancionado con cinco segundos por saltarse la chicane y no devolverle la posición a Ocon. Los dos McLaren también tuvieron sus más y sus menos, pues se tocaron en el mismo punto justo después de que Norris le hiciera un ‘undercut’ a Piastri. El resto de pilotos completó poco a poco sus paradas y las posiciones volvieron a estabilizarse.

Alonso no estaba teniendo una carrera demasiado vistosa ni sobresaliente, aunque sí compitió dentro de sus posibilidades. Hamilton fue uno de los últimos en parar y aunque salió por detrás de Alonso, no tardó en ganarle la novena posición con neumáticos medios. Eso sí, el español podía tener otra oportunidad en la recta final de la carrera.

Por delante, la pelea era entre Pérez y Leclerc. El mexicano intentaba buscar huecos hasta que se mascó la tragedia en la Vuelta 31. ‘Checo’ se pegó en la recta de meta, no pudo en la primera frenada y lo volvió a intentar en la Curva 4, aunque tocó ligeramente la tierra y a punto estuvo de perder el coche. Se quejó por radio de que Charles no le había dejado espacio, pero desde Red Bull le decían que tenía la velocidad suficiente para pasarle. Y así fue, solo le hicieron falta unos metros más para llegar de nuevo a la recta de meta y superarle sin mucho esfuerzo.

La siguiente parada de Pérez era Sainz, que veía poco probable aguantarle detrás durante casi 20 vueltas. Sin embargo, el madrileño aguantó mejor de lo previsto y Leclerc se empezó a echar encima de Pérez otra vez con el DRS.

Mientras tanto, por detrás había una pelea abierta entre Albon, Norris y Piastri a la que se quería sumar Hamilton por detrás. En McLaren llamaban a Norris a boxes para adelantar porque llevaba más de 15 vueltas detrás del Williams, pero todo era teatro. Lewis llegó hasta Piastri y le tiró el coche en la segunda oportunidad que tuvo. El británico lo hizo por el interior, pero se cruzó y ambos se tocaron. El incidente provocó daños en el alerón delantero de Piastri y Hamilton recibió una sanción de cinco segundos por causar una colisión.

El sufrimiento continuó por delante con la lucha de Sainz y Pérez. El mexicano se saltó la primera chicane hasta en dos ocasiones y en la Vuelta 46 terminó adelantándole mientras se quejaba por radio de sus maniobras. A partir de ahí, comenzó otra pelea: la de Sainz y Leclerc. En otras ocasiones, y cuando Charles ha estado por delante, Ferrari no les ha permitido correr. Esta vez, teniendo el podio en la mano en casa, los dos se la jugaron y corrieron el riesgo de perderlo todo. El monegasco adelantó a su compañero de equipo, pero se pasó de frenada y el español lo aprovechó para recuperar la posición de podio.

La otra pelea era la que había inmediatamente por detrás. Hamilton tenía un ritmo espectacular —y también una sanción de cinco segundos—, así que lo aprovechó para superar tanto a Norris como a Albon. Alonso también ‘cazó’ a este grupo con la intención de mantenerse a menos de cinco segundos del británico de Mercedes.

«No tomes riesgos, pero carrera hasta el final», le dijo el ingeniero de pista de Leclerc por radio. Y así lo hicieron, ambos Ferrari ofrecieron espectáculo hasta la línea de meta con varias situaciones comprometidas que podían haber acabado muy mal. Los dos Red Bull han conseguido un doblete, Verstappen su victoria número 10 y Sainz un podio muy merecido. Por detrás, Leclerc, Russell, Hamilton, Albon, Norris, Alonso y Bottas completan el Top 10 de una carrera repleta de acción.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -