Imprimir

Alonso, peor con McLaren-Honda que con Minardi

Alberto Puente | 28 de marzo de 2017

Fernando Alonso.
Fernando Alonso.

Si bien en su primer curso el español abandonó hasta en ocho citas del calendario, la escudería italiana le brindó tras el invierno un monoplaza capaz de sostenerse en pista noventa minutos. Los británicos, en cambio, han privado al español de finalizar en todas las primeras pruebas desde su fichaje

Con sólo dieciocho años el día de su debut, Fernando Alonso se atrevió a apuntar a lo más alto: “Quiero ser campeón del Mundo”. Aquella temporada, en 2001, estuvo al frente de Minardi, una escudería reconocida por su incapacidad para presentar batalla. El curso, a la par que ilusionante, fue duro para el asturiano, que abandonó hasta en ocho ocasiones. Sin embargo, ingenieros y mecánicos lograron servirle tras el invierno un monoplaza que se sostuviera en pista noventa minutos. Algo que sería anecdótico si no fuese porque McLaren-Honda ha privado al español de finalizar en todas las primeras pruebas desde su fichaje.

Las sensaciones de McLaren-Honda tras el Gran Premio de Australia no han cambiado un ápice respecto a la pretemporada. La sonrisa de Alonso y Vandoorne en la presentación del MLC32 se desvaneció sobre el circuito de Montmeló tras vislumbrar que que el monoplaza no tenía ritmo siquiera para estar en los puntos. Sobre Melbourne, el español hizo “la mejor carrera de su vida” y se mantuvo décimo hasta que a falta de cinco vueltas para el final, la falta de fiabilidad hizo mella y le obligó a abandonar. Su compañero, decimotercero, tampoco salió bien parado.

Era difícil presagiar un estreno tan decepcionante. Sobre todo, cuando desde el inicio de la alianza entre McLaren y Honda, se marcó el 2017 como fecha para pelear por el campeonato. La eliminación de los tokens puede permitir un paso al frente del equipo británico a lo largo del 2017, pero lo único cierto hasta el momento es que de nuevo han llegado mal al inicio de la temporada. No es un caso aislado, pues el mismo guión se repitió en los dos años anteriores.

Tres desastres

En 2015, Alonso, tras un accidente en Barcelona, se vio obligado a ausentarse de la primera cita del Mundial. Después, en Malasia, una avería le frenó con tan sólo veintidós vueltas transcurridas. Era el primer curso, y la pretemporada había sido escasa. Sin información alguna del coche, los problemas parecían obvios. En 2016 fue un accidente el que le privó de finalizar la prueba, aunque haberlo hecho tampoco le hubiera dejado muy satisfecho, ya que su compañero de equipo, Button por aquel entonces, fue doblado y quedó muy lejos de la cabeza.

En este 2017 los problemas persisten. Alonso lidió toda la carrera con un fallo en los frenos, y aún así se mantuvo en la zona de puntos hasta que la avería se intensificó en la recta final y se vio obligado a parar. Llama enormemente la atención la falta de fiabilidad de McLaren-Honda, cuando ni Minardi atravesó esos problemas en 2001. Alonso, con una escudería de las más débiles del campeonato, en el año de su debut en la Fórmula 1 con tan sólo dieciocho años, finalizó las dos primeras carreras del Mundial. Si bien es cierto que después batió el récord de abandonos de su carrera, también lo es que los mecánicos e ingenieros consiguieron tener a tiempo un monoplaza que se sostuviera en pista durante noventa minutos.

Una confianza de la que carece McLaren-Honda. Siempre, tras cada invierno, las expectativas son altas, pero después ni siquiera llegan a ofrecerle a Alonso la posibilidad de acabar en pista, sea cual sea el ritmo. En esta última ocasión, los problemas residieron en los británicos, y no en los nipones, tan criticados por la escasa potencia de la unidad de potencia. Ni en Minardi atravesó el español tantos problemas en cada inicio del Mundial.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/motor/alonso-peor-mclarenhonda-minardi/20170328203626316727.html


© 2020 Estrella Digital
Estrella Digital