miércoles 23.10.2019
LOS PEORES AMIGOS DE LOS CANES

¡Cuidado con el perro! Crecen los casos de envenenamiento en los parques

Salchichas con clavos dentro o alimentos envenenados. Desde la FAPAM lamentan que es difícil encontrar a los culpables, aunque señalan a vecinos cansados de las defecaciones de estos animales. Internet se convierte en una macabra escuela que insta a matar a estos animales

Salchichas con clavos y alambres. | Imagen de Facebook
Salchichas con clavos y alambres. | Imagen de Facebook

Los casos de perros envenenados o de perros que ingieren comida con clavos en parques no paran de aumentar. El precedente más reciente ocurrió en el madrileño barrio de La Elipa el pasado mes de febrero, cuando murieron dos canes por ingerir unas salchichas en las que había metidos algunos alfileres y alambres. Además de estas dos defunciones, tres perros también resultaron heridos. Mati Cubillo, presidenta de FAPAM, lamenta los hechos: "No se ha encontrado aún ningún culpable".

Las teorías del porqué de estas prácticas se suelen conglomerar en una: personas que, cansadas de las defecaciones y las micciones de los perros de sus vecinos, se toman la justicia por su mano y deciden acabar con la vida del mejor amigo del hombre. "Psicópatas que tienen la intención de hacer daño", para la presidente del FAPAM.

"Los envenenamientos a perros y gatos es una práctica demasiada habitual y la dificultad de encontrar al culpable es un aliciente para que el psicópata siga cometiendo estos delitos", afirma.

"En cuanto ven movimiento de autoridades o noticias en prensa dejan de actuar en la zona, por lo que es muy difícil enculparlos. A pesar de ello, ha habido patrullas de vecinos que han vigilado las zonas donde se cometen estas atrocidades", declara Mati. Desde la Asociación se toman algunas medidas como la colación de carteles con el código penal, "donde se advierte que estás prácticas conllevan penas de hasta un año de cárcel".

Curiosamente, a pesar de la multitud de casos que se suceden a lo largo del año, no son tantas las denuncias que se registran. "Los dueños no denuncian porque saben que éstas, en su mayoría, suelen acabar archivadas", se lamenta. Además, la presidenta de la Asociación cree que "hace falta una mejora de las leyes para proteger más al animal". Aunque recalca que sería más importante que se aplicarán las ya existentes. Reclama una "mayor voluntad política" para aplicar las leyes. 

Pero no sólo los perros corren peligro de envenenamiento. Los niños pequeños también pueden sufrir envenenamientos o desgarros de estómago por la ingesta de la comida con clavos. "Hasta que no ocurra una desgracia no se tomarán medidas", declara Mati. Fuera de nuestras fronteras, en Florida, un niño tuvo que ser atendido por ingerir veneno que se usaba para matar hormigas.

Los dueños de perros, cansados de estas prácticas, advierten cuando encuentran algo sospechoso a través de páginas de Facebook como AVISO.ZONASconVENENO. Gracias a este grupo son muchas las personas que consiguen esquivar estas 'trampas'. 

Pero en internet no sólo puedes encontrar consejos o pistas para evitar el envenenamiento del perro. También te puedes encontrar todo lo contrario. En portales como Yahoo o Forocoches hay comentarios que instan e incluso explican cómo realizar un veneno casero para canes. 

Entre los que se consideran más repugnantes, destaca este: "Pon vidrios cortados dentro de tu basura, puedes ponerle veneno para ratas, pero no en mucha cantidad ya que podría morir instantáneamente y tú tendrías que recoger el cadáver, es mejor q le des poco para que siga caminando y después de unos minutos muera".

Desde FAPAM "lamentan" estos comentarios y "afirman" que son muchas las personas que llaman denunciándolo. Desgraciadamente, en el código penal "no se recoge" como infracción "la apología del maltrato animal", como sí sucede con el terrorismo, por lo que el aconsejar o instar a matar a un animal por internet, no es delito.

Venenos Naturales

Además de los envenenamientos artificiales o químicos, existen otros peligros naturales para los perros. La procesionaria, una oruga que habita sobre todo en pinos, es uno de ellos. El riesgo está al tocarlas o al acercarse mucho a ellas, sus pelos urticantes son como dardos envenenados y tiene cientos de miles. Cuando se sienten amenazadas los sueltan. Por eso no hace falta haberlos tocado para verse afectado. La oruga suele presentarse siempre en forma de procesión (ligadas unas a otras) y ubicarse cerca de los pinos donde instalan los "bolsones" en los que se desarrolla la larva.

"La procesionaria es peor que cualquier veneno químico", afirma Mati. Además, la crisis económica ha hecho que "las fumigaciones hayan descendido paulatinamente". Municipios como Colmenar Viejo o Alcobendas están plagados de estas orugas. "Lo mejor es apartar al animal de la zona, pero nunca pisarlas, porque puedes esparcir su veneno", aconseja la presidenta de la Federación.

 El chocolate es otro elemento que puede intoxicar a nuestro animal debido a unos productos químicos llamados metilxantinas. Dependiendo de la cantidad ingerida y del peso del can, puede llegar a ser mortal. Por eso desde FAPAM recomiendan "alejar al animal de este alimento tan mortífero para ellos". 

Comentarios