miércoles 27.05.2020
Se buscan "chivatos"

Los trabajadores de RTVE denuncian "listas de rojos"

Aseguran que la dirección de la casa está llevando a cabo un "fascismo empresarial"

Imagen con la que UGT resume la situación actual en RTVE.
Imagen con la que UGT resume la situación actual en RTVE.

Sigue la "guerra" entre los trabajadores de informativos de TVE y la dirección de los mismos. A las sentadas y concentraciones se ha unido ahora una denuncia por parte de los primeros de "fascismo empresarial".

Según UGT CRTVE, los trabajadores de la casa están siendo "acosados" en sus asambleas por “apuntadores” de la dirección de informativos, "en un claro ejercicio de instaurar el miedo para reprimir y coartar sus derechos y libertades".

En el sindicato están convencidos de que la dirección de CRTVE está llevando a cabo una "práctica perversa de elaborar listas de “rojos” en las redacciones", y asegura que ahora ha ido un paso más allá al trasladar esta práctica al ámbito de las relaciones laborales, "y así hemos asistido a una imagen lamentable: los directivos de informativos acudiendo a las asambleas y concentraciones en Torrespaña para tomar nota de quien está y de quién no, para poner cruces sobre los trabajadores más activos en la defensa de RTVE, para ejercer de “chivatos” que es claramente el perfil que busca esta dirección para formar su “equipo”, para hacernos retroceder no sólo a los tiempos del NODO en nuestras redacciones, sino también a los tiempos del patrón en materia de relaciones laborales". 

Para ellos, la intención de la dirección de la asa es "instaurar el miedo y coartar la libertad de expresión", y por ello insisten en que "están organizando una purga en toda regla, con unos métodos y unas actitudes que chocan frontalmente con nuestra Constitución, situándose en el antagonismo del espíritu democrático y de convivencia que la inspiró".

Por todos estos motivos creen que "esta dirección ya se ha ganado el calificativo de FASCISTA y SECTARIA con su élite de apuntadores en nuestras asambleas", pidiendo por ello a la misma que les facilite toda la información sobre los trámites de dichos ceses.

Segú ellos, a los trabajadores sólo les quedan dos opciones, "bajar la cabeza y someternos a un retroceso de nuestros derechos que nos lleva a los tiempos del Caudillo, o no consentirlo de ningún modo y hacernos fuertes en la trinchera de los que defendemos la independencia, la pluralidad y la objetividad".  



Comentarios